¿Cagan los vegetarianos?

Ya sé que todo el mundo se pasa el día tratando de solventar los grandes problemas del universo y buscando fórmulas para que la humanidad sobreviva hasta el fin de los tiempos y de verdad que me avergüenzo de mi mismo porque yo mientras tanto no puedo dejar de pensar en boberías y desaprovecho ese escaso intelecto que Dios me dio haciendo el payaso pero es que no hay forma de evitarlo. Si valiese para algo más seguramente me habría quedado en la universidad, habría hecho el doctorado y ahora estaría oliendo coñitos de jóvenes de dieciocho años y eligiendo a las mejores para follármelas como hacen todos los doctores que conozco, que son muchos. No hay mejor vida que la del profesor universitario, vacilando con las niñas, escribiendo artículos para exponer en congresos que son siempre en lugares exóticos y a los que solo van para salir de putas y jugando a ser dioses en los exámenes aprobando o suspendiendo a la gente según les salga de los redaños. En lugar de eso acabé trabajando en una multinacional, atendiendo aburridísimas reuniones en las que se me ocurren estas ideas bobas y viviendo a tres mil kilómetros de la tierra que me vio nacer.

Bonita introducción pero ya me estoy desviando del tema. Que digo yo que los vegetarianos no cagan y me preocupa porque eso no puede ser bueno. Llegar a tremenda conclusión es el producto de una sesuda investigación en la que mismamente yo he sido la cobaya. Con la coña del Zeskamp al que estoy invitado me tengo que poner en forma y lo primero ha sido perder el lastre que arrastro desde que estuve en las Canarias. Me sobran unos kilos que se han acumulado en el tripón y no quiero ser el hazmerreír de los cabezas de queso cuando me tenga que quitar la camisa y exponer mi velludo pecho y esa pista de aterrizaje de helicópteros que me ha crecido en la tripa. Para remediarlo he optado por la dieta vegetariana y me he pasado a las ensaladas, que ocupan mucho volumen pero son puro aire. Habitualmente prefiero las dietas a base de comer carne que molan más pero como siempre hago la misma y resulta aburrido esta vez decidí elegir las verduras y sufrir un poco.

Después de dos días comiendo vegetales yo lo único que noté es que dejé de cagar. Fue como si se me hubieran quitado las ganas. No perdía peso pero tampoco lo ganaba. Por habito me sentaba en el retrete a disfrutar con mi baño de diseño y tras un rato, visto que no hay voluntad, pues me iba. Me leí las etiquetas de todas las cosas que tengo en el baño y al final opté por abrir la ventana y así mirar a la calle del aburrimiento. Lo que me preocupa es que el mundo está lleno de gente vegetariana y digo yo que tiene que ser terrible para ellos el vivir sin cagar. Es que no puede ser sano que Dios creó el mundo sentado en el retrete y eso se nota por la cantidad de mierda que metió en el mismo. Tras cuarenta y ocho horas de dieta vegetariana mi preocupación era más que evidente. Un vacío interior y una sensación de quiero pero no puedo me embargaba día y noche. Hasta pensé en renunciar y volver a comer carne. A la hora de la cena, que os recuerdo es la comida principal en los Países Bajos ya que el almuerzo brilla por su ausencia, me sentía como una cabra comiendo esos hierbajos aliñados. No lloro porque se me secaron los lagrimales después de ver esa mierda de película que es azul chimpún casi pachín que si no me pasaría la cena a lágrima viva. El tercer día por la mañana sigo desganado y como los días anteriores, decido que me tengo que sentar en el baño aunque sea para amortizar la inversión en clase y estilo. Me llevo el móvil para jugar un rato y cuando estoy en medio de la partida lo siento venir. Es algo como muy lejano, una señal débil y que requiere de un esfuerzo adicional. Dejo el móvil, cierro los ojos, comienzo con los ejercicios respiratorios y tras lo que parece una eternidad escucho un sonido anómalo y una sensación que solo se puede definir como extraña recorre todo mi cuerpo con epicentro en el tercer ojo. Yo las buenas cagadas las veo como partos y después de tanto cine me hago las respiraciones de las parturientas e incluso las caras que ponen cuando tratan de expulsar algo de dentro de sí. El chapoteo en el agua del retrete es como la prueba del algodón, no engaña. Estoy cagando bolitas, como las cabras. En mi vida me había pasado esto y ahora entiendo por qué esos putos bichos van por el campo soltando pequeñas bolas del tamaño de boliches. Son los efectos del vegetarianismo. Es algo malo per se, algo terrible. Dios no nos creó para que caguemos boliches, nos diseñó para grandes jiñadas, mierdas gloriosas capaces de tupir un retrete y no hay mayor ofensa que estas cagadillas endebles. Sobre la marcha decidí abandonar esta malsana dieta, me fui a la nevera, agarré un paquete de jamón serrano que me traje de España la última vez que estuve (Pata negra por supuesto) y de una tacada me endiñé todo el jamón.

No quiero ni oír hablar de comidas vegetarianas. En mi casa se come carne de cochino, de vaca, de cordero, de ternera y de lo que haga falta, pero siempre carne. Y volviendo al título de esta anotación, ahora sabemos que los vegetarianos cagan, pero ¿es justa y verdadera su mierda? Yo creo que no….

Technorati Tags:

37 opiniones en “¿Cagan los vegetarianos?”

  1. JAJAJAJA! Yo expondré mi granito de arena a esta interesante investigación sobre el honorable acto del jiñamiento vegetariano: tengo una amiga vegetariana, y soy testigo y doy fe de que los vegetarianos sí cagan, pero supongo que lo hacen una vez que su metabolismo se ha acostumbrado, es decir, cuando han pasado unos cuantos milenios; supongo que primero lo harán en forma de canicas orgánicas, como bien has expuesto, pero luego recuperan el tiempo perdido y cagan que da gusto, y además les huele mal, MUY MAL; no es un olor “normal”, soportable, es como de putrefacción, que me imagino que será debido a la concentración de hierbas y matojos varios en el estómago. Sólo sé que, después de utilizar el aseo ella, yo no pude entrar hasta transcurrido un laaargo rato, debido al insalubre, tóxico y perfumado ambiente que había dejado. Después se excusó del pecado cometido diciéndome: “jijiji, eso es lo que tiene la dieta vegetariana…”. Aún tengo pesadillas.

  2. Por suerte acabé con la dieta antes de llegar a los malos olores y como no conozco gente vegetariana no podré preguntar si su mierda es putrefacta o no.

  3. Si yo he escuchado eso de gente relacionada con el mundo vegetariano, lo cual es la prueba palpable de que algo anómalo estan haciendo esos pobres “anorantes”. Debe ser que fermenta de alguna manera extraña, es como comer galletas antes de irte a dormir, el fermento que producen en tu estomago hace que al día siguiente parezcas una bombona de metano.

  4. Jolín, a mí las galletas no me fermentan pero la fabada asturiana es un escándalo. El otro día me pegué una lata y tres horas más tarde movía las cortinas de la cocina desde el salón con los torpedos que lanzaba. Parecía una sopladera desinflándome.

  5. Que somos, lechugas? tenemos hojas y somos verdes? NO somos sonrosaditos y de carne! la ternera se come el verde y yo me como a la ternera, o al cerdo, o a lo que sea pero que esté más arriba en la cadena alimenticia y me ahorro pasos! Lo verde como acompañamiento, para que mi madre no me pueda echar la bronca.
    Y además voy a hacer una confesión: yo intenté “mejorar” mi dieta, porque una amiga me comía la cabeza diciendo que tanta carne no podía ser buena, y despues de cinco días sin ir al baño, hinchada cual globo aerostático y con la ropa que ya no me entraba, la mandé a la mierda mientras me preparaba un buen chuletón con patatas fritas. Mano de santo.

  6. Por una vez y sin que sirva de precedente veo que coincidimos en que lo del vegetarianismo es una basura.
    Por otra parte, hay que ver la semana que me está saliendo por aquí. Yo que quiero darle un tono inCulto a la bitácora con muchas citas a escritores famosos y mucho valor añadido y no consigo sacar la cabeza del verdulerismo.

  7. espero que todo lo que estáis diciendo del vegetarianismo sea puro cuento, o al menos, desconocimiento, porque a veces me da la impresión que habláis en serio

  8. Por supuesto que hablamos en serio. Las cabras cagan boliches y ahora gracias a este estudio sabemos que los vegetarianos también y que cuando superan esa fase, echan una mierda mierdosa que despide un hedor tan profundo que te produce arcadas, lo cual, querido amigo es un signo claro que confirma la existencia de Dios y nos ata de por vida al consumo masivo de carne y al disfrute con dicho consumo. He dicho.

  9. Sulaco, viendo las hermosas fotos que publicas, tan propias de la primavera, y tan propio en esta bonita estación del año tener un subidón de testosterona, creo muy acertado por tu parte sacar el tema del vegetarianismo. Como miel para abeja es la dieta para la mujer, allá donde hay palabra DIETA hay mujer con teta.

  10. O sea que los doctores, profesores de univerisidad son vegetarianos? Así ponen esas cagadas de notas. o o o o

  11. Lo de los profesores ha quedado un poco descolgado del resto pero que le vamos a hacer, mi pensamiento sigue caminos misteriosos y en su momento me pareció un buen tema para comenzar el asunto. Conozco a un profesor universitario que el muy hijoputa cada año aprueba solo a 12 alumnos, independientemente de su número. De entre los 12 se reserva un comodín que es el/la capullo que le cae bien y al que aprueba haga lo que haga. Y ese hijoputa saca su sueldo del erario público español. Y tiene una novai que mama pollas como quien come magdalenas … pero esa es otra historia.

  12. Joder, este post es sin duda el más brillante desde hace mucho tiempo. Enhorabuena por ello. Y me ha traido a la memoria uno de aquellos textos que circulaban (o circulan) por internet hace muchos años sobre la tipología de mierdas: me parece que una de ellas era la cagada-parto, en la que costaba tanto trabajo la expulsión que después le ponías nombre al zurullo…

  13. Jan, doy fe de lo que dices sobre las cagadas de los vegetarianos porque he estado en tu misma situación. Yo también tengo una amiga muy pijilla que es vegetariana y, un día estando en mi casa, me pidió tímida, pero urgentemente, ir al baño…: Lo primero es que se estuvo ahí dos horas lo menos, no sé si es porque le costó mucho o para que le diera tiempo a disipar el olor. El caso es que cuando salió… ¡Joder! de la peste se removieron hasta los azulejos; estuve a punto de salirme de casa por si me intoxicaba. Ella no lo dijo, pero se la veía muy avergonzada. Lo malo es que la tía es la más guapa del grupo y ese día cayó el mito para mí y todos mis amigos.

  14. No sé si esto es un piropo o un insulto a mi capacidad creadora pero de todas maneras, gracias. A menos que ocurra un milagro, hoy estoy de crisis creativa y acabaré mirándome el ombligo y escribiendo sobre la nada o sobre la blogosfera, que siempre da juego.

    Hay mucha literatura sobre el jiñar en esta bitácora. Sin ir más lejos está la trilogia de la mierda compuesta por la gran cagada, cagarás mierda y come mielda.

  15. Jimmy Neutron, gracias a tí ahora me siento más comprendido y arropado, porque alguien ha vivido en sus propias carnes el horror por el que pasé y me comprende. Deberíamos de fundar una organización: “Damnificados Psíquicos por la Mierda Vegetariana”

  16. Para los vegetarianos,tengo una receta buenísima. Haces quiché, ¿no?, la metes en el horno y luego tiras esa gilipollez por la ventana. Después te sirves un buen filete (ya sabes, coges el ternero, le quitas los cuernos, le limpias la mierda y te lo jalas)

  17. Bienvenido Emilio y no te preocupes que en dos semanas se te pasa el efecto novedad y puedes continuar con tu vida tranquilamente.

  18. Como bien dices, una cagada no merece el adjetivo de gloriosa si no está cerca de tupir el retrete. Las bolitas de los vegetarianos seguro que ni siquiera tienen olor, un elemento insustituible en toda buena defecación.
    Saludos

  19. creo que la sintetizacion de un musculo o nervio muerto dara un resultado mas putrefacto que el de un cereal, legumbres, o vegetales …. Puedo dar cuenta de esto por muchas de mis amistades, vegetarianos y carnivors–…. los ultimos se llevan el premio …. vomitivos

  20. Ahps, soy vegetariano y tengo una excelente digestion y de hecho no queda olor en el baño en contraposicion a cuando comia carne y el olor era muy desagradable

  21. Joder, ALEX, con lo finolis que te pones y luego has ido oliéndole el culo a todos tus amigos -carnivoros y vegetarianos como tú dices- para ver si olía a rosas o a claveles. Tío qué chungo…

  22. Dios Alex, graba vídeos y ponlos en youtube. Está más que comprobado que los vegetarianos cagan con más tufo, peste o hedor. Compara una mierda cualquiera de carnívoro con la de una vaca. No hay color, ni olor. La primera viene equipada con un toque de perfume y la de la vaca es como la historia interminable. Huele hasta cuando la usas un mes más tarde para abonar un terreno.

  23. Es de la organización de ?Damnificados Psíquicos por la Mierda Vegetariana?? (fundada por Jan en mayo de este año, y a la que estamos afiliados unos cuantos) en colaboración con otras ilustres instituciones que, en una u otra medida han aportado su granito de arena al susodicho estudio.

  24. Y también experiencia propia que yo cada vez que como ensaladas tres días seguido tengo que ir a cagar a casa de colegas para no dejar apestando mi baño 😉

  25. sulaco,
    te acuerdas cuando fuimos a comer al griego?
    carne y carne por todos lados
    pense que iba a reventar

  26. Un plato con tres tipos de carne diferente y más de medio kilo en total. La jiñada al día siguiente fue memorable. Aún se resienten las cañerías cuando piensan lo que les c ayó ese día.

  27. La pobre Marina, sin amigos porque cada vez que jiña espanta hasta los moscarrones verdes con el pestazo tan grande que produce la maceración intestinal de matojos. Demosle un abrazo virtual y un poco de apoyo emocional que le hace falta. Me acordaré de ella esta noche cuando me encochine a albóndigas.

  28. Cuando pilleis cancer de colon todos los graciosillos carroñeros de esta mierda pagina , no os reireis tanto.

  29. Pobre cassano, otro hijoputa vegetariano que morirá solo y al que cuando lo intenten incinerar reventará en una tremenda explosión producto de toda esa putrefacción interior.

  30. ese olor al que tanto criticais es simplemente que el cuerpo esta eliminando toxinas en cantidad, y eso es bueno , yo no soy vejetariana, soy naturista, osea que como carne, y pescado , de tarde en tarde, y dicho sea de paso, tengo una salud delicatesen, pues con una dieta equilibrada , en su momento mejore, mucho digo esto porque ya hace un monton de años de todo, y como dato curioso os dire que cuando me paso comiendo cosas que no debo, me pongo muy chunga, besotes a todos mila

  31. es simplemente , informarse un poco, mirar si el cuerpo humano no expulsa las toxinas adecuadas enferma, porque se convierte en un estercolero, si esta limpio por dentro pues que duda cabe que nos encontraremos mejor, la muerte de los animales que sacrifican para el consumo, suele ser bastante traumatica, la sangre de estas bestias se bloquea y muchos mas elementos organicos que despues consumimos tan ricamente, hay que comer de todo con moderacion , y nuestra calidad de vida sera fantastica sigo mandando besotes a todos. MILA

Comentarios cerrados.