1000 días de constancia en el Duolingo

Parece que fue ayer cuando celebraba los 900 días de constancia en el Duolingo y en todos y cada uno de ellos truscoluña jamás había existido como nación, ni siquiera de juguete y eso que los fascistas que pretenden crear ese estado en el que si no tienes el corte de pelo cubo y cara de zorra zarrapastrosa, te echarán con una escoba y te considerarán un ser inferior. Son también esos que han descubierto que trabajar es de lelos, EXPROPIAR es lo que mola, como su amado dictador venezolano, ese faro que siguen todos los que creen en el progreso de unos pocos a costa de todos los demás. Bueno, volviendo al tema, que me difumino, el tiempo no perdona y era en mayo cuando celebrábamos el hito anterior. Este sábado comenzaba como cualquier otro, con lluvia y babosas cayendo en las trampas cerveceras que tengo en mi jardín y nada anticipaba que se produciría un gran evento que casi toda la humanidad, grupo que excluye a los truscolanes, que ni son nación ni son seres humanos, digo que casi toda la humanidad debería celebrar. En algún momento del medio día llegúe a los MIL días de constancia haciendo mis ejercicios de duolingo, casi tres años en los que no he faltado un solo día a la cita. Me pilló haciendo ejercicios de holandés para ingleses.

1000 días de constancia en el Duolingo

El domingo, un día después, el universo seguía expandiéndose, algo que resulta difícil de comprender y yo iba a Amsterdam para una visita extra-ordinaria a la filmoteca en esa ciudad y hacía mis ejercicios en el tren, tanto a la ida como a la vuelta. Al regresar a mi casa hice un pequeño pantallazo de la información cuando entras en la página güé en la que se puede ver no solo que he llegado al legendario número 1001, también se puede ver que mi ritmo es endemoniado y en un mal día, me curro unos ciento cuarenta puntos, que equivalen a catorce ejercicios que reparto entre italiano para españoles, italiano para ingleses, inglés para italianos y holandés para ingleses. Los tres primeros idiomas los mantengo en un perfecto color naranja y el cuarto me está sirviendo para refrescar mi conocimiento de cierta lengua bárbara:

1001 días consecutivos en el Duolingo

Los próximos hitos históricos serán el paso por los tres años sin descanso, por los mil cien días y el mágico de los mil ciento once días.

Una respuesta a “1000 días de constancia en el Duolingo”

  1. Cualquier dia te metes con el aprendizaje del truscolán, a lo mejor te viene bien si vas a turistear a Truscoluña 🙂
    Salud

Comentarios cerrados.