127 Horas – 127 Hours

127 Horas - 127 HoursEn la carrera hacia los Oscars todos los años sucede lo mismo. Parece que hay una cierta afinidad por las minusvalías físicas y los malos tratos o castigos físicos. Lo vemos una y otra vez, si la película es de buen rollo, alegría y cosa buena, no se llevan ni calderilla para caramelos pero como haya un tonto, un loco o uno que las pasa putas, les llueven las nominaciones. Después como todos somos unos hipócritas nos pegamos el año viendo comedias y comedias románticas y pasando de esas películas tan intelectualmente avanzadas pero estamos en temporada de premios y por unas semanas, esto es lo que hay. A los Países Bajos 127 Hours llegó con algo de retraso así que no la había visto hasta ahora. En España se estrenó a principios de febrero con el título de 127 Horas.

Un julay asocial acaba jodido y mal pagado después de distraerse un poco oliendo el chichi de dos pavas que pasaban por allí

Un joven un tanto arisco se va de fin de semana sin avisar a nadie a la montaña. Allí sufre un accidente y queda atrapado en un cañón y sin nadie que lo busque, tendrá que amputarse su propia mano para liberarse y no morir en el lugar.

Quien nos iba a decir que James Franco valía para algo más que amiguito del hombre araña. Si alguien me dice hace un año que puede actuar, me parto y me troncho de risa ante una idea tan absurda. Bueno, me equivoqué. Tampoco es que sea la revelación del milenio pero en esta película consigue hacer creíble su papel de acarajotado con menos sesos que una chica go-gó de discoteca que la caga hasta el fondo y tras hacer un repaso de su vida, toma una decisión terrible para garantizar su supervivencia. Gran parte de su credibilidad la tiene el director, Danny Boyle, un hombre que sabe como llevar este tipo de dramas y como darle salsita y hacerlo aparentar otro tipo de género. Tenemos momentos MTV a punta de pala y escenas tiernas y simpáticas que salen de los recuerdos del protagonista y de sus alucinaciones mientras pasa el tiempo, la ayuda no llega y las cosas se le van poniendo más y más oscuras. Hay también algo de humor, de ese que no todo el mundo entiende porque reírse de uno mismo en situaciones trágicas no está muy bien visto.

La película flojea en algunos instantes y en otros parece un anuncio de bebidas de refresco pero lo olvidamos cuando nos volvemos a centrar. Pensaba que la escena que todos esperamos sería horrible y no la podría soportar pero me alegra decir que está tratada con mucho tacto y no solo no cierras los ojos sino que te emociona por la intensidad de la misma. Creo que si me pasa a mí (algo que dudo mucho porque yo aviso antes de salir), yo me quedo en el lugar y no me sacan ni de coña.

Merece la pena destacar la música, componente esencial de la película y la belleza del escenario en el que transcurre la acción. Es una peli de acción, tiene un guaperas y hay hasta un par de chochas que salen durante unos minutos así que puedes convocar el clan de los Orcos e ir todos juntos a verla. Seguro que os lo pasáis bien

08/10

3 opiniones en “127 Horas – 127 Hours”

  1. Hombre araña? Te pasa algo? No has puesto algo así como “el acarajotado-echa-lefa-por-las-manos”!!! Estás bien???

  2. Tu programa me tiene manía… ahora resulta que me modera los comentarios… jo…… tantos años para que me consideren spam…. 🙁

Comentarios cerrados.