3. Mi vida en uMhlathuze

memorias de sudáfrica 2005

Cruzas velozmente los océanos cibernéticos y sin saber como ni por qué te has detenido en esta modesta morada. Antes de seguir leyendo esta historia, te exhorto a que retrocedas a su comienzo, llamado Memorias de Sudáfrica. Camino al fin del mundo y después tendrás que leer Por fin en uMhlathuze.

Me desperté por la noche, cerca de las cinco de la mañana abrasado de calor y por los gritos de un puto pájaro. Arranqué el aire acondicionado y me acosté a dormir y parece que no fue una buena idea. Me levanté y fuera ya había luz. Abrí la ventana y volví a acostarme pero los malditos pájaros no me dejaban dormir. Ellos y los mosquitos del tamaño de colibríes que entraban por la ventana, que de lo grandes que eran me daba miedo matarlos. Entre sueños y despertares llegué a la hora de levantarse, me duché y me fui a desayunar. Aún no eran las siete y todo el mundo estaba comiendo. Fue sentarme y me plantaron un plato con dos huevos revueltos, panceta, salchicha y no se que más que me dejó cambado. Aún con los sentidos amodorrados me pusieron en las manos una bolsa con mi almuerzo y me mandaron al trabajo. Me pasé el día con las chicas de la recepción, las cuales me dijeron que son zulúes. Yo ya me veía como tarzán saltando de liana en liana y dando grititos. Mi inconmensurable don de gentes hizo acto de presencia y antes de que pasara el día terminamos en un cursillo acelerado de zulú para chimpunes que voy a compartir con vosotros mis queridos y adorados lectores.

Cuando uno anda por la selva y se encuentra con uno de estos zulúes lo primero que tiene que hacer es saludar, el típico hola que en su idioma se escribe como sawubona y se pronuncia como saubona. Si la cosa va bien el interferido os responderá con un yebo, que se pronuncia igual que se escribe. Esta gente es muy amigable y tenemos que intimar un poco así que la siguiente pregunta es un ¿cómo estás? o más concretamente unjani, palabra que podéis pronunciar como unyani. El señor al que estáis hablando, si aún no ha decidido acabar con vosotros responderá Ngiyaphila o eso que para nosotros sería como estoy bien aunque lo pronunciaríamos como guiyapiiiila. Finalmente antes de tentar más a nuestra suerte lo mejor es despedirse. El tipo que nos perdona la vida nos dirá Hamba kahle lo cual sería algo como que te vaya bonito o vaya usted con Dios y que pronunciaría como jamba kassssssshhhhle. Nosotros sonreiremos y responderemos Sala kahle o Quédese usted con Dios y cuya correcta pronunciación sería sala kasssssssshhhhle. Estas nociones deberían sernos más que suficientes para sobrevivir en estas tierras. El que los zulúes anden enseñándome la lengua ha impresionado a los blancos ya que no suele ser lo habitual. Obviamente no se han podido resistir al conocidísimo efecto sulaco.

Entre las cosillas que me han dicho es que la principal causa de muerte en este país es el Sida y la segunda los hipopótamos. Yo pensaba que bromeaban hasta que vi uno por la carretera. Joder, esos bichos son como coches de grandes. No tenía la cámara conmigo porque no la puedo entrar en el lugar en el que trabajo. Espero poder hacer alguna foto. Además de hipopótamos en esta zona hay mucho cocodrilo, alimañas que sienten cierta predilección por nuestra carne.

Hoy (Es primero de diciembre) se celebraba el día mundial del Sida, enfermedad de la que son portadoras el veinte por ciento de las mujeres de este país y el once por ciento de los hombres. Hay muchos avisos por todos lados indicando que se folla con condones y que la leche mejor no tragársela que indigesta. La cosa está tan mal que hay leyes que impiden a las empresas discriminar a los zeropositivos e impiden que se puedan realizar análisis durante la selección de empleados. Una vez has conseguido el puesto sueltas la bomba y a joderse. Para festejar este día en la empresa se dedicaron a poner una película a los empleados. Por cosas de la vida solo se organizaron pases para los empleados negros ya que los blancos son más inmunes a la enfermedad o eso parece. Todo muy hipócrita.

La chica que me enseñó algo de Zulú estaba contentísima porque la habían invitado a uno de los pases de la película. Para ella era como ir al cine. Me causó tal impresión que le regalé mi bolsa de caramelos Fisherman Friends lo cual ha cimentado mi reputación entre la comunidad zulú como bienhechor y amigable.

Alguien me explicó que en este país existen programas para promover el ascenso de los negros en las empresas y que hoy por hoy si quieres ganar un concurso público tienes que tener una empresa del tipo black empowered o con negros que apechugan. De no ser así ya puedes decirle adiós al sector público. Eso explica la división de la sociedad que estoy viendo que consta de blancos seguidos de negros educados y afines al poder y finalmente de los descastados, que son despreciados por todos y particularmente por los otros negros.

Tras el trabajo nos fuimos a cenar a un restaurante en el muelle. Me pedí un pollo al peri-peri y me trajeron un pollo entero con lo que casi me muero comiendo toda esa carne. El bicho era como un pavo de grande. Después de comer volvimos a nuestro hotel-residencia por una carretera que está llena de carteles avisando que hay que tener cuidado con los monos, los cuales tuve ocasión de ver. Hay que cerrar las ventanas porque los bichillos como que son agresivos. De hecho, por allí no caminan ni los negros que siempre se les ve andando por todos lados.

Una vez más querido lector se cierra un episodio y es el momento de saltar al siguiente. Para continuar con la lectura de esta aventura tendrás que saltar a Es un mundo lleno de zulúes

7 opiniones en “3. Mi vida en uMhlathuze”

  1. Como los monos sean como la pelicula q esta aqui de moda (king Kong) mejor q tengas mucho cuidado. Lo mejor debe ser la comida organica. Eso es un lujo por estos lares. Disfruta del tiempo veraniego mientras puedas y traete algun mosquito de esos de souvenir.

  2. el mono ese que nombras me da que va a ser un pallufo. Tiene mala pinta el trailer del rey Kong. Han mezclado churros con sardinas ….

  3. olvidaste decir que no te gustará (cosa que predigo desde ya) porque es de peter jackson
    viva donkey kong! (el de nintendo)

  4. El saber que detrás anda ese tipo me revuelve la sangre y me hace temer que volveremos a disfrutar de tres horas de soberano aburrimiento. Espero por Dios que la banda sonora no tenga canciones de Enya ni que salga el hijoputa de gollum

  5. Imagino que el mono gritará desde el Empire States Mi tessssssoooooro mientras le mete dos dedos en el membrillo a la rubia esa.

  6. Me encanta leer sobre tu experiencia en Sudafrica. Hace ya tiempo que leo esta tira cómica
    http://www.madamandeve.co.za/
    donde de forma irónica se trata el tema del racismo y de la sociedad sudafricana actual.

    ?chale un vistazo. Quiza te guste.

    Un saludo
    Pues

Comentarios cerrados.