3:10 to Yuma – El tren de las 3:10

3:10 to Yuma - El tren de las 3:10Los caminos de la distribución internacional de cine son muy misteriosos y en ocasiones nos torturan con la basura que se estrena en los Estados Unidos prácticamente en el mismo segundo que se estrena allí y en otras dejan buenas películas olvidadas en algún rincón por considerarlas poco interesantes. Algo así fue lo que le sucedió a 3:10 to Yuma que ha tardado casi un año en llegar hasta la vieja Europa sin que se sepa muy bien la razón para semejante retraso. En cualquier caso, hay que celebrar el poder ver esta película de un género prácticamente extinto como es el de las pelis del Oeste. En España se estrenó con el título de El tren de las 3:10.

Un julay sandunguero se hace unas chapas por un puñado de dólares acompañado por el pajero de su hijo

Un hombre que está a punto de perder su rancho se topa con una buena propuesta para ganar el dinero que necesita con desesperación y así enderezar su vida y la de su familia. Tendrá que ir con otros hasta el lugar en donde se encuentra el tren para llevar a un atracador muy peligroso. En el camino se les tuercen las cosas y de alguna manera retorcida y contra-natura acaban con algo parecido a la amistad entre dos tipos que se creen muy distintos pero que en el fondo son la misma cosa vista desde dos ángulos.

La manipulación es un don muy poderoso. Te sirve para doblar voluntades y conseguir cosas fácilmente. El atracador asesino interpretado por Russel Crowe es un manipulador nato, un tipo que se sale siempre con la suya. El equipo que ha de llevarlo hasta la ciudad de Contention para meterlo en el tren lo descubre pronto. Entre ellos destaca Christian Bale haciendo de hombre honesto y desesperado que dará su palabra y no será capaz de parar en la misión en la que se embarca sin importarle los riesgos que haya de correr. Los diálogos entre ambos hombres no tienen precio, son de una densidad increíble. Y además esto está amenizado con unos tiroteos brutales en los que la cámara no tiene miedo a mostrarnos los efectos de las armas de fuego en manos de unos necios. Durante las casi dos horas que dura la película volverás a ser un niño pequeño y disfrutarás con una historia de esas como las de antes, en un mundo que ya no existe, con un código de honor muy distinto al nuestro.

Toda una joya que imagino no todo el mundo sabrá apreciar. Una de esas películas que hay que ver en compañía de otros ya que al salir te apetecerá hablar sobre la misma.Vete a verla con la parienta y los amigotes.
8artuditos

2 opiniones en “3:10 to Yuma – El tren de las 3:10”

Comentarios cerrados.