365 días sin fallar en el duolingo

365 días de constancia en el Duolingo

Hoy se cumple un año, un giro al sol, un ciclo completo en el que no he fallado un solo día haciendo al menos treinta puntos en el duolingo. En las calles de la Isleta dirían que soy el puto amo y es la verdad, la verdad, para qué nos vamos a engañar. Durante todo ese tiempo he tenido un par de días en los que casi se me va todo al traste, sobre todo cuando he viajado y me distraigo, no tengo acceso a Internet o la diferencia horaria era muy grande. Aún así, siempre superé la prueba y día a día, continué avanzando. Superado este punto, seguiré mis ejercicios regulares y como me acerco nuevamente al final del árbol italiano (esta vez hecho desde el español), se acerca el momento de decidir si ahora vuelvo a hacer el árbol del portugués (desde el inglés), me tomo unas vacaciones y me hago el árbol del inglés para refrescar la gramática o me lanzo de cabeza al árbol del turco.

Me felicito a mí mismo por este hito milenario, épico, histórico e irrepetible.

2 opiniones en “365 días sin fallar en el duolingo”

  1. Claro, es para que te felicites, yo empecé con el alemán hace meses, estuve un dia, y hasta ahora, no he vuelto mas 🙁
    Salud

Comentarios cerrados.