700 días de constancia

700 días de constancia en el Duolingo

Cuando llegué a los 500 días de constancia  ya lo de hacer mi ración diaria de ejercicios en el duolingo se convirtió en rutina, alentada por la energía que da la regla esa que enunciamos como Virtuditas no lo haría y que cuando flaqueo, pienso en ella y sigo adelante. Así llegué a los 600 días de constancia y hace cuatro días superé los 700 días de racha, los cuales me ponen a un pasito de mis primeros DOS AÑOS de no perder un solo día de ejercicios, haga frío o calor, esté en mi casa o en algún remoto lugar de las Filipinas, Bulgaria, Italia o España. Una y otra vez, casi siempre por la mañana, me pongo y en el peor de los casos hago tres ejercicios para conseguir los treinta puntos aunque en muchas ocasiones me curro unos pocos más. Durante la semana el momento es en el tren, a las siete y pico de la mañana y tengo el tiempo suficiente para hacer unos siete ejercicios. En la actualidad, estoy manteniendo al cien por cien de completado el árbol de inglés para italianos y estoy a punto de acabar de refrescar el de italiano para españoles. Mi plan, cuando ambos estén al cien por cien, es refrescar también el de italiano para ingleses. Cuando lo consiga, solo el azar sabe por donde tiraré aunque sigo rezando para que acaben el módulo de español para italianos y el de italiano para portugueses. Si estos no cuajan, o me pongo a aprender turco, o sufro la tortura del holandés para ingleses, idioma que margino en mi cabezón porque no quiero que me crezca y se me ponga como el de un koreano-de-mielda o papagüevo.

3 opiniones en “700 días de constancia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *