After the Sunset ? El gran golpe

Hay trailers que dejan a uno indiferente. Los hay que ni siquiera recuerdas haberlos visto y los hay que te dejan un mal cuerpo y te advierten del craso error que cometerás si vas a ver la película. El trailer de After the Sunset es uno de esos que da mal rollo. En español, un retardado con un don infinito para la traducción ha llamado la película El gran golpe. Espero que ese ingeniero de la traducción jamás tenga que traducir las instrucciones de algún equipo de hospital, porque como vaya igual de sembrado la llevamos clara.

Así que con el mal cuerpo que me dejó el trailer, voy a ver la película solo para confirmar lo que me temía. No se puede sacar de donde no hay. No sólo yo me doy cuenta de esto, sino que el director, un tal Brett Ratner al que puede que recordéis porque dirigió Rush Hour, también se dio cuenta y decidió llenar la peli de carnaza. Ambientada en un paraíso, los actores principales se pasan la hora y media en paños menores, entre revolcones y pseudo diálogos de cine negro, tratando de levantar un espectáculo que cansa por aburrido. El trío protagonista está formado por un Pierce Brosnan en horas bajas, al que se le nota la edad y el hastío y que no merece acabar así, una Salma Hayek que además de llevar con gracia y salero los bikinis no aporta más nada y tiene algunas escenas en las que le deberían haber metido una polla en la boca para que no diga las sandeces que dice con gran desparpajo y Woody Harrelson, actor malo donde los haya, que mira que este tío es que no sirve ni para ponerlo a hacer bulto entre los extras. Así que con un guión nulo, un director que no sabe que hacer y unos actores que pasan por la historia como invitados, el resultado es estremecedor. Aparte de ver la carnaza de la Salma Hayek, no hay ningún aliciente.

Poco más se puede decir. Quien no tenga nada mejor que hacer y se quiera arriesgar, que la vea. El resto, a esperar que la pongan en una tórrida tarde de sábado en Antena 3 para verla mientras os echáis la siesta.
gallifantegallifante