Al encuentro de Mr. Banks – Saving Mr. Banks

Con la temporada previa a los Oscars ya a velocidad crucero, a Europa llegan todos los estrenos de las películas que se supone que conseguirán un montón de nominaciones. Muchas de ellas las estrenan un poco antes del anuncio o de las candidaturas para que cuando llegue y la gente vea que están entre la nominadas, corra a los cines a verlas, ya que son productos que se sabe que usualmente no atraen masas. Una de esas películas es la de hoy, con una trama algo exótica ya que mezcla a la autora del libro de Mary Poppins con Disney (el ser humano, el mismo que jiñaba y cogía como todos los demás). La película se titula Saving Mr. Banks y a España llega a final de enero como Al encuentro de Mr. Banks, que yo diría que no es lo mismo, pero bueno.

Una julay escritora de carácter agrio de tanto restregarse berenjenas por el chichi jode todo lo que puede al panoli del Disney

Lo que nos cuentan en la película es que la chama que escribió Mary Poppins estuvo veinte años negociando con Disney para cederle los derechos y rodar una película con su personaje. La tía era una borde del copón y cuando va a los Estados Unidos a firmar el contrato y dar la última palabra en el guión, se las hace pasar canutas a todos por allí y aunque finalmente firma, todos la recuerdan por lo mamona que fue.

Pese a ser una película de Disney sobre Disney (el ser humano), no es la clásica historia a la que llevas los niños. Es para adultos y el relato es el de una tía amargada que procura joder a todo el mundo tanto como puede. Al señor Disney lo ponen como una especie de Papá Noel venido a menos y que se afeita, demasiado meloso y aplatanado. Elegir a Tom Hanks tampoco creo que fuera demasiado acertado ya que ese hombre siempre parece demasiado bonachón y aquí extiende una sobredosis de melaza sobre todo el personaje hundiéndolo. No resulta demasiado creíble. La borde amargada que se folla la pata de la cama es Emma Thompson en un papel muchísimo más conseguido, ya que logra plenamente nuestra antipatía. Si a mí me dicen que esa tía tiene pasaporte Truscolán me lo creo porque parece estar emparentada con el mismísimo presidente de ese país que nunca existió y que se han inventado para poder seguir robando a gran escala a los lerdos y totorotas que tienen engañados. La historia está manipulada a destajo y suavizada en exceso, algo que descubrí cuando visité la wikipedia para leer sobre la autora ya que me parecía que la ponían como bicho malo, pero no, estaba equivocado, es un pedazo-de-arretranco que no veas y en la enciclopedia te dicen que la leche la tenía tan agriada que se convirtió en tortillera y adoptó a un niño al que jodió la vida y al que separó de su hermano gemelo sin decírselo. En fin, que eso no está en la peli. De lo que vemos, la trama tiene muchos momentos musicales a cargo de los secundarios y ellos son lo mejor, esas escenas con el piano y ellos cantando las canciones de Mary Poppins y tratando de dar forma al guión son fabulosos, pero quedan un poco desmerecido cuando aparece el blandengue de Disney o cuando la rastrera de la escritora tiene uno de esos momentos avinagrados.

Absolutamente prohibida para cualquier miembro del Clan de los Orcos. No tenéis neuronas suficientes para algo así y sin efectos especiales, no sobreviviréis las dos horas. Interesante para los sub-intelectuales de GafaPasta, aunque creo que os decepcionará un poco. Para el resto, aunque tiene sus fallos, está muy bien.

Una respuesta a “Al encuentro de Mr. Banks – Saving Mr. Banks”

Comentarios cerrados.