Algunas cosillas del fin de semana en Estambul

El relato comenzó en Regresando a Estambul

No voy a entrar en muchos detalles de lo que hice en Estambul durante el fin de semana porque esta es una de esas visitas que se pueden archivar como privadas. Hace ya multitud de visitas que dejé atrás el hacer turismo y ahora voy a ver a mi amigo el Turco y pasar tiempo con él. Sus padres vinieron a su casa el sábado, algo que yo aplaudí a rabiar porque su madre hace una comida fabulosa, como las albóndigas que no me dio tiempo a fotografier porque nos las jincamos al instante.

Pimientos y hojas de parra rellenos con carne y arroz

Una de las cosillas que voy a aprender a hacer próximamente son los pimientos rellenos de carne y arroz y las hojas de parra. Es comida que se puede hacer con antelación y resulta siempre épica. Por la tarde fuimos a un restaurante-bar-terraza que está en la planta alta del hotel St. Regis Istanbul, el Spago. Aparte de tomar unos cócteles, estábamos allí por la vista espectacular que hay y en la que en primer plano aparece el parque Macka que obviamente, yo ya había visitado en una visita anterior.

Parque Macka desde la terraza del Spago

La secuencia de imágenes épicas y legendarias que nos dejan sin habla de puro horror no tiene fin y por eso, hoy tenemos un documento exclusivo y terrorífico, una foto en la que aparece el sol cuando se pira para otro lado, el Turco y el Elegido, bajo el sol y junto al Turco. La foto fue hecha con el iFone seis de mi amigo, que hace unas fotos de las máximas calidades como se puede verificar a continuación:

El sol, el Turco y el Elegido

Con mi teléfono güindous de cien leuros, el teléfono de los pobres, hice la que viene a ser la foto anterior, pero sin julays obstaculizando la vista:

Puesta de sol desde Spago en Estambul

Por la noche se produjo un acontecimiento extremo y de vital importancia para la humanidad. El Turco quería que conozca a la candidata con más posibilidades de convertirse en la Segunda Esposa. Nos fuimos con ella al cine y a tomar unas copas. Nunca llegaré a entender la manía de mis amigos de buscar mi bendición a los potorros que eligen pero por si acaso, yo por supuesto le confirmé que me parece maravillosa y un ser que no hay que dejar escapar, sobre todo sabiendo que su padre es multimillonario, algo que para mí es muchísimo más importante que la belleza interior que no vi o la belleza exterior que le sobraba por todos lados, que la chocha estaba como para mojar pan. El domingo tuvimos otro día familiar y el único momento que voy a compartir del mismo es el siguiente:

Desde Europa a Asia por el segundo puente del Bósforo

En el vídeo anterior, tenemos el instante terrorífico en el que regresé a Asia desde Europa, cruzando el segundo puente sobre el Bósforo. La secuencia comienza en Europa y acaba en Asia y en la misma, además de ver lo que se puede ver desde el puente, tenemos hasta al Elegido, al cual se le puede ver claramente a través del espejo retrovisor del coche. En el vehículo iban también la Primera Esposa, hoy en día conocida como la Ex y la Primera Hija. A última hora de la tarde y una vez cubiertas las actividades del día, me dejaron en el aeropuerto, pasé los dos controles de seguridad, el control de pasaporte, embarcamos con veinte minutos de retraso y salimos de regreso a Holanda más o menos una hora más tarde de lo previsto. Al llegar a Schiphol, el control de pasaporte fue también de pesadilla, después tuve que ir en tren hasta la estación central de Amsterdam porque había algún tipo de obra en las vías y desde allí pillar otro tren hasta Utrecht y acabar el viaje en bicicleta. Vine llegando a mi casa unos cinco minutos después de la medianoche y así acabó la escapada a Estambul para ver a mi amigo el Turco. La próxima ya está prevista para febrero del año que viene.

4 opiniones en “Algunas cosillas del fin de semana en Estambul”

  1. Menudo compromiso si tambien tuvieras que hacer control de calidad para aprobar los potorros… 🙂
    El vídeo es increíble, aunque el puente es larguisimo me da la impresión de que se puede andar por el, pero la verdad es que me extrañaría mucho…
    Salud

  2. 1. El primer puente se usaba por los peatones en el pasado pero se convirtió en el lugar favorito de los suicidios en la ciudad y por eso ahora no se permite cruzar los puentes. Una vez al año hay una maratón en Estambul y ese día se cierra al tráfico y se puede cruzar andando. En una de mis visitas anteriores, por supuesto, profusamente documentada en el mejor blog sin premios en castellano, casi pierdo el avión porque cerraron el primer puente para que el jodelagranputa de Bono, el de las gafas ordinarias y que canta en cierta banda, pudiese caminar por el mismo acompañado del alcalde corrupto de la ciudad.

    2. Puedo confirmar y confirmo que ayer hice los pimientos rellenos y me quedaron legendarios. Ya tengo un montón congelados.

    3. En la foto del parque en Estambul, a la izquierda se puede ver el estadio del Besiktas, el cual está cerrado en la actualidad porque lo están agrandando y modernizando.

    4. Finalmente WORDPRESS ha llegado al siglo veintiuno. Ahora ajusta el tamaño de las fotos automáticamente así que no quiero que nadie se asuste si ven las fotos más grandes de lo habitual en la bitácora. Como no me voy a dar un curro de que te cagas, sucederá de manera mágica en todas las anotaciones escritas a partir del lunes por la tarde hasta el futuro más bien cercano y el lejano y el remoto.

  3. Vaya éxito que tiene el turco con las tías no, porque la primera esposa también era modelo o periodista o actriz, o algo así, que no recuerdo porque estoy mayor.

  4. Ahora está triunfando mucho más que antes, pero claro, ser vicepresidente de un banco con miles de empleados a su mando es algo que a las hembras les pone un montón

Comentarios cerrados.