Alicia a través del espejo – Alice Through The Looking Glass

Hace algo más de seis años que iba a ver Alicia en el País de las Maravillas – Alice in Wonderland y me gustaba un montón. Como casi siempre, alguien pensó que había que seguir ordeñando la teta y sacarle hasta la última gota y aprovechando que hay más libros de la famosa Alicia, han hecho otra película, aunque en esta ocasión sin Tim Burton por detrás. La nueva se llama Alice Through the Looking Glass y se estrenó en España la semana pasada con el título de Alicia a través del espejo.

Una julay se junta con frikis y sale friqueada

La pava de Alicia ahora es capitana de barco y al regresar a Inglaterra se encuentra que su ex le tiene una tirria que no veas y le hace la vida imposible para joderla de esa manera ya que de la otra no puede. Ella se las apaña para cruzar un espejo y volver al país de la ladillas en donde todo parece ir mal y el friki aquel de la primera película parece estar muriendo. Su misión será salvarlo y salvar ese país tan rarito.

Digámoslo claro. Aquí volvieron todos por la guita, por peseteros. Esta película no hacía falta y el resultado lo demuestra. Es aburrida, tanto como para echarme una cabezadita de puro tedio. Johnny Depp está terrible y tan pasado de rosca que igual puede dañar las retinas si miras sus escenas sin parpadear y Mia Wasikowska no ha logrado aprender a interpretar en los seis años que ha tenido. Sigue siendo igual de mala que antes y ahora además, viejuna. Sorprende el patetismo de Anne Hathaway que parece estar acarajotada después de esnifar los calzoncillos sucios de un corredor de maratón y que da vueltas sin tener ni idea de donde anda. La trama es demasiado compleja, no supieron extraer lo mejor del libro, los efectos especiales son tan abrumadores que acaban por agotar con tanto color brillante y todo lo demás está como fuera de lugar. Esta es una de las dos últimas películas en las que aparece Alan Rickman, aquí únicamente con su voz, que se reconoce inmediatamente. En algún punto de la historia te preguntas si es una precuela o una secuela porque una vez ponen en marcha la ruleta de la máquina del tiempo, ya no tienes ni puta idea de lo que está pasando allí. En fin, algo patético.

Si yo que una vez leí un libro, aunque solo tuviera cien páginas, me aburrí, por más colores como las lycras de sus hembras que le pongas, a cualquier miembro del Clan de los Orcos esto le tiene que dar un mal rollo que no veas. Tampoco tiene el pedigrí necesario para los sub-intelectuales de GafaPasta. Simplemente, un tiro fallido que lo mejor que podemos hacer es olvidar.