American Ultra

A los americanos les encantan las comedias absurdas con mucha acción y con una pareja. Las hemos visto a lo largo de los años y aunque no siempre funcionan, cuando lo logran te entretienen. El director de la película que quiero comentar es un tal Nima Nourizadeh, nombre que nos resulta totalmente desconocido pero si os recuerdo que hace tres años hizo Project X, entonces igual la cosa cambia. Su nueva película es American Ultra y se estrena en España la semana que viene con el mismo título y el subtítulo de truscoluña no es nación.

Un julay acarajotado descubre que le han lavado el cerebelo y es una máquina de matar y tal y tal y tendrá que mantenerse con vida como buenamente pueda

Un pobre desgraciado vive en un poblacho con su novia y su mísera vida. Después de fracasar a la hora de tomar un avión por miedo a dejar su pueblo, alguien decide que hay que matarlo y esto despierta memorias dormidas en su cabezón porque en un tiempo pasado no muy lejano fue una especie de máquina de matar del gobierno. El colega se convertirá en el objetivo número 1 y mientras sobrevive, descubrirá un montón de cosas sobre él, su novia y todo lo
demás.

Esta historia transcurre en un corto periodo de tiempo y la acción no deja nunca de aparecer. Ese dinamismo ayuda a la hora de fijarte en los agujeros que hay en el guión, con una historia algo absurda y un tipo del gobierno que es un sicópata del copón y que quiere matar al chaval a cualquier precio. El protagonista es Jesse Eisenberg que sigue saltando de género y sorprendiéndonos con papeles que uno no se espera de él. No pensé que tuviese vena para la comedia pero logró salvar el tipo. A su lado está Bella o Kristen Stewart, la novia de vampiro que estuvo cuatro películas para echar un kiki y que es famosa por los caretos de sufrimiento eterno que puede poner y que aquí repite una y otra vez. Esta sí que es una actriz muy limitada. Entre los secundarios mencionar a John Leguizamo con un papelón fantástico. Entre las cosas que podrían haber mejorado está lo de usar estabilizadores en las cámaras, sobre todo en las escenas de acción en las que se mueve todo y no puedes ver las cosas claramente. El final de la peli como que no se lo curraron y ahí perdieron una gran parte del trabajo que habían hecho. Si se lo hubieran planteado mejor, esto habría sido un peliculón pero tal y como la dejaron, se queda como una comedia entretenida con un elenco interesante.

No estoy muy seguro que pueda valer para todos los miembros del Clan de los Orcos pero aquellos que una vez leyeron un libro igual se divierten viéndola. Tampoco es el tipo de cine que van a ver los sub-intelectuales de GafaPasta.

Una respuesta a “American Ultra”

Comentarios cerrados.