Amigos para siempre

Una de las cosas que más me gusta de los holandeses, alemanes y nórdicos en general es su lealtad y su constancia en los temas relativos a la amistad. Esta gente es muy parca en palabras y les cuesta un huevo reconocerlo pero cuando lo hacen y te consideran un amigo lo serás para siempre. No es el estilo español de amistad, ese en el que hoy somos hermanos de sangre y mañana si nos vemos nos liamos a hostias. Es algo más calmado y que crece con el tiempo, macerándose y mejorando día a día. Por lo difícil que es entrarle a esta gente no tengo un grupo muy numeroso pero hay que reconocer que todos son de liga de campeones. Este fin de semana me ha visitado uno de mis amigos alemanes, creo que ya conté su boda hace cuatro años en la lista de distribución de distorsiones. Lo conocí en 1998 cuando yo buscaba cartearme con gente en inglés para practicar un poco y ejercitar el idioma. No recuerdo muy bien como fue pero creo que me inscribí en una lista alemana de amiguitos por la red y varios se pusieron en contacto conmigo. De ese grupo aún conservo dos amigos y con una chica perdí el contacto porque se divorció, se arrejuntó con un marine americano estacionado en Alemania y especializado en chanchullos secretos y al gringo no le hacía ni puta gracia que su coño hablara con otros hombres así que ella optó por romper la amistad. Dice muy poco en favor de ella y aún menos de él, ya que un tío tan inseguro que no quiere que su mujer hable con otros se merece que la muy puta agarre la sífilis y se la pegue una y otra vez hasta el fin de los días. Volviendo a los otros amigos que aún me quedan, después de años de rogar y de pedir en enero me confirmaron que vendrían a visitarme este fin de semana pasado. Lo típico y normal, avisar con siete meses de antelación para que te de tiempo a prepararte. Por supuesto no intercambiamos ningún tipo de mensajes al respecto hasta esta semana en la que se concretó todo. También esto es muy normal. Ellos ya me habían avisado (en Enero) y yo ya estaba preparado (gracias a mi agenda ;-))

La esposa de mi amigo alemán me odia a muerte porque siempre que la veo la reviento a caminar y es más gandula que la chaqueta de un guardia. La hijaputa siempre me hace lo mismo y se pone zapatos nuevos y que le molestan pero a mí eso no me detiene y me aseguro que le salgan llagas hasta en el carnet de identidad. Esta vez no podía ser menos y el sábado les hice el circuito completo de Ámsterdam con inicio en el Hard Rock Café, que es un lugar que maravilla a los alemanes (no tengo ni idea de por qué). Por la noche ella solo quería coger un taxi y volver a casa y yo metiéndola por las calles del barrio rojo para ver a las putillas, que con la ola de calor han tenido que ponerse en la calle puesto que en sus peceras no hay aire acondicionado y las pobres se han quedado con los coños más pasados que un huevo duro. El domingo los volví a pillar por banda y la tipa no vuelve a visitarme en quince años. La próxima vez manda a su marido solo. ?l iba encantado de la vida atendiendo a mis explicaciones, que por algo soy el mejor guía turístico nórdico y ella solo quería plantar el culo y echar raíces. Por la tarde les tenía preparada una sorpresa para arreglarme con ella y cuando se enteró se le cortó la regla. Me los llevé a mi casa y nos pasamos el resto del día de barbacoa y tertulia. La mujer hasta quiso besarme las uñas negras de los pies pero le dije que se contuviera que estoy macerándolas para que me las bese otra persona. Ellos se han comprado una casa hace poco y fliparon con las reformas de la mía y se copiaron ideas a destajo. Lo que más les llamó la atención es mi cocina, un prodigio sin parangón en la historia del mundo. También se preguntaron en donde escondo los libros y cuadros. Les expliqué que no es fashion el tener libros, que eso es algo como muy de siglo diecinueve y veinte y estamos en el veintiuno. Sobre los cuadros y las fotos no me gusta el tener cosas colgadas en las paredes. Se estropean las chacras de la casa y por eso paso.

Toda esta bobería es para decir que me dio la impresión que ya no son felices como pareja pero que seguirán viviendo juntos por su hija y por la hipoteca y todas las deudas que hay en común. Ambos parecen asumir que han jodido su vida hasta el fondo y que no hay forma de arreglarlo o al menos no hay manera que no implique mucho dolor. Ambos me envidian por la libertad que tengo de girar hacia donde empuje el viento y hacer esto o aquello sin más problemas. Cada uno escribe su libro de la vida de una forma distinta e imagino que estos amigos no quieren emborronar algunas páginas y han optado por llenar medio libro de páginas vacías hasta que el tiempo y las circunstancias les permita cambiar el rumbo y elegir rutas separadas.

5 opiniones en “Amigos para siempre”

  1. Admirarás mucho la calmada amistad nórdica, pero tu comentario sobre la alemana que pasó de ti por el marine te delata como un autentico ejemplar de español, pasonal y rencoroso…Yesosssss

  2. Por supuesto que soy rencoroso y mala persona. Y ella demostró no ser más que una pobre con su burka espiritual. Si no hace valer sus amistades frente a su pareja y renuncia a las mismas, es una don nadie. Le deseo lo peor, que se compre casa en Andamana y acabe entre putas, chinos y drogatas.

    (Borré el segundo)

    Off-topic: Estamos a menos de 3000 páginas para alcanzar el legendario y mágico número de las 333.333 páginas servidas desde Enero del 2005. Quien lo consiga y lo documente con pantallazo recibirá un gran premio, algo único y fastuoso que hará temblar de envidia a familiares y amigos.

Comentarios cerrados.