An Education – Una educación

An Education - Una educaciónAunque hoy en día resulte difícil de creer, en los sesenta las mujeres aún no tenían el grado de libertad que tienen hoy en día y estaban muy limitadas en lo relativo a lo que podían hacer o estudiar. No estamos hablando de países poco avanzados sino del mismísimo Reino Unido, en el que las mujeres o eran secretarias, enfermeras o profesoras y el resto de profesiones eran totalmente inaceptables para ellas. En ese mundo tan puritano transcurre la película An Education que se estrena la semana que viene en España con el título de Una educación.

Una julay prefiere usar el chichi para conseguir aquello que quiere en lugar de trabajar

Por una de esas casualidades de la vida una joven quinceañera conoce a un hombre mucho mayor que ella y comienza una relación con el mismo. Encandilada por el dinero y la vida de ese tipo, abandonará sus estudios y elegirá el camino más corto para conseguir dinero y disfrutar de la vida. Pronto aprenderá que no hay atajos y que al final, todo lo que hacemos lo terminamos pagando, de una forma o de otra.

Lo primero que llama la atención en esta película es lo buenos que son los actores y actrices. No hay uno que de el cante y todos resultan muy creíbles. Lo segundo es que la historia es muy potente y se puede extrapolar a hoy en día y comparar lo que sucedería si en este momento un tipo bien entrado en la treintena se acerca a un colegio a cortejar a una piba de quince. Es más que probable que lo linchen. En aquella época, los padres de la niña se hicieron los locos y vieron como una gran oportunidad el que su hija pudiese tratar con alguien con dinero y una buena posición social. Cuando su hija se va desviando del buen camino y toma la vía rápida, ellos también lo verán como algo que hay que hacer y que es bueno para ella y en el momento en el que descarrila y se tuerce todo, la intentarán culpar sin asumir su parte de culpa.

La chica es una joven actriz llamada Carey Mulligan que borda su papel y consigue transmitir la frescura y la irresponsabilidad de la adolescencia y más tarde, reflejará perfectamente los errores que ha cometido y la penitencia que ha de realizar para enmendarse. El retrato de la sociedad de esa época es fantástico y la selección musical bastante buena. Me recordó a las películas que se hacian hace un par de décadas en el Reino Unido y en las que siempre había moraleja.

Una muy buena opción para ir al cine con gente que realmente disfrute de buenas historias y de películas en las que no hay efectos especiales ni golpes estúpidos para arrancar las risas de los espectadores. Esto es cine para adultos.

08/10

Una respuesta a “An Education – Una educación”

Comentarios cerrados.