Annabelle: Creation

Annabelle: CreationLa serie más fabulosa y fantástica de películas de terror que hemos tenido en eones es la que comenzó en el 2013 con Expediente Warren – The Conjuring, película a la que le dí la máxima puntuación posible porque lo valía y porque me cagué por las patas pa’bajo. Un año más tarde llegó a los cines Annabelle, una precuela de la primera y aunque no era un clásico, se quedó con un ocho, que todos sabemos que es más que suficiente hasta para algunos lectores piquismiquis. Dos años después o eso que algunos denominamos el año pasado se estrenaba Expediente Warren: El caso Enfield – The Conjuring 2 que era una secuela de la primera, con lo que a partir de una peli tuvimos una precuela y una secuela y ésta última también consiguió la máxima puntuación, así que comprenderéis mi excitación y lo difícil que me resultaba ocultar el morcillón cuando fui a ver Annabelle: Creation, que es una precuela de la precuela o sea, una requetequetequeteque-cuela. En España tendréis que esperar lo que no está escrito ya que al parecer se estrena el día del Pilar con el mismo título.

A una julay la Rosaura le sale un arretranco que no veas

Un fabricante de muñecas artesanas sufre la pérdida de su hija en un accidente de coche y por ósmosis inversa, el espíritu de la niña posee una muñeca grande que tenía en la casa solo que resulta que no es la hija que su mujer parió sino un espíritu de alguna zorra-truscolana-de-mielda con pelado de bacinilla y a la que le gusta barrer y cuando recibe en la casa a un grupo de niñas huérfanas, el espíritu se ensaña con las chiquillas, la monja y con todo el que se le ponga por delante.

Hacer una precuela de la precuela es como si dijéramos algo de manda güevos pero es que consiguen rizar el rizo una vez más. Tenemos una nueva historia con la puta muñeca esa que da un mal yuyu que no veas y un montón de niñas que las pasan canutas con las maldades de ese bicho truscolano. La historia está petada de sustos, hay ratos en los que te lo pasas en tensión y al final sales del cine con la sensación de haber visto una buena película de terror. Está muy bien encajada dentro de esta saga que no sigue una línea temporal. La niña que más sufre la inquina de la muñeca lo hace muy bien y la keli en la que están es probablemente el escenario de alguna otra saga que comenzará allí ya que está llena de rincones que dan un mal fario del quince.

Si lo que quieres es ir al cine a gritar y llevarte sustos, esta es una película perfecta y todos y cada uno de los miembros del Clan de los Orcos que gusten de este género deberían ir a verla. Obviamente, no es plato del gusto de los sub-intelectuales con GafaPasta.

08/10

Una respuesta a “Annabelle: Creation”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *