Apeldoorn >> Hilversum

Hoy he dado un paseo en bicicleta desde Apeldoorn hasta Hilversum, la ciudad en la que vivo.
Estrenaba mi nueva bicicleta y me hice la machada. Sesenta y tres kilómetros en total. 63 km. Por laderas, llanos, bosques, lagos, cruzando castillos, campos con vacas y ciudades llenas de vacas holandesas (las otras vacas del país).
Estoy muerto. Y lo peor es que mañana ya he quedado con el turco para dar otro paseo. Quién será el hijo de puta que diseña los sillines de las bicis. Tengo los huevos como almendras secas. Espero que la sangre vuelva algún día a circular por ellos.