Aprendiendo a usar y abusar de GMail – Primera parte

Mira que yo trato con desarrolladores y gente que supuestamente tiene un nivel suficiente y necesario para comprender la tecnología y aún así no deja de sorprenderme lo poco que invierten en aprender a usar las herramientas que tienen a su alrededor y sacar el máximo partido de las mismas. Lo mismo se puede decir del populacho, ese grupo gigantesco que parecen malvivir entre golpes tecnológicos. Como ya me he cansado de explicar a amigos y conocidos las ventajas y posibilidades de google, voy a hacerlo por última vez aquí y así cuando alguien me de la lata lo mando a este lugar y que estudie y practique un poco. Por descontado todo lo que os voy a decir está en miles de lugares, tanto en las ayudas de Google como en muchas bitácoras que obviamente no leéis. Comenzamos …

Al principio de los tiempos no había nada y tras unos pasos dubitativos del hombre surgió Internet. La pornografía quedó al alcance de nuestra mano (o más bien gracias a la pornografía nuestra mano alcanzó con gusto otras partes de nuestro cuerpo) y vimos que era algo bueno. Después pensamos que aquello que nos proporcionaba tanto placer quizás se podía aprovechar para otras cosas y llegaron el correo electrónico, el P2P, las redes corporativas y demás. En esa misma época surgieron multitud de servicios gratuitos que nos ofrecían correo pero con unas terribles limitaciones de espacio para almacenar. Todos recordamos la década que pasamos con unos hediondos dos megas de almacenamiento gracias a la desidia de microsoft y yahoo, los artífices de esos años oscuros. Nuestra salvación llegó en el 2004 cuando google presentó en sociedad GMail y nos regaló cuentas de correo con más de MIL MEGAS, un salto tan grande que nos producía vértigo. No quedaron ahí y han seguido aumentando el espacio y los servicios que ofrecen día a día y hoy por hoy, tienen unas alternativas gratuitas únicas. En el Reverso Tenebroso los dos titanes malévolos lucharon por recuperar nuestro favor aunque nunca lo han logrado. Ahora Yahoo ofrece espacio infinito pero aún recordamos con lágrimas en los ojos todos aquellos correos que tuvimos que borrar por su culpa y jamás les perdonaremos. Los de Microsoft, tan dados a ignorar los estándares abiertos y a ponerle la pierna encima a sus usuarios han lavado la cara de sus servicios pero siguen siendo tan restrictivos que dan asco.

Así que si aún no tienes una cuenta de correo en GMail, estás tardando en crearla y comenzar a usar algunos o todos los servicios que integran. Puedes usar puntos en tu dirección de correo electrónico, así que el socorrido nombre.apellido@gmail.com es perfectamente válido. A estas alturas todos los nombres cortos ya han sido bloqueados y supongo que conseguir una dirección de correo con un nombre bonito no será tarea fácil. Yo tengo uno de los más chachis gracias a haber recibido mi invitación casi al principio.

La interfaz de GMail

Lo primero que notarás es lo limpia que es la interfaz de usuario. A la izquierda tienes las diferentes vistas y en la zona central los correos que se agruparán por conversaciones. En mi caso el interfaz está en inglés porque siempre he preferido ese idioma y me suena raro leer las cosas en español aunque para que no haya confusiones he hecho la mayor parte de las capturas de pantalla en cristiano. Creo recordar que además, algunas de las nuevas funciones no están disponibles en otros idiomas, así que si no te aparece algo de lo que comento, te sugiero que cambies el idioma de la interfaz a inglés.

Configuración de cuentas

Si vamos a la sección de Configuración (Settings) y miramos en la pestaña de Cuentas (Accounts) veréis que se pueden añadir otras cuentas, tanto para comprobar el correo de las mismas como para enviar correos desde aquí usando esas otras (si os lo permiten). Yo aún envío algún correo a través de mi cuenta en Yahoo y así no tengo que visitarlos. Para leer el correo que me pueda llegar allí lo que he hecho ha sido reenviarlo todo a esta cuenta, aunque si tu otra cuenta tiene acceso POP3 también puedes hacer que GMail lo compruebe de esa forma. Es muy sencillo añadir esas otras cuentas, seguid las instrucciones que ellos os dan.

Etiquetas en GMail

En la pestaña de Etiquetas (Labels) tenemos el primero de los detalles útiles. Podéis crear etiquetas con las que catalogar vuestro correo, como amigos, familia, bitácora, compras y de esa forma poder buscar cosas más fácilmente. Un correo puede tener múltiples etiquetas o ninguna. En Microsoft Outlook serían las carpetas en las que ponéis vuestros correos cuando los estáis almacenando, solo que aquí ese almacenamiento no es físico, no implica desplazar el correo a un lugar específico.

Etiquetando correo en GMail

La otra forma de crear una etiqueta es en la pantalla principal, seleccionando los correos que vais a etiquetar y en el menú desplegable de Más acciones (More Actions) le añades la etiqueta o etiquetas que quieras o se las quitas si por alguna razón no deseas que tenga una etiqueta. En la próxima imagen veis un correo al que le he puesto la etiqueta Blog.

Correo con etiqueta Blog

Parece que al final esto se va a extender demasiado así que me temo que tendremos una pequeña serie. Nos salimos del menú de Configuración (Settings) para explicar un par de cosillas y ya volveremos aquí otro día para mirar los filtros y la configuración de clientes de correo.

Una de las rutinas habituales al leer el correo es la de borrarlos una vez lo has hecho o guardarlos en alguna carpeta. Esto fue algo que debido a la falta de espacio, aprendimos a hacer. Ahora tenemos una cantidad tan grande de espacio que se pueden mantener todos o casi todos los correos que recibes. Como acabamos de ver, las etiquetas nos ayudan a organizar toda esa información que ya has leído y no quieres borrar. Para evitar tener la zona de Recibidos (Inbox) con miles de correos, los tenemos que Archivar (Archive) y lo puedes hacer de múltiples formas. La más rápida es seleccionando el correo (o correos) y pulsando la tecla y. Esto moverá el correo desde la vista de Recibidos (Inbox). No lo borra, repito, no lo borra y si quieres puedes buscarlo a través del buscador que tienes en la parte superior de la interfaz o a través de la vista Todos (All Mail). En mi cuenta en GMail, la cual existe desde el año 2004, tengo más de 9500 correos y un espacio de 271 MB ocupados. En realidad en estos años prácticamente no he borrado ningún correo recibido y aún así estoy ocupando solo el 4% de la capacidad que tengo (6324 MB a 16 de enero del 2008).

Otros atajos interesantes son c para escribir un nuevo correo, / para poner el cursor en el campo de búsqueda, y para archivar, como ya he dicho, r para responder a un correo que estás leyendo, a para responder a todos (reply to all) en caso que fuera una conversación con varios amigos y s para destacar, algo que explicaré la próxima vez.

Nos quedan por ver un montón de cosas, como los truquillos para mandar SMSs gratis entre colegas usando la agenda, importar todo el correo que tienes en tu casa, crear filtros para organizar el correo con etiquetas, filtros para eventos temporales (buscar trabajo, comprar casa y similares) y probablemente algo más que se me está olvidando

Puedes seguir aprendiendo más de GMail en Aprendiendo a usar y abusar de GMail – Segunda parte

2 opiniones en “Aprendiendo a usar y abusar de GMail – Primera parte”

  1. Yo sigo intentando que mis amigos se pasen a gmail, con algunos lo he conseguido, pero es que el mesenger tira mucho, y aunque te puedes conectar con una cuenta que no sea de microsoft, la mayoría no quieren “complicaciones”, y yo también trato de explicar en mi blog todas las cosas que generalmente propongo a amigos y que suele caer en saco roto para así por lo menos lo tengan por escrito…y si, sorprende, pero mucho, que incluso “profesionales” que andan por encima tuyo tengan tan poca idea y tan poco interés por aprender a usar buenas herramientas.

  2. Yo no lo intento. Aquellos que quieren usar algún tipo de mensajería conmigo ya lo han hecho y se han pasado a GMail y a los demás les muestro mi infinito desprecio por no poder usar gratuitamente POP3 o IMAP, descargar sus correos a sus PCs de manera gratuita y hacer multitud de cosas más que las otras alternativas no permiten.

Comentarios cerrados.