Argo

ArgoDe cuando en cuando llega a los cines alguna película basada en hechos supuestamente reales que despiertan algún tipo de recuerdo en tu memoria, algo que estás seguro de haber vivido solo que fue a una edad tan tierna que no tienes una clara idea formada, solo retazos de la misma. Con la historia de hoy me pasa algo de eso. Recuerdo que cuando los terroristas iraníes de mierda atacaron la embajada de los Estados Unidos fue como si el fin del mundo estuviera a punto de suceder y me acuerdo de mi abuela escuchando la radio y cagándose en la puta que parió a Mahoma, solo que mi abuela no decía palabrotas y para alcanzar el concepto tenía que dar algunos rodeos, pero la idea era simple y clara: moro bueno … moro muerto. Aunque no era una noticia que directamente afectara a los españoles, sí que tuvo una gran cobertura y por las tardes cuando llegaba del colegio, escuchaba las conversaciones y las maldiciones que se lanzaban en mi casa contra esa gentuza. Al parecer, hubo mucho más de lo que se supo y ahora han hecho una película sobre la espectacular operación de rescate de un grupo de empleados de la embajada. La película se llama Argo y se estrenó en España hace un par de semanas.

Un julay se baja al moro para trabajar de camello de bellísimas personas

Cuando la embajada de los Estados Unidos es invadida por los terroristas iraníes, seis trabajadores consiguen escapar y se refugian en la residencia del embajador de Canadá. La CIA comienza a planear una misión de rescate y como la tarea es prácticamente imposible, al final eligen una operación de cobertura tan absurda que parece irreal. Se trata de crear un proyecto de una película canadiense de ciencia ficción que tendrá algunas escenas grabadas en Irán. Un agente de la CIA camuflado como productor asociado del equipo de producción viaja a la ciudad y consigue engañas a las autoridades y hacerles creer que allí hay siete canadienses trabajando para hacer la película. En una operación prácticamente imposible y con todo en contra, tendrá que sacar a esa gente con vida del país .

Este es un guión que cuando estás viendo la película piensas que no puede ser verdad. La historia es tan ilógica y absurda que no te puedes creer que primero, se le pudiese haber ocurrido a alguien y segundo, tuviese éxito. La dirección a cargo de Ben Affleck es muy fluida y consiguió plasmar no solo una trama fantástica, sino hacer que tenga el aspecto viejo que tienen los programas televisivos y las pelis de esa época. Casi parece que estamos viendo algo grabado hace treinta y pico años. La trama tiene momentos de tensión, de cachondeo e instantes íntimos en los que te sientes muy cerca de los pobres desgraciados que están escondidos en la casa del embajador. Gran parte de los actores y actrices son desconocidos y eso ayuda a darle un toque de realidad. Mi mayor problema es con Ben Affleck, el cual no parece encajar muy bien y es la nota discordante. Seguramente si se hubiera limitado a dirigir y no hubiera interpretado, estaríamos hablando de un peliculón pero es que por desgracia al dirigirse no se puede ver y no se dio cuenta que es lo peor de la peli.

Pese a este hombre, una historia muy amena que nos sorprende con un suceso histórico completamente improbable. No es el tipo de cine al que van los miembros del Clan de los Orcos en manada aunque no me sorprendería si alguno de ellos aprovecha para llevar a su hembra. Los intelectuales de GafaPasta sí que la verán y estoy convencido que tendrá alguna nominación a los Oscars.

2 respuesta a “Argo”

Comentarios cerrados.