Asesinos internacionales – Killing Gunther

Hoy tenemos una película de esas que si se hacen es por la pela, porque algún estrellón necesita un cheque para pagarse un estiramiento o en este caso unas hormonas y se presta a cualquier cosa por la pasta, que mejor esto que acabar enchufado en un ayuntamiento podemita o en un gobierno que pone tanto empeño en revolver la mierda del pasado que va a terminar colocándola en el centro de la capital. En fin, que la estrenaban en el pre-estreno sorpresa de la semana y decidí darle una oportunidad aunque por el trailer me temía todo lo peor. Se llama Killing Gunther y dudo que llegue a los cines españoles, posiblemente vaya directamente a televisión con el título Asesinos internacionales.

Una banda de julays son totorotas

Al parecer igual que en el tenis hay un ranking internacional pero de asesinos y un montón de perdedores se confabulan para matar al que está en el primer puesto desde siempre y además, pretenden hacer un documental sobre el tema para mayor infamia suya. Las cosas se van torciendo desde el inicio y se retorcerán muchísimo más al final. O algo así.

Esto es un buen ejemplo del concepto de PUTA MIERDA DEL COPÓN. Es decir, Arnold Schwarzenegger, que es el único ser humano que sabe actuar en el elenco, no aparece hasta después de la primera hora y únicamente para los últimos veinte minutos o así. Mientras lo esperamos, la bazofia pringa tanto que tienes que levantar los pies en el cine y evitar tocar el suelo para que no se te pegue a los zapatos. Los diálogos son de puta pena, las estupideces que dicen merecen el tiro directo en la nuca para quien quiera que escribió el guión y para quien lo dirigió. Las escenas son falsas de vicio, los efectos especiales son de escuela de jacosos borrachos y retardados y las gilipolleces se apilan con prisa y sin pausa y prácticamente nunca te ríes. En el cine la gente se marchaba en un flujo continuo que me hizo temer lo peor y acabar allí solo con todo el mundo esperando a la salida para darme una ovación. Arnold Schwarzenegger hace de austriaco y cuando habla impone un acento tan fuerte que da grima. Además, los sucesivos estiramientos o tratamientos hormonales para el dopaje lo han dejado como si fuera una muñeca hinchable del chamo, es que si me dicen que en realidad él nunca estuvo allí respiraré más tranquilo porque si ese es su aspecto real, le deben quedar muy pocas lunas. Trataron con tanto esfuerzo de hacernos reír que acabaron por conseguir lo contrario y casi que era mejor llorar de rabia, salvo en mi caso que tenía el kleenex lleno de mocos y no me veía pasándomelo por la cara, así que me pellizqué un güevo y así aguanté las ganas. Esto es basura, una obra estúpida, sin pies ni cabeza, mal dirigida, peor interpretada y horrendamente escrita. Espero que el daño cerebral que me provocaron se me pase algún día.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, originalmente se podría pensar que la hicieron pensando en tí, pero te diré que no, que esto es basura que tienes que evitar a menos que quieras tener un berrinche en el cine y acabar destrozando la sala. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, cierra los ojos cada vez que veas algo relacionado con esta película para proteger tus múltiples neuronas.

2 respuesta a “Asesinos internacionales – Killing Gunther”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.