That Awkward Moment

That Awkward MomentHasta este punto en el que hemos más o menos cubierto el dieciséis por ciento del año 2014, el género de la comedia ha escaseado bastante en la pantalla y aún más el de las comedias tontas e insubstanciales que solo quieren alegrarte el rato y no tratar de inculcarte alguna estupidez moral. La película de hoy es una excepción, aunque en el cóctel añadieron algo de romance para camuflarlo un poco como comedia romántica. Se trata de That Awkward Moment y ni tiene fecha de estreno ni título traducido, así que parece que no llegará a las carteleras españolas.

Unos julays se encoñan de pavas y les buscan el agujerito para poder chingar

Tres amigos parecen estar en tres lugares sentimentales distintos en su vida. Uno descubre que su mujer lo ha convertido en un Vitorino y se separa de él y trata de asimilar el fracaso de su matrimonio y enderezar su vida, otro conoce a la chica perfecta pero le da miedo comenzar una relación y trata de sabotear su propia vida y el tercero conoce a una chica, se encoña y solo quiere pasar tiempo con ella. Aparte de esto, todos viven en el mismo lugar o al menos se reúnen allí y mienten más que hablan.

Esta es una comedia que funciona muy bien cuando se lanza de cabeza al humor guarro y salvaje de los hombres y patina y derrapa cuando intentan darle lustre a la cosa y agradar al público femenino. Es increíble como tiene momentos divertidísimos y golfos y al poco se chafan por la puta manía de hacer algo que atraiga a las mujeres, que tenga colores vivos, en lo que los hombres sean como clichés de macho de anuncio de revista y demás. Los diálogos entre los amigotes son dinámicos y directos y sin embargo cuando aparecen las hembras se tornan en experiencias melosas y terribles que todos queremos que acaben pronto. Toda una lástima ya que de haberse arriesgado, seguramente estarían en el comienzo de una saga de películas fabulosas y lo que tenemos es una comedia que no terminó de cuajar. Uno de los protagonistas es Zac Efron, el cual sigue un poco encajado en este tipo de papeles, aunque por otra parte, los borda. Ahora solo le falta crecer un poquito, ya que o es un retaco, o siempre lo ponen al lado de gente demasiado alta. De las pavas, destacar a Imogen Poots por la que la cámara parece mostrar una afección especial.

Es una de esas películas algo sosas que pueden valer para una sesión romanticona con derecho a ponerle la pierna encima a cualquier miembro del Clan de los Orcos con su hembra. Para los sub-intelectuales, este tipo de cine no tiene ningún tipo de interés y el resto puede esperar a que la den por la tele.

06/10

Una respuesta a “That Awkward Moment”

Comentarios cerrados.