AZ Alkmaar 2 – Ajax 3

Si no fuera por la agenda que comparten mi iPhone, mi iPad y mi Mac mini, me volvería loco y nunca sabría lo que debería estar haciendo. Gracias a ella puedo aceptar la invitación de un amigo para ir a ver un partido de fútbol y un mes más tarde, cuando finalmente llega el día, me pilla preparado. Este sábado fui a ver el partido de la Johan Cruijff Schaal (y todos sabemos que se pronuncia yojan crauf esjal) en el Amsterdam ArenA, el estadio al que he acudido en más ocasiones en toda mi vida. Esta viene a ser la supercopa holandesa, esa en la que se enfrentan el ganador de la copa (AZ Alkmaar) con el ganador de la Eredivisie (la Liga, el Ajax). El día se presentaba complicado porque acababa la primera ola de calor desde el 2007 y habían previstas dos tormentas que asolarían el país, una por el mediodía y otra a la medianoche, lo cual obligaba a mantener cerrada la cubierta del estadio y convertirlo en una sauna. No nos adelantemos y regresemos a los preámbulos.

Aunque ese mismo amigo había estado en mi casa cenando el fin de semana anterior con su parienta, regresó para una cena frugal antes de ir a ver el fútbol, o eso le di a entender porque como siempre, mi capacidad para sobre-cocinar se salió de madre y acabé montando un ágape. Me obligué a limitarme a tres platos y así opté por una ensalada de pasta fresca con pollo, beicon y aguacates de primero. La saqué de la aplicación gratuita para iPad Mind Watering, la cual por supuesto que no encontrarás para Androitotorota ya que no se hizo la miel para la boca de los mieldas. Tuneé la receta añadiendo el aguacate y la próxima vez haré un par de cambios adicionales.

Mi amigo no decía ni pío y se hincó la ensalada al completo. Elegí una pasta que estaba rellena de albahaca y tengo que reconocer que quedó riquísima. Con el hombre pensando que eso era todo, casi se cae de la silla en el jardín cuando saqué la tortilla de papas con cebolla y beicon, otra receta que se puede encontrar en el libro Cocinillas, también disponible únicamente para dispositivos mágicos y maravillosos, o sea, para iPad. Ni estuvo, ni está ni estará jamás en las tiendas de los Androitotorotas por razones obvias que no voy a repetir.

Mi colega sudaba copiosamente cuando acabó y creo que hasta sopesó el echar una jiñada en mi casa o hacerse un Leididí (también conocido como la dieta dosdedos) porque le informé que a continuación venía el postre. Como soy una persona modesta y sencilla, opté por un Pastel de arándanos azules con suero de mantequilla y limón que podéis encontrar en ésta la mejor bitácora sin premios en castellano y lo acompañé con dos bolas de helado.

Terminamos embarazados y sabiendo que el parto sería de los dolorosos, ya que todo lo que entra, ha de salir. Mi amigo me confesó que conociendo lo malísimo que soy yo para los cálculos de comida y temiéndose todo lo peor, siempre, esta mañana salió a correr y se hizo quince kilómetros, quemando todo lo habido y por haber y no almorzando.

Salimos de mi casa a las seis y pico y un rato más tarde llegábamos a los arrabales del estadio. En esta ocasión no consiguió asientos en la zona que nos gusta y acabamos por detrás de la portería que está en el lado sur, más bien cerca de la esquina desde la que se lanzan los córner. Se puede ver el lugar en el que nos sentamos y el aspecto del estadio media hora antes del comienzo del juego en este primera vídeo. También se puede ver la cúpula cerrada. El sistema para abrirla o cerrarla tarda cuatro horas en completar la tarea y dos horas después del final teníamos una alerta meteorológica. También se puede ver un tramo de grada vacía. Es la pecera en la que se mete a los de los equipos contrarios en partidos problemáticos.

Los jugadores del Ajax jugaban de negro ya que se les consideraba el equipo visitante pese a jugar en su estadio. El segundo vídeo es algo que hay que ver para creer. En el estadio estamos todos de pachanga, que ya se sabe que los Nórdicos tienen sangre helada y la gente no se divierte, con música a todo meter, gente bailando y a todas estas, en el terreno ya se han colocado los jugadores y va a comenzar el partido. Supongo que en la tele están los sub-intelectuales que lo narran deslumbrando a sus espectadores con su conocimiento y en esto que el árbitro pita el comienzo y cortan la música de golpe. Sucede cuando quedan unos seis segundos para el final del vídeo.

A partir de aquí vino una primera parte sin goles y con el Ajax dominando por pasiva y por activa y con mucho tiki-taka, que es como esta gente llama a lo de pasar la pelota sin motivo aparente y en la segunda parte y en unos pocos minutos llegó el despiporre con dos goles del AZ Alkmaar que nos hizo temer todo lo peor a los que sucedieron otros dos goles del Ajax que nos devolvió la esperanza. Comentar que en todo el partido no hubo una sola tarjeta, aunque más de uno se mereció una amarilla y un buen par de hostias (pero no de las católicas, que eso es pedofilia). Si os fijáis casi al final del tercer vídeo, cuando el balón sale del campo, golpea una de las antenas que tenían allí y después fue un drama para los técnicos que controlan la tecnología, que no recibían señal y estuvieron meneándola un buen rato. Si es mi padre el que está allí, él le da con el martillo hasta que lo soluciona, que de siempre ha dicho que no hay nada que no se repare con un buen martillazo.

El partido se finiquitó en la prórroga con el tercer gol del Ajax, que después de tres años perdiendo por fin recupera la corona y lo hace en uno de los partidos más bonitos que se han visto en el 2013, algo que según mi colega es super-injusto porque él viene cada dos semanas y se mama mierdas y el día que yo voy al estadio, todos se esmeran. En el siguiente vídeo tenemos un suceso milagroso, una lefada que cayó del cielo bañó a los futbolistas ganadores. También se puede ver como la basca sale por patas y no se espera ni a la ceremonia.

Para el vídeo final tenemos a los jugadores del Ajax dando el paseíllo por el estadio con su nuevo plato de plata mientras la gente canta una de las canciones que se asocian con este equipo de fútbol.

Al salir del estadio regresamos al coche y de camino a mi casa comenzamos a escuchar los pepinazos de los truenos, rayos y relámpagos. Después de una breve parada en mi casa para tomar un cafelito y llevarse una bolsa con lo que quedaba de tortilla y con algo de pastel para el desayuno, mi amigo siguió hacia su casa en Nimega (por aquí conocida como Nijmegen) y al parecer tardó casi el doble de lo habitual por el pedazo de tormenta que le pilló por el camino. Y así fue como presencié el partido en el que el Ajax ganó la Supercopa holandesa.

11 respuesta a “AZ Alkmaar 2 – Ajax 3”

  1. Lo increible es la capacidad de estómago para almacenar todo eso sin cagar para hacer sitio, no quisiera estar cerca cuando evacueis… 🙂
    Y eso que no mencionas lo que bebisteis que supongo que serian unas cuantas birras, claro, por que tu no eres de vino…
    Pero que os quiten lo bailao… 🙂
    Salud

  2. Me imagino que cenaréis temprano porque yo me como todo eso para cenar y sí que tengo que hacer la leididi del tirón.

  3. cenamos a la hora de la cena holandesa, entre las 17 y las 18 horas. Solo en los países del sur se cena tarde. esta es la comida principal del día y ha de proveer energía para todas las actividades de la tarde/noche.

  4. Siento comunicarte que en eso de hacer comida para 20 cuando solo quieres “para dos y algo ligerito” no es un invento tuyo, es de mi madre, que sigue haciendo comida para todo el pueblo y parte del extrarradio con que solo le vayamos dos a comer a casa. Luego se queja de que se tienen que pasar el resto de la semana comiendo lo mismo, pero no aprende. Y no me digas que haga como tú y regale la comida, que ya lo hace, que nos manda tuppers a todos, pero aún así, toda la semana.
    Una vez “solo” sobró uno de los postres, y su agobio fue : “ves??? ya sabía yo que era poca comida!” bfff… pero creo que es un mal que los gallegos tenemos muy acentuado, hay una viñeta buenísima de Davila, que es un viñetista de un periódico de aquí, en la que se ve un dinosaurio al espeto, y un tío con pinta de guiri diciéndole a una señora “pero si somos solo cinco” y la señora le contesta “bueno carallo! más vale que sobre que non que falte” y otra parecida donde se ve a una parejita guiri con cara de susto y una bandeja de comida delante que es como un muro, y del otro lado una señora le dice a un señor “merda! quedaron os chourizos no arcón!” La verdad que podría haberlo dibujado poniendo a mi madre cualquier día en el que tenga invitados.

  5. Estoy de acuerdo con tu madre. Una cena con menos de diez platos es un insulto. Ayer regalé gazpacho blanco a vecinos y uno de los amarillos de mi empresa y mañana creo que regalaré pretzels. El viernes creo que toca magdalenas.

  6. Genín, se me olvidó comentar que él no tomó alcohol porque conducía y yo me limité a medio litro de Erdinger. El estómago tiene un límite y si lo llenas con dos litros de cerveza, la cena no entra. Además, los baños del estadio me ponen de los nervios y prefiero evitarlos.

  7. Ojo con llenar el estómago con 2 litros de cerveza que aquí un pavo la ha palmado en unas fiestas por mamarse 6 litros en un concurso de ingestión de cerveza. Dicen que empezó a echar espuma por la boca. Normal.

  8. 2 o 3 litros es asumible. Con 6 litros, te tienes que poner pañales o beber directamente junto al meadero porque no vas a salir de allí. No creo haber pasado jamás de los 3.5 litros y la resaca fue de leyenda. Con cubatas de Ron Santa Teresa con Cola, un año en carnavales me tomé un litro y fue un rescándalo total en la Universidad, aparte de las horas en blanco que tengo.

  9. A ver si de esas horas en blanco va a haber un sulaquito por ahí perdido, fíate, que de menos salieron culebrones.

  10. Al menos cinco bebas me retiraron la palabra ese día. A otra que me caía mal y que salía con mi mejor amigo en esa época, me agaché detrás de ella cuando hablaba con alguien y le cogí el parrulo desde abajo. Se dio la vuelta y abofeteó a un chamo que estaba detrás y después me vio a mi tirado en el suelo partido de risa. A esta no la cuento en el grupo de las que me retiraron la palabra porque no nos hablábamos de antes. Me fui de allí tan a gustito … como decía el torero borrachuzo que mata gente con el coche.

Comentarios cerrados.