Bad Teacher

Bad TeacherNada más regresar de mis vacaciones miré la cartelera y traté de colocar un par de películas durante la semana, en días en los que ya tenía otras citas, para neutralizar el mono de no haber estado en un cine durante más de tres semanas, un récord que en mi caso tiene más de diez años. Una de esas películas es la comedia Bad Teacher, la cual llegará a España la segunda semana de julio con el mismo título, ya que aunque la doblan al español, parece que los sub-intelectuales son capaces de traducir en sus vacíos cerebros estas dos palabras sin más problemas.

Una julay más penca que las putas de la calle Andamana quiere arrejuntarse con un hombre rico para que la mantenga y le pague sus vicios pero no termina de dar pie con bola

Una mujer que está dejando su trabajo como profesora porque se va a casar con un millonario se encuentra que este cancela el enlace y tendrá que volver a trabajar y recomenzar su búsqueda de un tío con dinero que le pague sus vicios, ya que ella lo único que quiere es no dar un palo al agua y vivir la gran vida. En el colegio llegará un nuevo profesor que además es de familia de dinero y ella hará lo imposible por engancharlo en sus redes y llevarlo al altar pero no lo tendrá fácil ya que hay otra profesora que va contra ella y a por él.

Esta es una comedia ligera y sin un guión demasiado complicado. Han optado por revisitar situaciones que ya hemos visto en varias ocasiones y tratar de hacer que funcionen de nuevo. Al frente de todo está Cameron Diaz , la cual debe tener a un equipo de cirujanos plásticos trabajando para ella a tiempo completo porque el cuerpo lo mantiene perfecto, aunque le falla en las costuras de los ojos, lugar en el que se le ve que es perra vieja que ya ha sudado mucho. Ella siempre ha sido muy buena en papeles cómicos y en este no es la excepción, aunque en algunos momentos habría estado bien que los guionistas se lo curraran un poco más. A su lado pusieron a Justin Timberlake como el profesor millonario al que quiere conquistar y que debió caérsele a la matrona en el momento de su nacimiento porque tiene un ramalazo de totorota que no veas y mucho más interesante aunque con un papel más escaso está Jason Segel. Entre los tres nos llevarán por toda una serie de escenas con malentendidos y patéticos intentos para conquistar y torpedear con los que pasaremos un buen rato sin más complicaciones.

Está claro que si vas a ver esto es porque buscas algo sencillo, insubstancial y banal y no pretendes que te reciten a Shakespeare o hablen de los grandes poetas noruegos. Cumple con su papel de comedia veraniega y tampoco aspira a más, así que es una excelente opción para una tarde calurosa de domingo pasada en una sala con aire acondicionado y acompañado por los colegas.

07/10

Una respuesta a “Bad Teacher”

Comentarios cerrados.