Bailando la vida – Finding Your Feet

Finding Your FeetCuando voy por Amsterdam es mayormente para pasar por la filmoteca y ver esas películas raritas que a veces se estrenan en otros lados del país pero otras veces no lo hacen o están previstas para esas semanas en las que yo no estaré por aquí ya que me voy de vacaciones, así que incluí la película de hoy en mi penúltima visita. Se trataba de uan comedia, con drama y todo lo demás británica titulada Finding Your Feet y al parecer se estrenó a finales de abril en España con el título de Bailando la vida que es la traducción literal, literal del título en inglés. Vamos, es que ni yo lo podría haber puesto mejor.

Una julay vieja se desbarata toa cuando descubre que su marido se la empeta a su mejor amiga

Una señora ya mayor o eso que en la Isleta se definía como una vieja, descubre que su marido lleva años follando con su mejor amigo y lo abandona. Se va a vivir con su hermana la friki hippie y ella que viene de casa de gente rica, como que lo pasa super-mal en aquel entorno de proletarios. La hermana la obliga un día a acudir con ella a unas clases de baile chimpúnico para viejos y allí como que se lo pasa bien, baila y hay un viejillo que se intuye que le quiere poner la pierna encima y ya puestos, empetársela hasta los pelos de los güevos, pero ella como que no lo ve claro porque vive en su propio universo paralelo.

Tenemos una comedia con ratos de drama en donde se ríen de la alta sociedad inglesa y sus polladas clasistas. Por un lado están esos pijos y por otro una banda de gitanillos ingleses, más básicos que el agua del chorro y que aceptarán a esta tipa rara sin reservas mientras ella redescubre a la hermana con la que ha perdido el contacto durante un montón de años y vuelven a conectar como amigas. En un punto determinado los viejos montan un espectáculo en la calle y como siempre, alguien lo graba y lo pone en Internet y con la familla, los invitan a Roma para que hagan una gala y a los viejillos se les sube la tensión con tanta coña. La película tiene sus buenos ratos pero cuando tiran por el drama es aburrida y particularmente, toda la introducción con la familia pija me la habría ahorrado porque no sirve de nada. Una de las dos hermanas protagonistas, la pija que se muda con cuernos, resultó ser la profesora malvada de Harry chapaPotter, aquella que lo torturaba con su varita mágica en la quinta película y yo todavía se la tengo jurada a la chama. Se pasaron un rato larguísimo con el final, con la chama haciéndose una maratón por Londres o poco menos persiguiendo al macho y al parecer encontrando una bicicleta por la calle mientras corría sin zapatos porque el mundo es así y la gente no le pone candado a sus bicis cuando las dejan en la calle para que otros más necesitados se las puedan robar. Yo habría puesto el final diez minutos antes y habría sido una película muchísimo mejor. En el lado positivo, los actores y actrices británicos siempre son fabulosos y aquí vuelve a resultar un placer ver a toda esa gente en pantalla.

Cualquier miembro del Clan de los Orcos expuesto a esto puede padecer severos daños cerebrales. Tampoco tiene el caché que gusta a los sub-intelectuales con GafaPasta. Se queda en un buen telefilm que se puede ver cuando la den por la tele.

06/10

Una respuesta a “Bailando la vida – Finding Your Feet”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.