Bait

BaitDe vez en cuando, muy raramente, te cruzas con una película que tiene una trama tan loca y estúpida que cuando ves el trailer no te lo puedes creer y ahí, en ese mismo instante, decides que la vas a ver aunque sea el mayor pallufo de la historia del universo. Por desgracia, este tipo de cine llegaba antes con frecuencia, gracias sobre todo a productoras como la Troma, que se encargaban de fantasear con lo impensable y lo imposible y crear pequeños clásicos, películas totalmente fuera del circuito comercial pero con la que muchas veces te partías la polla de risa si tienes un buen sentido del humor. Hace unos meses vi un trailer de una de esas películas, algo llamado Bait y no pude resistirme. La fui a ver hace más de un mes pero por aquello de las prioridades, ha estado esperando su momento. En España no tiene fecha de estreno y no me extrañaría si nunca la llegan a ver en los cines, ya que gastarse pasta en doblar algo así solo porque los orcos no hablan otras lenguas no creo que sea económicamente rentable.

Un julay que trabaja en el Merca-Mamona las pasa putas entre tanta chusma y gentuza

Estamos en una ciudad costera de Australia, en un supermercado. Hay clientes, hay empleados y por haber hay hasta un tipo que va a atracarlo. En eso, con todo el mundo haciendo su vidilla, llega un sunami y se monta un pitote. De repente, el supermercado está lleno de agua, los pocos que han sobrevivido están sobre las estanterías y los pasillos del supermercado tienen unos nuevos clientes, tiburones blancos que prefieren la carne fresca.

Hacer una película de tiburones en 3D ya no es original. He visto varias. Hacerla dentro de un supermercado sí que lo es, eso es tener imaginación. Un ambiente claustrofóbico, un sitio que a todos nos resulta familiar y unos bichos malos como políticos españoles. El guión, la historia, el relato o como queráis llamarlo es toda una sorpresa ya que uno se prepara para lo peor y se encuentra que es entretenida, que se han molestado en tejer relaciones, en crear situaciones y en intentar que sea algo más que peces grandes descuartizando miembros. De repente te das cuenta que te lo estás pasando bien, que es una historia sencilla y bien hecha, que el director sabía lo que hacía y que Xavier Samuel, un actor que me estoy tropezando en las salas con bastante frecuencia, sabe como hacer su trabajo y hasta consigue que te encariñes con él y con el drama de su vida, esas pequeñas historias secundarias que nos dan algo de profundidad en la definición de personajes. La historia está muy bien y lo único que la afea un poco es que los efectos especiales son de supermercado de productos de marca blanca, se ve que no tenían un gran presupuesto y en algunos momentos dan algo de lástima, pero oye, eso también le añade encanto a la película y seguro que con una mega-estrella americana y cientos de millones de dólares habrían hecho una mierda. Lo peor de la película son los quince minutos iniciales, justo la parte que transcurre fuera del supermercado y antes del sunami, momentos en los que la historia no es nada interesante pero una vez los pasamos, es buenísima.

Este es el tipo de cine al que yo iría con el Clan de los Orcos si fuera uno de sus miembros. Queda totalmente fuera de los registros permitidos para los GafaPasta así que ni molestarse en ir.

06/10

Una respuesta a “Bait”

Comentarios cerrados.