Bajando la bici

Creo que en la larga, épica y legendaria historia del mejor blog sin premios en castellano, esta es la primera vez que en lugar de una foto con bicicleta(s) tenemos un vídeo, aunque como es de sobra conocido que mi memoria raramente abarca más allá de los últimos tres minutos, seguramente me equivoco. El vídeo que está sobre este texto y que si por algún motivo no aparece lo podéis ver aquí es una pequeña producción en la que se puede ver como bajo a la hija pródiga de su aparcamiento. El documento tiene un texto que lo explica y que supongo que solo los más espabilados podrán leer así que le dais a la pausa y completáis la lectura y reconocéis que sois más lentos que un político español que está formando gobierno. El vídeo creo que está bloqueado en Alemania por culpa de la fanfarria musical que le puse. Inicialmente lo subí en mi flickr pero aparece como una imagen en negro y no mola nada. En cualquier caso, si el otro os da problemas, también está aquí.

Esta anotación sirve también para anunciar la muerte de La Lapoya, la cual estoy despiezando porque su reparación me costaría más que conseguir otra. Por el momento, he optado por usar La hija pródiga, bicicleta que en su época perteneció a la Primera Esposa del Rubio y que me regaló. No tiene velocidades, algo que siempre he visto como un inconveniente pero haciendo pruebas he podido comprobar que tardo el mismo tiempo en hacer los recorridos y hago muchísimo más ejercicio, lo cual evita que me encochine como muchos de los que comentan. A la bici le he puesto las bolsas de carga que tenía La Lapoya y que cambio al menos dos veces al año porque se rompen con facilidad. Hace unos tres años y medio ya vimos en La Cholina aparcada en la estación una imagen de las bicis en los aparcamientos para bicis a dos niveles. La diferencia entre aquel y el del vídeo es que este nuevo tiene un sistema de amortiguación que hace mucho más fácil y cómodo bajar y subir la bicicleta, ya que te ayuda al subir y la frena al bajarla. El vídeo lo hice dentro del aparcamiento vigilado y gratuito (las primeras veinticuatro horas) de la estación en la que dejo la bici todos los días.

3 opiniones en “Bajando la bici”

  1. Estremecedor!!! Conmovedor!! Supremo!!! ya sabemos que vídeo va a llevar el Oscar al mejor documental sobre realidad… sin duda! Oh, madre, voy a refrescarme…..sofocada me dejas! O_o

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *