Basilica Cattedrale Patriarcale di San Marco

La Basílica de San Marcos es sin lugar a duda la iglesia más espectacular de Venecia. Es de estilo románico-bizantino y gótico y llama la atención por ser muy diferente de las otras catedrales europeas. Se comenzó a construir en el siglo IX (palito-equis) y supuestamente en ella tienen el cuerpo de San Marcos, chamo que me suena conocido y que creo que formaba parte de la rumorología de la secta de los presuntos tocadores de niños en la que me educaron. Ha sido reconstruida en varias ocasiones y la versión actual es del siglo XVII (equis-uve-palito-palito).

La basílica parece tener alguna movida chunga con el lado derecho de la fachada, que acaba demasiado abruptamente junto al Palazzo Ducale, sin separación entre los mismos, lo cual le da un aspecto algo renqueante (en mi opinión). Seguramente se debe a que era la capilla del palacio y no se convirtió en la catedral de la ciudad hasta 1807. Cuando la visité tenía una parte de la fachada cubierta por un andamio, el cual se puede ver en la foto. Mañana la veremos desde lo alto y podréis ver las cúpulas. En el interior (y en el exterior) la iglesia tiene unos mosaicos preciosos. Su planta es de cruz griega, con cinco cúpulas. En la foto se ve como asoman los 4 Caballos de San Marcos, los cuales veremos con más detalle en otra foto.

La fachada cambia de color según la luz. Aquí la tenemos con los tonos más cálidos del sol del atardecer. En las otras fotos que he seleccionado se verá más blanca por culpa de la luz del mediodía.

2 respuesta a “Basilica Cattedrale Patriarcale di San Marco”

  1. A mi me gusta, tal pareciera que se les acabó la pasta y falta la parte de arriba:)
    Claro que es broma, todos sabemos que a esta gente nunca les falta la pasta…
    Salud

  2. Las luces del atardecer me producen sensaciones contradictorias (tranquilidad, calidez, belleza, finitud, opacidad, declive) ; aún no puedo decir si ganan las positivas o las negativas. Y creo que es muy posible que me vaya de este mundo sin averiguarlo.

Comentarios cerrados.