Basilica di San Clemente al Laterano

El primer lugar que visité en Roma fue la Basílica de San Clemente de Letrán. Me lo sugirieron en la pensión en la que me hospedaba y fue todo un acierto. Es una basílica que está cerca del Coliseo pero de alguna manera, fuera de la ruta turística. Lo especial y asombroso es que en realidad son tres edificios en uno y un viaje de más de mil quinientos años por la historia de la ciudad de Roma. Al entrar tenemos una preciosa basílica, un edificio del siglo XII (equis-palito-palito) que llevan los dominicos irlandeses. El edificio tiene unos techos fascinantes y unos frescos de vértigo y un mosaico de agárrate y no te menees. Todo eso en la parte gratuita. Pagando cinco leuros se accede a las excavaciones del edificio y tras descender un nivel, llegamos a la primera basílica a la cual corresponde la foto de hoy y que descubrieron en unas excavaciones en 1860 y la cual se cree que es de finales del siglo IV (palito-uve). En la misma se eligió en 1099 al cardenal Rainerius de San Clemente como papa Pascual II. Ahí no acaba la cosa ya que si descendemos un segundo nivel llegamos a unos edificios romanos y un templo pagano. Realmente es todo un descubrimiento y una visita obligada en la ciudad de Roma, sobre todo por la fascinante historia y la forma en la que allí siempre han construido sobre lo viejo.

3 respuesta a “Basilica di San Clemente al Laterano”

  1. Genín, esta estaba totalmente enterrada bajo la otra, es decir, los niveles inferiores los habían llenado de tierra y escombros y por eso no hay nada en ella, salvo los frescos y restos de pinturas en las paredes. Por eso es tan especial.

  2. ¡Pues me la perdí!… Eso es lo que pasa por elegir hotel en lugar de pensión. Jajaja?? Lo tendré en cuenta para la próxima vez; me refiero a la Basílica, y no a la pensión. Jajaja??

Comentarios cerrados.