Basilica di Santa Maria sopra Minerva

Por detrás del Panteón de Agripa tenemos la basílica de Santa María sopra Minerva, una basílica de las menores y la única de estilo gótico en esta ciudad. El edificio por fuera es tan sobrio y discreto que muchos ni siquiera le echan un vistazo y pasan de largo sin saber que su interior esconde un montón de tesoros. Entre las burradas habituales en la empresa de los presuntos tocadores de niños tenemos que en esta basílica está enterrado el cuerpo descabezado de Santa Catalina de Siena y la cabeza de esta pobre desgraciada está en la ciudad mencionada.

En la calle y frente a la iglesia tenemos el Pulcino della Minerva, una escultura diseñada por Bernini con un obelisco y un elefante. El obelisco es el más pequeño de los once egipcios que hay por toda la ciudad y que se expoliaron de Egipto. El populacho bautizó al elefante En el interior hay un Cristo de Miguel Ángel que veremos mañana en otra foto.

Una respuesta a “Basilica di Santa Maria sopra Minerva”

Comentarios cerrados.