Beautiful Boy

Lo normal es que en el pre-estreno sorpresa predomine la serie B, las películas de terror y esas películas raras que posiblemente deben estrenar por obligación pero que intentan quitarse de encima lo antes posible. Por eso, sorprende un poco que planificaran la película que voy a comentar y que ya en el trailer demuestra que está a un nivel de calidad más propio de la filmoteca, aunque eso también explica la desbandada que hubo en la tercera fila, justo detrás de mi, con los cinco miembros del Clan de los Orcos que optaron por irse a un bar a beber cerveza y no perder su sacrosanto tiempo. La película se titula Beautiful Boy y creo que no llega a España hasta enero con ese mismo título, ya que les dio pereza traducirlo y llamarla truscoluña no es nación.

Un julay jacoso tiene un padre más plasta que una mosca cojonera

Un chaval de clase media, con una familia bonita, un padre que lo adora, con dos hermanastros que lo deifican, básicamente es un jacoso, pastillero, porrero y yo creo que hasta esnifa pegamento y mierdillas de perro frescas. El chaval, en su entorno perfecto, no pudo evitar caer en la espiral de las drogas y por más que el padre lo intenta todo, no consigue salvarlo de ella y cada vez que parece estar subiendo a la superficie y lo logrará, cae más hondo.

Esto está basado en una historia real de un chamo y su padre que ahora mayormente viven del tema, escriben libros, dan charlas y eso. Es un drama, por si alguno es lento y no lo ha captado y durante las dos horas que dura la película nos llevan por una gran parte de la vida de este chico y aunque no vemos en muchas ocasiones las razones por las que vuelve a tropezar, si que disfrutamos de las consecuencias de esa acción. El que realmente impacta por su infinita capacidad para seguir probando es el padre, interpretado por Steve Carell, que no me extrañaría que pille una nominación en los próximos premios y seguramente se la merece. A este hombre lo identifico con las comedias pero es que tiene una mano para el drama brutal. Cuando ya estás convencido que lo ha bordado, se rinde, se declara vencido y asume que su hijo morirá o acabará muy mal y en ese momento se crece y con gestos mínimos, te pone a llorar. El hijo lo interpreta Timothée Chalamet haciendo su papel de querubín, como en la película del año pasado, ya que el chamo no tiene que hacer esfuerzo para aparentar ser un ente adorable, es mono (pero sin pelo, como le molan a la Virtuditas). La forma en la que se cuenta la historia es algo lenta y seguramente se hubiese beneficiado de algún corte de tijera pero pese a ello, el balance sigue siendo muy positivo.

Por lo dicho al principio, esto no es ni será jamás cine para los miembros del Clan de los Orcos. Sí que puede gustar a los sub-intelectuales con GafaPasta.

Una respuesta a “Beautiful Boy”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.