Berrea, berrea

Berrea, berrea

Berrea, berrea, originally uploaded by sulaco_rm.

De existir un Creador, está claro que con unos se ensañó más que con otros a la hora de facilitarles el folleteo. Los ciervos han de pasar por el trauma de ver como les salen unos cuernos enormes en la cabeza, cuernos que han de arrastrar durante meses, después han de partirse la cara a hostias con los otros machos para ver quien es el que monta a las pavas y además se tienen que pasar tres o cuatro semanas berreando sin descanso para impresionarlas también por sus dotes de canto.

Mi teoría es que es un exceso de hormona y estoy seguro que si en las competiciones ciclistas y de otro tipo de deportes en lugar de los análisis se van a los hoteles de los atletas, se los encontrarán allí berreando como locos por culpa de los efectos secundarios de las hormonas que todos se endiñan. Espero que no les crezcan cuernos y acaben como el pobrecito de Hellboy que se los tiene que limar todas las mañanas.

3 opiniones en “Berrea, berrea”

  1. jajajajaja Me trae recuerdos de juventud cuando uno, sin cuernos, estaba igual de birriondo, pero con la diferencia de que berrearas lo que berrearas, normalmente no te comias una rosca…jajajaja
    Salud

Comentarios cerrados.