Bici y más bici

Aprovechando el veranillo tardío que estamos teniendo en los Países Bajos y que comenzó el pasado viernes, estoy haciendo kilómetros a destajo en bici. El viernes fui a trabajar con ella, recorriendo los veintidós kilómetros y seiscientos metros que separan mi casa de la oficina en algo más de una hora. Salgo a las siete de la mañana, cuando aún no hay mucho tráfico, el sol está por salir y la temperatura ronda los trece o catorce grados, perfecta para pedalear en camiseta sin sudar. La ruta me lleva por el lado este de la ciudad de Utrecht, pasando junto a preciosos parques que a esa hora del día están desiertos y una vez salgo de la ciudad hace una línea recta casi perfecta que acompaña a las vías del tren durante gran parte del recorrido. Mientras pedaleo, escucho un audiobook y disfruto del aire fresco y de la soledad del camino. El regreso es a algo más de veinte grados, aún más relajado y por la misma ruta, la cual me ha costado determinar después de perderme tres o cuatro veces ya que en lo de orientarme sí que soy un negado.

El sábado me pasé por el mercado de Utrecht recién comenzada la mañana, después entré en una librería a comprar los libros de italiano para el curso que comienzo esta semana y al volver a casa salí en dirección a Wijk bij Duurstede, un poblacho a orillas de uno de los ramales del río Rín que está a unos veinticuatro kilómetros de mi casa. El nombre del pueblo significa el villorrio cerca de Duurstede el cual es un castillo cercano en el que vivía el obispo de Utrecht, que durante mucho tiempo era el Reyezuelo de la zona. Me debería haber llevado la cámara pero se me pasó y me quedé sin hacer la foto del único molino de viento del mundo bajo el que pasa una carretera. Para llegar allí planifiqué mi ruta usando el Knooppuntenplanner, en el cual eliges tu ruta y el sistema te dice los puntos por los que hay que pasar, los cuales están perfectamente indicados. Por supuesto me perdí al menos una vez y en lugar de los cuarenta y nueve kilómetros que quería hacer ese día, seguramente terminé haciendo sesenta. En el camino crucé por lugares en los que los colores del otoño comienzan a aparecer y por granjas en las que vendían manzanas, peras y en algunas de ellas mazorcas de maíz dulce (o piñas para los Canarios). Una vez en el poblacho, descubrí que ese día había un festival en el que participaban dieciséis coros de los Países Bajos que cantaban en varios escenarios repartidos por todo el pueblo y había un mercado fantástico. Me uní a los miles de visitantes para escuchar algunos de esos coros, ver a los frikis bailando delante de los mismos y recorrer las calles de un lugar que parece sacado de una postal y que por supuesto está fuera de las rutas turísticas, algo que sucede con casi todas las maravillas de este país, que parecen reservadas para los autóctonos y a donde no llegan los que vienen por unos días a fumar porros, emborracharse y ver las putas de Amsterdam (y si eres británico o americano a acostarte con ellas).

Regresé a mi casa por otro camino, pasando por poblachos aún más pequeños y por una zona que en primavera se vuelve blanca con las flores de los manzaneros, al llegar, aún pude disfrutar de la tarde en el jardín y comerme un kilo de almejas a la marinera que me dejó comatoso.

Por la mañana del domingo, un buen desayuno y salí a toda pastilla a coger el tren para ir a Amsterdam y pasar el día allí y hoy por la mañana, de vuelta al trabajo en bici, al igual que casi todos los días de esta semana, ya que el buen tiempo, con sol y sin lluvia, parece que va a ser la norma. Algún día quizás llegue a entender como puede haber gente que no puede vivir sin un coche. No hay nada más relajante que saber que vas desde un lugar a otro por tu propio esfuerzo y a velocidades que te permiten disfrutar de todo lo bello que tienes a tu alrededor ?? 

17 opiniones en “Bici y más bici”

  1. Ahí tenéis la ventaja de que todo es llano, de ahí la proliferación de bicicletas.
    Yo voy una vez cada ocho días al super, no me puedo imaginar lo que seria ir y volver en bicicleta con todas esas bolsas y subiendo, y eso que no llega a los 3km la distancia de mi ranchito al Mercadona, tampoco es que sean muy empinadas las cuestas, pero joden, pero tu, en tus circunstancias, tienes toda la razón, supongo que estarás en buena forma física, yo camino una hora diaria a paso rápido, no me atrevo con las cuestas en bicicleta.
    Salud

  2. Genín, aquí llevas dos cartucheras en la bici en las que puedes llevar un montón y además la mochila, con lo que puedes cargar bastante y lo que haces es que vas con frecuencia al supermercado en lugar de un día para comprarlo todo.

  3. El paisaje será bellísimo, pero a mi dame motores aunque sean eléctricos… estaba leyendo lo de los 22 km y me estaba dando un pasmo, imagínate si tengo que pedalearlos, uf!

  4. Hoy ya me hice los 22.6 de la mañana, ahora camino una hora y esta tarde me hago otros 22.6 para volver a casa … Mañana lo mismo.

  5. Lo que dice Genin es cierto, el que sea llano y aun mas importante el que haya TANTO carril bici, pues ayuda un monton. Aqui hacerte 22 kms es una sentencia de muerte, si dentro de la misma ciudad hay muchos sitios que los tienes que hacer a pie con la bici a un lado porque no estan preparados para las bicis, imaginate saliendo en la carretera, en Holanda el pisha y yo incluso ibamos a otra ciudad en bici, era mas facil… Y tu ademas con ese motor para viejitos que le compraste pues mas facila aun… Besitos.

  6. Que más quisiera yo que funcionara el motor pero casi siempre voy por encima de los 25 kilómetros por hora y se desconecta. Donde vive Genín lo que mola es el carro y el caballo, eso y un traje de faralaes para ir como cualquier folclórica lésbica por esas calles sin asfaltar (espera que me obnubilo, que eso no era en Almonte sino en el Rocío).

  7. Yo a toda la gente que vive en el Rocío me los imagino vestidos de folclóricas con gafas Rocío Jurao y Padecío y con melenas de esas lavadas con champú Andrelequelequelón

  8. Es que a mi me parece una barbaridad salir del ranchito una vez cada ocho dias, lo haria en lapsos mas largos pero me obliga la maduración de la fruta de la que como kilos y kilos que mantengo casi a punto de congelación, imagínate si tengo que ir mas frecuentemente al super (Odio los super)…
    Suelo llenar, casi, de bolsas el maletero de mi Ibiza…
    Yo ando siempre en traje de faralaes sin nada debajo…jajaja
    ¿Y no se puede graduar el motor de la bici?
    Es cierto lo que dice Waiting, esto no está preparado para bicis.
    Comparto los escalofríos de Virtuditas…jajaja
    Salud

  9. Genín yo soy feliz haciendo ejercicio así que lo de regularlo no merece la pena, si quisiera ir más rápido me compraría una motocicleta. Acabo de añadir otros 22.6, con lo que el total desde el viernes debe estar por encima de los doscientos kilómetros contando los viajes auxiliares ?? 

  10. Por que se que te refieres a bollería, pero alguien que lea lo de las magdalenas y las cristinas (la mente sucia, ya sabes) lo que pensará es que no es dopaje, es que con tantas mujeres en tu vida tienes que estar más agotado!! y por cierto, tantos 22.6 van a hacer que bajes de peso, y como bajes de peso es que ya no se te va a ver, majo….

Comentarios cerrados.