Big Game

Hoy comento una película que fue la última que fui a ver antes de marcharme de vacaciones a las Filipinas y lleva macerándose en mi despensa desde finales de abril. La razón es que no tiene fecha de estreno en España y fue una experiencia tan traumática, que he preferido olvidarla. Se trata de Big Game y hasta ahora no hay planes de estrenarla en España y con algo de suerte la situación no cambiará y jamás tendréis que padecer algo así.

Un julay adolescente pollea con el presidente de los gringos con y sin chimpún

Con dos cojones, unos chamos tumban el avión del presidente de los Estados Unidos de América y el susodicho acaba en el medio de un bosque finlandés en donde hay un chiquillo que parece ser que se convertirá en hombre cazando una bestia. Los dos tendrán que sobrevivir cuando un montón de gente quiere cazar al presi y darle candela de la mala entre polladas y más polladas.

Sin dudarlo, el premio al guión más estúpido del 2015 se lo llevan los que cagaron la historia de esta película y que demuestran estar al nivel de Tolkien y los mequetrefes que hacen los guiones de las películas inspiradas en sus cagadas. Tenemos algo absurdo y estúpido en lo que mezclan una especie de película de acción con un intento de asesinato, rapto o no se sabe muy bien qué, del presidente gringo por un lado y por otro la transición de niña a mujer de un chiquillo que ha de cazar algo para ser un hombre. El niño es el peor actor que he visto en esta década y logra él solito y sin inmutarse cagar todas y cada una de sus escenas. El presidente es Samuel L. Jackson que debe ser un jacoso que no veas y necesitar guita porque se ha propuesto aparecer en todos los truños que se hacen en América y en el resto del mundo. El colega apesta tanto como el chaval y no tiene una sola escena que justifique su sueldo. El guión salta más que la compresa de una coja y nunca se sabe qué tipo de drogas estaban consumiendo en el momento del montaje pero sí que se puede ver lo efectivas que eran. Frases que no vienen a cuento, argumento que desvaría, actores que no saben ni hacia donde mirar y todo eso consiguiendo en cada momento hacerlo de manera peor que en el anterior.

En fin, que si no se estrena en España, hasta los más lerdos de los miembros del Clan de los Orcos están a salvo de esta atrocidad. Además de una puta mierda del copón, bazofia repugnante y deleznable.

Una respuesta a “Big Game”

Comentarios cerrados.