Big Hero 6

Los misterios de la distribución cinematográfica son inexplicables, igual que los dogmas de nuestra secta de los presuntos tocadores de niños y no hay explicación al hecho de que la película de la que quiero hablar hoy haya llegado a todos los países del universo salvo a Holanda, el penúltimo mercado de la misma. Me he pasado meses viendo los trailers y rascado por no poder ir a verla así que desde que la he visto en cartelera, he planeado una visita al cine para la versión en inglés, aunque me temo que también la acabaré viendo en holandés con las unidades pequeñas de mi amigo el Rubio. La película es Big Hero 6 y en España estuvo en los cines desde una semana antes de navidades y optaron por no traducir el título, aunque igualmente la podían haber llamado truscoluña no es nación.

Un julay hiperactivo monta un cirio qe no veas con la megamix de su tía

Un chiquillo al que le gusta la robótica conoce a los amigotes universitarios de su hermano y se flipa todo. Cuando en un incendio en la universidad muere el colega, se rebota todo y busca venganza ayudado por un robot enfermera y cuatro frikis. Entre todos tratarán de detener a un julay que pretende abrir una embajada de truscoluña en la ciudad y llenarla de truscolanas descalzas pedigüeñas, igualito que en la capital de su ficticio país.

Lo primero que sorprende esta película es que la historia resulta muy interesante. Tiene un guión muy bien elaborado y la animación es prácticamente en todo momento impecable. La historia es a la vez entretenidísima para los niños y fascinante para los adultos. El tema de la venganza está muy bien tratado, con dos tramas distintas que lo cubren desde puntos de vista opuestos. Las movidas con los robots tienen altos niveles de acción y en ningún momento tenemos un parón que nos aburra. La historia se ubica en una ciudad supuestamente ficticia que es una mezcla de San Francisco y Tokyo, lugar llamado San Fransokyo. Al parecer los personajes son de algún cómic de la Marvel, aunque visto que hay una purriada de películas de ese estudio cada año, estoy por creer que todo lo que se ha escrito desde la invención de la imprenta es de esa casa. En esta ocasión las voces no eran conocidas, al menos para un sub-intelectual como yo con memoria de dos o tres minutos. Algunos de los personajes no están bien definidos y adolecen un poquito de personalidad pero gracias al ritmo frenético y a los colores vivos, no resulta algo que acabe afectando a la película. Particularmente me habría ahorrado el TresDé, que como siempre no aporta nada más que pantallas muy obscuras pero bueno, no es algo insufrible. En un momento determinado de la peli, parece que nos colamos en la película Stargate e imagino que fue de esa fuente de la que copiaron a destajo, pero son solo un par de minutos.

En fin, cine de animación entretenido y bien hecho, perfecto para que los miembros del Clan de los Orcos lleven a los chiquillos que han tenido siendo menores de edad con sus lobas e incluso puede servir para que un sub-intelectual con GafaPasta introduzca a sus hijos en el mundillo del cine.

3 respuesta a “Big Hero 6”

Comentarios cerrados.