Biutiful

BiutifulOtra castaña podrida que me ha tocado morder con gusano asqueroso dentro. A veces me pregunto por qué nací con memoria de tres minutos para el cine español y por qué sigo picando en esos engendros que ya desde el póster sabes que van a ser malos pero que no te puedes resistir a ver. Da igual que pongan un nombre famoso encabezando el cartel, cuando comienzan los títulos de crédito y ves que hasta los ayuntamientos ponen dinero, ya sabes que el palo va a ser de órdago. Y en este caso, así ha sido. Se trata de la aclamada por los críticos Biutiful, una cosa que supuestamente es cine.

Un julay capullo y cabrón está podrido por dentro pero no se quiere morir sin antes jodernos la vida a todos los demás

Un tipo que tiene dos hijos y una ex-esposa puta es el amo del barrio, controla las mafias chinas y nigerianas y corta el bacalao de todos los asuntos ilegales. El tipo descubre que tiene un cáncer que se ha extendido por varios sitios y le queda muy poco tiempo de vida. Mientras intenta acumular pasta y solucionarle la vida a sus hijos, joderá las vidas de otros sin que se sepa muy bien si le importan.

Dos horas y media de bodrio son muchos minutos. El cine es entretenimiento y eso es justo lo que le falta a esta cosa. Comienza con casi una hora de nada, con la cámara siguiendo al macarra este de barrio y aburriéndonos hasta el infinito. Ni Bardem ni las tramas secundarias dicen nada. A partir de ahí, tiran de emociones para arrancar lágrimas baratas y vamos descendiendo peldaños en la escala pasando de regular a mala y de mala a peor. El tratamiento de los inmigrantes es de pena, tanto los chinos como los africanos deberían poner una denuncia conjunta por como los muestran. Lo mismo sucede con los enfermos, la gente que se mueve en círculos marginales y con cualquiera que tuvo la desgracia de quedar representado por un guión que más bien parece una gigantesca cagada de caballo. Intentaron hilvanar algunas de las historias pero fracasaron, todo parece mal puesto y empegostado para tratar de hacer una película que nunca llegó a surgir, con un divo chupando cámara como lo único que le puede dar algo de lustre y con una fotografía que te hace odiar a la ciudad y a la gente que vive en ella y unos planos que parecen haber sido elaborados por un bizco o uno que debería estar vendiendo el cuponcito en alguna esquina.

No se me ocurre nada bueno que decir porque no creo que lo haya. Pésimo guión, aburrida dirección, patética fotografía y un actor principal sobreactuando en dosis posiblemente mortales no es como para lograr algo memorable. Si lo que buscas es embajonarte y deprimirte, esta película es perfecta. Si lo que quieres es ver cine, busca en otro lado porque aquí no lo encontrarás.

04/10

7 opiniones en “Biutiful”

  1. Yo sigo en que no me pillan en una del Bardem ni de broma. ¿Y con lo que dices en el último párrafo se lleva un cuatro…?

  2. yo es que a Bardem cuando habla, si no lo subtitulan, no lo entiendo y eso mismo me pasa con muchos de los actores españoles.

  3. Pensaba que era el único. Cuando no mira a la cámara y no le puedo leer los labios, es como si hablara chiquistaní o el idioma que se habla en la Alianza de las Civilizaciones. Definitivamente no es español. Cuando agarra el pitillo me da un asco terrible, con esa boca negra de alquitrán que luce.

  4. Las pelis españolas debían ser dobladas por los mismos actores, porque no sé si es que ellos no vocalizan o es que el sonido directo no hay quien lo pille. Por cierto, recibí hoy tu postal de felicitación, muchas gracias y felices fiestas para tí también.

  5. Pues la verdad que la peli la vendían estupendamente…. a mi casi me tenían convencida y todo…. po fale…. me ahorro la pasta….

Comentarios cerrados.