The Bling Ring

The Bling RingNo hay nada que les mole más a los directores especializados en el artisteo y que saben que su cine va casi siempre directo a las filmotecas que un drama. Esa gente se revuelca en el sufrimiento propio y ajeno y por eso no es de extrañar que en los baños de la filmoteca hayan pañuelitos de papel, ya que saben que allí se va a llorar, a veces por la historia y otras por lo mala que es la película pero de una forma o de otra, acabas llorando. Una de esas películas con aura de clientela de GafaPasta que vi este verano, concretamente hace más de mes y medio fue The Bling Ring, la cual al parecer hasta se estrenará en España a mediados de octubre con el mismo título ya que todos sabéis lo que significa y no hay que traducirlo, que de siempre se supo que los españoles son unos políglotas del copón.

Un hatajo de julays mangan en las kelis de los famosos

Un grupo de adolescentes que han superado la edad del pavo y avanzan hacia la siguiente se dedican a entrar a robar en las casas de famosos y famosetes de California cuando estos no están y se llevan su ropa y guita para uso y disfrute propio. Se ensañan particularmente con la pollaboba de Paris Hilton, casa a la que entran un montón de veces ya que la pobre parece que no tiene demasiadas neuronas y dejaba la llave bajo la alfombrilla de la puerta. Cuando los pillan, todos disfrutan de sus quince minutos de fama mientras culpan a la sociedad y al consumismo por sus actos.

Aburrida. Esa es la palabra que define con precisión absoluta esta película. Aburrida. Dura noventa minutos y le sobran setenta. Así de claro. La historia la sacaron de un artículo de una revista que comentaba este hecho real pero al estirarlo, no supieron darle contenido alguno. Este es el caso en el que unas buenas tramas secundarias habrían ayudado algo pero es que no las hay, así que nos tenemos que limitar a ver una y otra vez como entran en una casa, arrasan con la ropa en los armarios, se toman unas copas y se van fardando por lo que han hecho para empezar otra vez en el siguiente plano. Sofia Coppola ha conseguido cargarse gran parte del crédito conseguido con sus películas anteriores y ha logrado dirigir una cosa que carece de contenido, que es solo continente, gente guapa, ropas bonitas y frases estúpidas. Es como ponerte a ver una noche cualquier programa de Telajinco pero sin los gritos ni la nariz torcida de la Princesa del Puerro. Lo único interesante de toda la película es que sale Hermione Granger, aunque sin su rabote mágico, o Emma Watson que debe ser como la conocen el resto de los mortales. Esa niña es mona que no veas y repelente y cursi y que le vamos a hacer si me pone un montón. Solo por eso le doy los puntos que tiene la película que si no, esta es de las que no superan la unidad.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, pese a que esto no tiene ni historia te parecerá demasiado complicado. Tu loba con su piercing y los dos tatuajes es una inculta y tampoco disfrutará con las ropas de marca, así que mejor déjalo. Si eres un sub-intelectual de GafaPasta, te puede dar un ictus en el cine así que mantente bien alejado. Puede resultar perfecta para echarte una siesta del copón cuando la pongan por Antena Triste.

2 respuesta a “The Bling Ring”

  1. Personalmente creo que no me ha gustado ninguna película de esta tía, la directora, digo, no la actriz.

Comentarios cerrados.