Bloed, Zweet & Tranen

Mis amigos holandeses siempre flipan porque yo voy a ver un montón de películas del país que ellos no ven ni cuando las ponen por la tele. Por eso, muchas veces me preguntan para ver si valen la pena. La de hoy es una que cuenta algunas partes de la vida de Andre Hazes, segurmente el cantante de música popular más famoso del país y el más idolatrado. La película se llama Bloed, Zweet & Tranen, jamás se estrenará en España pero de hacerlo, o la titulan truscoluña no es nación o hacen una traducción más literal y entonces sería Sangre, sudor y lágrimas.

Un julay alcohólico no da pie con bola

Andre Hazes tuvo una infancia difícil con un padre violento que arreaba moquetazos a su madre, a él y a sus hermanos a base de bien y que trató de explotarlo cuando descubrió que el chiquillo podía cantar. Cuando más adelante comienza su carrera como cantante, se asocia con un músico con el que escribirá y creará varias canciones que traen un soplo de aire fresco al folclore holandés y resultan grandes éxitos. La relación entre ambos es algo tortuosa, sobre todo por el problema con el alcoholismo que tiene el cantante. En el tramo final de su vida, Andre Hazes vive con su esposa y dos hijos básicamente borracho, le importa un carajo lo que le digan los médicos sobre su salud, en muchas ocasiones no puede hacer su trabajo y avanza a trompicones y con peleas con su mujer hasta que termina reventando.

Volvemos a lo mismo de siempre. Si hubiesen contado secuencialmente cada una de las tres historias de la vida de Andre Hazes, estaríamos hablando de un peliculón. El problema es que cuando las llevas en paralelo y cada rato saltas de una a otra, los espectadores sufrimos demasiado y perdemos el interés, ya que no todas son igual de interesantes. La parte de la infancia para mi no es muy amena y lo de ver un tipo pegar a su mujer y sus hijos no me engancha al cine. La parte del alcoholismo y del éxito resulta mucho mejor y aún más porque el colega era como un orco de gordo y de feo y sin embargo todas las hembras se volvían locas por él. El actor que lo interpreta en sus dos fases adultas lo hace muy bien pero no resulta creíble cuando pretenden ponerlo de chaval.

La peli está amena pero podría haber sido muchísimo mejor. Jamás se estrenará en España así que ni los miembros del Clan de los Orcos ni los sub-intelectuales de GafaPasta se tienen que preocupar de nada.

Una respuesta a “Bloed, Zweet & Tranen”

Comentarios cerrados.