Bohemian Rhapsody

Una de esas cosas complicadas de explicar es que Queen es mi grupo favorito, desde siempre y creo que hasta que murió Freddie Mercury, tengo una gran parte de sus discos, en formato CD y en su día también tenía un montón en LP. Pese a eso, mirando en ordenador, solo hay once canciones de ellos en el mismo, algo que debería solucionar. Seguramente mi falta de interés para buscar el resto es que un par de veces al año, quizás más, me paso una tarde en el llutuve viendo vídeos suyos y siempre, siempre, siempre, viendo su intervención en el Live Aid, una experiencia que siempre me da escalofríos y que me parece uno de los mejores conciertos de la historia del universo. Cuando vi el primer trailer de la película que voy a comentar, sentado en la segunda fila del cine, haciendo ejercicios de Duolingo, escuché la canción, porque ese trailer no tenía diálogos y para cuando terminó, estaba llorando. Esa es la fuerza y la magia de Queen sobre sus fans. Para ver esta película, reservé mi entrada para una sesión de domingo mañanera en la sala del cine con Dolby Atmos porque quería sentir la música. La película es Bohemian Rhapsody y está en la cartelera española con el mismo título.

Unos julays son épicos y legendarios

Esta es la historia de la banda QUEEN hasta el día del concierto del Live Aid en 1985. Aunque seguimos fundamentalmente a Freddie Mercury, son una banda, pasan mucho tiempo juntos y vemos las dinámicas dentro del grupo y el tipo de relaciones que se formaron entre ellos.

Si no eres fans, si no te gusta su música, esto no es más que una biografía de un grupo de música. Probablemente te deje indiferente y en algunos momentos te parezca demasiado melodramático. Si eres fans, esto es algo que jamás nos pudimos imaginar. No solo vemos a la banda, su creación, sus movidas, sus batallas para crear la música que todos amamos, las rencillas internas y el recochineo entre ellos y además vemos a Freddie Mercury como alguien complicado y que arrastraba un montón de movidas, con su familia, con su gusto por culear, con el alcohol y con todo lo demás. La película nos va llevando por diferentes épocas, los vemos crecer, los vemos convertirse en una de las grandes bandas del universo y los vemos como están al borde de la desintegración cuando están allá arriba. También vemos la influencia de terceros, sobre todo en Freddie, que en la peli más o menos deja a los demás por culpa de un capullo repelente en la película y que en al vida real la historia era bastante distinta. Son dos horas de música, con la fabulosa voz de Freddie Mercury porque tengo clarísimo que Rami Malek no canta, o al menos no canta en casi ningún momento porque no tiene esa voz. Lo hace bien, pero siempre me viene a la mente el original y en ocasiones me parecía que se pasaba un poco. El que sí que está fabuloso es Gwilym Lee haciendo de Brian May, ese sí que lo clava. Al final, lo que cuenta, es que la película termina y te quedas escuchando esa fantástica música durante los títulos de crédito y sales del cine contento de haberla visto.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, a menos que seas super-fans de Queen, esto va a ser muy fuerte para ti. Si eres sub-intelectual con GafaPasta, probablemente te creas muy por encima de este tipo de cine y por mí, así te pudras. Definitivamente para los devotos seguidores.

Una respuesta a “Bohemian Rhapsody”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.