Bokbierfestival 2008

Aunque hace más de una semana que fui al Bokbierfestival 2008 no lo he podido comentar por aquí porque ando siempre liado. Este año el mayor evento cervecero que se celebra en Holanda tuvo lugar nuevamente en el Beurs van Berlage el último fin de semana de octubre. Después del exitazo del Bokbierfestival 2007 en mi empresa todo el mundo quería ir con nosotros. Como mis padres se marchaban el sábado se fijó ese día para el evento y se apuntó hasta Ritita la cantadora. El día del luctuoso suceso me desplacé a Schiphol al mediodía para enviar por mensajería urgente a mis padres hacia España y para asegurarme que Iberia no me la jugaba cancelando el vuelo y devolviéndomelos, los denuncié en la policía del aeropuerto y les dije que procuraran que esos inmigrantes ilegales de país tercermundista con aires de grandeza no se nos colaran de nuevo en las Sagradas Tierras Bajas. Con la certeza que da el saber que ya han cruzado el control de seguridad marché para Amsterdam y como debía esperar por los colegas un par de horas aproveché para ir al cine.

A las cinco y media nos encontrábamos todos en la estación de tren y desde allí nos fuimos a cenar al New King Restaurant, el mejor chino de Europa. Allí uno de nuestros compañeros comenzó a sorprendernos. Tenemos un Rusky en la oficina que es como Chicho terremoto pero en versión Putin. El joputa habla a gritos y bebe como el cosaco que es. Ya antes de ir al restaurante se había bajado más de un litro de cerveza y mientras cenábamos no paró de beber. Eso que llamamos cena no es más que la ingestión masiva de comida para llenar el estómago y minimizar los efectos del alcohol.

Beurs van Berlage

Ya en la puerta del lugar en el que se celebra el festival el ruso volvió a comprarse una lata de medio litro de cerveza para sobrevivir a los cinco minutos de espera y una vez dentro terminamos desperdigándonos ya que cada uno tiene su propio plan. Yo y el Moreno nos dedicamos a las dos cervezas de Snab, la compañía que fabrica la Mejor cerveza Bok del mundo, la IJsbok. Este año los cuatro mil litros que producen les han salido con 9.3 grados de alcohol y nuevamente han conseguido el primer premio a la mejor cerveza Bok del universo. Aquellos que venís a Holanda ni os molestéis en pedirla en bares o restaurantes. Hay muy pocos sitios en los que se pueda comprar. Estamos hablando de una cerveza única, la mejor y no es brebaje para cochinos y alimañas de pub. En total durante las tres horas que estuvimos allí nos tomamos cinco IJsbok, una Ezelenbok, también fabricada por Snab y ganadora del segundo premio, una cerveza muy ligera que solo tiene 7.5 grados de alcohol y probamos también Wildebok, Alfa Bokbier, Chouffe Bok y una que hacen en Amersfoort y de la que no me acuerdo del nombre. En total diez cervezas de las que la más ligera tenía casi siete grados de alcohol.

Ya lo comenté el año pasado, la entrada al festival es el vaso que compras y después te aprovisionas de unas monedas especiales (munten) que te sirven para pagar las cervezas. Para evitar que se mezclen los sabores hay lugares especiales en los que puedes lavar tus vasos y este año descubrí que hay que pagar en los baños. Está claro que cuando uno ya se ha tomado unas cuantas se pasa por el forro lo de los cincuenta céntimos por mear y entra por la puta cara, algo que yo hice en varias ocasiones. Mientras bebíamos como cosacos amenizaba el evento una banda llamada de 4 Tuoze Matroze que cantan canciones de marineros en holandés y beben como esponjas. La gente se volvía loca con ellos. Yo para que os voy a mentir, estaba más concentrado en beber que en lo de escuchar música.

Como curiosidad decir que la palabra Bok significa en holandés macho cabrío y el símbolo de la cerveza es uno de esos animales. Supongo que el nombre le viene porque cuando te tomas unas cuantas acabas como un macho cabrío corneando a diestro y siniestro y más pasado que las bragas sucias de la Veneno.

Cuando salimos del festival el ruso aprovechó para comprarse unas cuántas cervezas en la estación con las que amenizar su viaje de vuelta a casa y yo no dejaba de ver frente a mí la carta de ajuste que anunciaba el fin de la programación. Al llegar a Utrecht me acerco en modo automático a la parada de autobús y veo que está a punto de salir. Subo todo lo rápido que me permitió el exceso de alcohol en la sangre y cuando me voy a sentar me sucede lo peor que le puede pasar a un ser humano como yo en el mundo: el chino estaba también allí. El cabrón me hizo un interrogatorio de cojones para averiguarlo todo y yo que no daba pie con bola venga a responderle aleatoriamente para calentarlo. Fueron los diez minutos más horribles de mi vida, con una borrachera que alcanzaba su punto culminante y aquel hombre venga a decir: ¿qué tú hiciste?, ¿Quién tú ir con?, ¿Tú cervezas cuántas tomar?, ¿Qué tu saber? y un montón de preguntas más que ni siquiera recuerdo.

Al llegar a casa me dejé caer en la cama y por la mañana cuando me levanté el mundo seguía con marejada fuerte marejadilla y un temporal de fuerza cinco que meneaba los cimientos de mi casa que no veas así que me tiré en el sofá fastuoso que tengo y me quedé allí, bien tapadito con una manta todo el día.

El año que viene el festival será el 30 y el 31 de octubre y el 1 de noviembre y si hay algo cierto en este universo es que YO ESTAR? ALLÍ.

6 opiniones en “Bokbierfestival 2008”

  1. Los cerveceros y bebedores en general sois todos un poco sadomasoquistas, está claro: marejada a fuerte marejada, mareo de cojones, malestar general, no dar pie con bola,… y la afirmación al final del post dejando claro que repetirás la “sublime” experiencia.
    El ser humano es vicioso!!.

  2. ¡Que me quiten lo bailao! Me lo pasé genial y por eso vamos en viernes o sábado, para tener tiempo y recuperarnos. Y no nos olvidemos de mencionar que la búsqueda y captura de la IJsbok es una tarea ardua y compleja y allí siempre la tienen. Este fin de semana hablé con el secretario de la organización que hace este festival y el hombre se emocionó hasta las lágrimas cuando se enteró que yo soy fans!

  3. Yo no soy bebedora de cerveza, pero la bokbier, ay! Es uno de los placeres del otoño, como el chocolate caliente cuando regresas a acasa tras pasear por el bosque. La bokbier es una excepción de las grandes. De la que me estoy curando,por cierto.Apoyo a una amiga en una cura detox y estoy a zumo y verduras crudas. Resitiré o moriré en el intento?

    No me extrañas que repitas el año que viene. Esas tradiciones merecen la pena.

  4. Tu amiga no se tiene por qué enterar de las cervezas Bok que te bebes. Como tiene mucha fruta y otras cosillas le puedes decir que es zumo fermentado y macerado durante meses.

  5. Uff! Hace unos meses lei que, al contrario de lo que se piensa, las neuronas que se pierden con la ingesta de alcohol se recuperan. Esto explica que tanto sulaco como yo no nos hayamos convertido en unos vegetales babeantes. Para celebrar tal noticia me fui al hipercor y compre una seleccion de cervezas Belgas para celebrarlo…hics!… digo…sigh!

  6. Yo las únicas neuronas que no recuperaré jamás son las que perdí leyendo la obra completa de Tolkien (y por obra completa se entiende lo que escribió él y no lo que dice su hijo que escribió). Si hubiera nacido en Argentina, después de acabar semejante escabechina habría pasado el resto de mi vida de psicólogo en psicólogo porque mira que son mierdosos los libros de ese tipo.

Comentarios cerrados.