Bon Bini Holland

Bon Bini HollandTodos mis amigos holandeses flipan conmigo en colores y hasta en blanco y negro del de antes porque yo soy un pionero en lo relativo a su cine, el cual veo en cantidades masivas y además, suelo avisar a la gente de lo que no hay que perderse y de lo que se puede olvidar. A todos les fascina mi interés en los productos e la patria y no entienden que no tiro el dinero, que el abono me cuesta lo mismo tanto yendo como quedándome en casa y por eso voy a verlo todo. Así, cuando le dije a los colegas que iba a ver Bon Bini Holland fue como un drama colectivo porque para ellos, era como un descenso a los infiernos. La película jamás se estrenará en España aunque sí que le pusieron el título de truscoluña no es nación.

Un julay jinameño mete la gamba hasta el fondo

Un chamo de Bonaire le debe doscientos mil florines a un criminal y huye a Holanda e intenta timar a un chamo para conseguir el dinero. En el camino, le saldrá lo mejor de si mismo de sus interioridades, se enamorará y aprenderá unas cuantas cosas.

No veas como me reí. Esto es humor del más bruto y ordinario que se pueda imaginar pero es hilarante. La película es un despropósito continuo que se desmelena totalmente cuando el chamo llega a Holanda. Es una sucesión de disparates con los que no paras de reírte. Dos de los protagonistas los interpreta el mismo tío, que hace de chamo y de la chama más ordinaria que haya caminado sobre la faz de la tierra. Todos tienen además un fortísimo acento al hablar en holandés, lo cual para mí es más fácil de entender y al parecer a la fauna local le hace gracia. La historia es sencilla, un timador que acaba enamorándose de la pava a la que quiere timar, un criminal que le quiere hacer pupita de la mala al timador y un montón de secundarios que están ahí para crear escenas épicas. Es cine de palomitas de millo, cervezas y multitudes en los cines. La película mantiene un ritmo brutal y solo se frena con algunas escenas que estiran demasidao.

Aunque es el tipo de cine que los miembros del Clan de los Orcos adorarían, jamás se estrenará en España. Esto puede provocar severos daños cerebrales a los sub-intelectuales de GafaPasta.

08/10

Una respuesta a “Bon Bini Holland”

Comentarios cerrados.