Brave (Indomable)

BraveEstamos en plena temporada alta de cine de animación y cuando uno mira la cartera, más de la mitad son películas de este género. Entre todas las compañías que las produen, Pixar es la que tiene el sello de calidad, la que casi siempre parece tratar de buscar algo más que otra peli hecha por ordenador y explorar algún camino nuevo. En el caso de la película de hoy, parece que su inspiración fue las películas clásicas de la factoría Disney solo que actualizando a la princesa para que en lugar de ser el florero por el que todos se pelean sea el motor que lo mueve todo. La película en cuestión se llama Brave y llegará a España dentro de dos semanas y creo que en el título han puesto indomable entre paréntesis.

Una julay que aún no sabe como canalizar los picores en su cú cú monta un pitote en la keli de sus padres

La hija de un rey que claramente tiene un problema de hiperactividad se niega a que entreguen su mano al ganador de una justa y después de vencer a los candidatos monta un pitote cuando pide un deseo a una bruja y resulta que esto transforma a su madre en un oso enorme. Tendrá que deshacer su error en dos días o la transformación de su madre será para siempre mientras todo el mundo quiere matar el oso y ella corre de aquí para allá porque sabe que es su madre.

Comentar que por una vez tuve suerte y conseguí ir a una sesión sin la terera dimensión y así me ahorré el usar las dichosas gafas, que entre películas para intelectuales en las que me pongo las susodichas sin cristales para que no me descubran y las de 3D, me paso el día llevando gafas y a mí nunca me ha gustado. La historia convierte a la típica princesa mona y acarajotada que espera como agua de mayo que un macho la ponga en vereda y le caliente el potorro en una ejecutiva agresiva dispuesta a todo y que desoye a sus padres para salirse con la suya. El guión es muy ameno y lleno de momentos algo oscuros y que no estoy muy seguro que les gusten a los niños más pequeños, sobre todo las escenas con los osos que si te pillan con cuatro o cinco años, le darán una nueva dimensión a tus pesadillas. La chica es simpática y pícara pero al menos en su versión original a mí me puso nervioso el acento escocés que tienen todos y que siempre ha sido jodido de entender. La otra cosa que no me gustó demasiado fue el final, demasiado obvio y blandengue y sí, ya sé que es una película de Disney y que solo pueden acabar de cierta forma pero hay maneras de llegar a la misma y aquí eligieron el camino más obvio. Lo mismo noté en la bis cómica, que no está a la altura de otras películas de Pixar y le resta cierto mérito. Pese a lo dicho, está por encima de la media de lo que he visto este año en cine de animación y seguro que a las niñas (y en menor medida a los niños) les encanta.

Por definición, un Orco no va con el Clan a ver una película de animación pero sí que se permite que lleve a sus hijos de novia adolescente o a sus hermanos pequeños o sobrinos. Los intelectuales sí que deberían ir a verlo al igual que cualquiera que tenga niños de entre seis y diez años.

08/10

2 opiniones en “Brave (Indomable)”

Comentarios cerrados.