Brideshead Revisited – Retorno a Brideshead

bridesheadrevisitedHay que ver como engaña la memoria histórica. Todos los que nacimos antes del mundial de fútbol de España tenemos un vago recuerdo de algunos programas y series que daban en la única televisión de aquellos tiempos, esa que solo emitía en la tarde/noche y frente a la que pasábamos grandes ratos mirando la carta de ajuste. De esa época vienen programas como la casa de la Pradera, Lucecita, los hombres de Harrilson o retorno a Brideshead, series que nos suena muy familiares y que por supuesto que hemos visto pero de las que aparte del nombre y un cierto estímulo eléctrico en nuestro cerebro, no recordamos más nada. Por eso, cuando vi que se había estrenado Brideshead Revisited decidí darle una oportunidad ya que el original me suena a que era una buena serie. En España esta película se estrenará como Retorno a Brideshead.

Un julay trepa se hace más mejor amigo de otro afectado de mariquitismo

Un joven de clase media tiene un encontronazo en su primer día en la universidad con otro ricachón y que pierde más aceite que el Titanic en la última hora de película. De alguna forma y manera se hacen amigos y mientras uno lo que quiere es medrar y tirar pa’rriba, el otro lo que busca es que le borren el cerolo y le taponen ese agujerito por el que se le escapa el aceite. Las vidas de ambos quedarán unidas y veremos la caída de uno de ellos y el auge del otro. Todo ello adornado con mucha campiña británica, damas con gorros horteras y mucho tipo estirado.

Os lo juro por las bragas sucias de Mafalda que yo creía que lo de Retorno a Brideshead era más bien sobre la decadencia del imperio y asuntos parecidos. Que mala y traicionera que es la memoria. En cualquier caso, una vez superas el shock inicial y te acostumbras al ramalazo de uno de los protagonistas, la cosa va bien. En el aire siempre flota una historia de amor imposible a la que sucede otra historia de amor imposible ya que da igual el palo del que juegues, te gusten las conchas o los barquillos la cosa no va bien. Todo esto mezclado con la amistad y los límites que tiene la misma, la codicia y el vetusto sistema de castas sociales que imperaba en el Reino Unido en aquella época.

La película se va trocando en un drama cada vez más y más negro y para cuando sales del cine no es que se pueda decir que estás contentísimo pero al menos si tienes la sensación de haber visto una muy buena película.

Vete a verla con los amigos esos con gafas de pasta y particularmente con los que han leído al menos una vez en su vida un libro (no cuentan los escritos por Tolkien).
8artuditos