Briefgeheim

BriefgeheimPara no ser holandés ni hablar el idioma perfectamente, voy al cine a ver casi todas las películas que se hacen en este país. Los holandeses son los primeros que desprecian su cine y te dicen que son todo putas y drogas o marroquíes y después tenemos las películas para niños, aventuras chorras de todo tipo y que es prácticamente lo único que pueden a ver los niños al cine ya que aquí las películas dobladas son muy pocas, tan escasas que es el gobierno el que sufraga parte de los gastos del doblaje de las películas de dibujos animados porque si no se estrenan en inglés y que le den por culo a los chiquillos. El resultado de esta política es que todo el mundo habla inglés y la gente se puede mover sin problemas por el mundo. Hace algo más de un mes fui a ver una de esas películas para chiquillería con mi amigo el Niño, el cual, pese al mote, ya hace mucho tiempo que se convirtió en un maestro de las artes manuales. La película era Briefgeheim y por descontado jamás se estrenará en España. El título lo podríamos traducir por carta secreta.

Una julay se escapa de casa y se mete en un pitote que no veas y todo por no dejar que el párroco del pueblo la toque y la retoque como debe ser, que para eso ya digo su jefe que los niños se tienen que acercar a ellos

Una niña a punto de cruzar la fina línea que definió Chabeli cuando se transformó de chama a chamota está hasta la pipa del eso de las peleas de sus padres y decide escaparse de casa. Se esconde en el ático de sus mejores amigos y al ir a buscar sus auriculares a una piscina de una casa en la que se colaron para bañarse por la jeta presencia un asesinato y se hace con una carta que tiene información muy comprometida. A partir de aquí será una carrera contra reloj para salvarse y salvar a los suyos.

Esto es como los libros de los Cinco, solo que en malo. La película aburre desde el principio y por más que sea una película para niños, estos no son subnormales y son capaces de entender conceptos complejos y apreciar la definición de los personajes, algo que aquí no se dio. Tenemos una banda de malos que parece que solo toman lefa caducada y esto les está dañando el cerebro, una protagonista odiosa que mejor se hubiera ahogado en la puta piscina al comienzo para acabar con el sufrimiento de los espectadores y una familia disfuncional y absurda que dicen líneas aleatorias de diálogo sin mucho sentido. Con todo esto el resultado fue el temido: no habían pasado ni veinte minutos y el Niño dormía sentado a mi lado y me pedía que lo despertara si algún día empezaba la acción. Fue un aburrimiento completo, la historia no tenía ni pies ni cabeza, las escenas se sucedían sin imaginación ninguna y los putos niños eran malísimos actuando.

Resumiendo, que fue un pallufo legendario que ha terminado con mi amigo el Niño creando una nueva regla que dice que ni de coña va conmigo a ver películas infantiles porque prefiere dormir en su casa o en la de alguna pelleja a la que le vaya a poner la pierna encima.

Ni os preocupéis, esto jamás saldrá de las fronteras de los Países Bajos y el norte de Bélgica.

03/10