Brüno

BrünoHace cosa de dos años y medios todos nos quedábamos de piedra con Borat: Cultural Learnings of America for Make Benefit Glorious Nation of Kazakhstan, una película o más bien un documental en el que un actor se reía de los americanos y de sus costumbres tan bárbaras. Ha pasado el tiempo y el mismo actor vuelve a la carga con Brüno, su nuevo vehículo en el que interpreta a un julandrón austriaco.

Un julay marico que no es hechicero ni vive en Ginebra se hace las Américas a golpe de prejuicio

Brüno es un presentador de televisión austriaco que tiene un programa sobre moda y que es despedido después de montar un pitote en un desfile de moda de Agata Ruín de la Pasma. Acompañado de un fiel seguidor se va a los Estados Unidos para hacerse famoso y allí lo intentará todo mientras saca lo peor de los americanos a la luz cuando se trata de los prejuicios de la gente sobre los homosexuales.

Ya lo dije en su anterior película. Mi problema con el cine de este hombre es que lo camufla de documental y alterna escenas supuestamente reales y rodadas con cámara oculta con otras que se ve a la legua que fueron preparadas. También terminan por cansarme algunas de las escenas ya que se nota que las estiran demasiado. Lanza unos dardos envenenados terribles contra las estrellas de Hollywood, como su manía de adoptar a niños desfavorecidos de otros continentes y escandaliza a todos con su absoluta falta de pudor y vergüenza propia. Hay momentos muy logrados en los que te partes de risa y otros en los que la magia no funcionó y te aburres. Lo que sí que consiguen es no dejar a nadie indiferente. Durante el pase hubo varios que se marcharon del cine y una madre que tuvo la estúpida y absurda idea de ir a ver la película con dos chiquillos de unos ocho años no pasó del momento en el que se ve una polla en la pantalla en un gran plano frontal. Esto es el mariquitismo llevado hasta la millonésima potencia.

Se deja ver y si estás con amigos es probable que os echéis unas risas y después recordéis algunos de los momentos estelares y supongo que es la mejor forma de tomarse la película porque no da para más. No busques complejas y sofisticadas tramas que pongan a prueba tu intelecto porque no las encontrarás. Es humor zafio y vulgar que tira directamente al estómago.

06/10

4 opiniones en “Brüno”

  1. Yo la veré en VO, por que doblar esto es como darme una patada en los huevos.

    Lo de la madre que va con los niños a ver esta película es que es de subnormal profundo, seguro que es la típica que dice que los videojuegos son violentos y son de satán por ello, incapaz de leer las advertencias sobre edad que llevan… gente mongola, que le vamos a hacer.

  2. emo, algunos padres son retardados. También los llevan a ver películas de violencia extrema y en su casa los educan haciéndolos ver el Gran Marrano, un programa con una clara vocación didáctica y de la que los niños asimilan pronto la idea de que trabajar es para los come-mierda y lo que hay que hacer es ir a la tele a no hacer nada y hacerte famoso.

  3. Yo me encontré una vez en la sala de Kill Bill II con un antiguo compañero mío de instituto que llevaba a su hijo de 6 años. Luego le sorprenderá ser decapitado en su cama con el cuchillo jamonero, por su tierno infante. También me encontré en El Señor de los Anillos (II) con una loca que llevaba a su niña de unos 5 años (y querría ver “duendes”) y se traumatizó para siempre cuando nada más empezar, aparecen pantanos llenos de cadáveres de ahogados. La gente es subnormal.

Comentarios cerrados.