Buceando en las islas de Coral, Siete pecados y el pecio Skeleton y visitando el lago Kayangan

La saga de vídeos comenzó en Los vídeos del comienzo del viaje y el primer día en Dubai y el relato del viaje sin fotos comenzó en El salto a Dubai que comienza las vacaciones

El camino hasta este punto ha sido increíble y hoy cerramos el círculo de lugares paradisíacos y veremos un montón de fotos y hasta un vídeo con lo que sucedió el día que visité Siete Pecados y el drama de los chalecos salvavidas, justo antes de comenzar el escalonado regreso a los Países Bajos.

Desayuno con crepes

En la pensión en la que me quedé en Coron o motel o como lo queráis denominar, cada tarde te preguntaban por el desayuno que querías al día siguiente y la hora a la que ibas a comer y así lo tenían preparado. Para mi último día con excursiones decidí regresar a la comida más occidental y me jinqué los crepes de la foto anterior antes de ir de excursión en barquilla. Como ya había hecho los tours A, B, C y D el año anterior, elegí el Coron Island Ultimate Tour que supuestamente es lo mejor de lo mejor de los tours A y B.

Junto al Skeleton Wreck en Coron

La segunda parada fue para bucear y ver el Skeleton Wreck, el pecio de un pesquero chino que está tan cerca de la superficie del agua que se puede ver con gafas y tubo. En la foto se pueden ver las chalanas de las excursiones y en el centro de la imagen la multitud mirando el barco bajo agua. Podéis ver el pecio sobre el segundo cincuenta del vídeo al final y a la multitud sobre el mismo.

Sunset Beach

Después seguimos hacia Sunset Beach que es la playa que se puede ver en la foto anterior y allí, además de disfrutar de la playa, nos dieron el papeo, el cual vemos en la siguiente imagen:

Almuerzo en Sunset Beach en Coron

Particularmente me gustan más los almuerzos que dan en las excursiones en el Nido pero los de Coron también están muy bien.

La vista cuando subes al lago Kayangan

En la segunda parte del día fuimos al lago Kayangan y al subir uno se para siempre para hacer esa preciosa foto de la bahía delante con los islotes, el verde y los barquillos. Me jodió un montón tener que cargar un chaleco salvavidas por culpa de los gilipollas que se mataron por descerebrados pero bueno, el lugar vale la molestia.

En Siete Pecados

La última parada fue para bucear en Siete Pecados, con muy poca profundidad y un montón de corales con lo que en el vídeo podréis ver muchos colores y no tantos peces. La cena del día, como los anteriores, fue en el Lolo Nonoy al que no fallé ni una sola noche. Me pedí dos platos y el Leche Flan que no veremos. El primero era un combinado con algún tipo de embutido hecho con cerdo:

Plato combinado

Y el segundo eran unos pinchitos de carne de cochino que estaban del quince y hasta del dieciséis:

Pinchos de carne cochino

Por supuesto tenemos un vídeo de más de siete minutos y medio y al principio vemos corales en las islas de Coral, después vemos el Skeleton Wreck, un pecio, saltamos al interior del Twin Lagoon o al menos a uno de los dos lagos y la traca final son los fantásticos corales en Siete Pecados. Acabamos viendo la zona fuera del agua y el poco fondo que hay. Todo esto acompañado de la canción The Show Goes On de Bruce Hornsby & The Range y que formaba parte de la película Backdraft, una de mis favoritas de toda la vida. El vídeo, si no lo podéis ver debajo de este párrafo, está aquí:

El siguiente episodio está en Yendo a Manila desde Coron

7 opiniones en “Buceando en las islas de Coral, Siete pecados y el pecio Skeleton y visitando el lago Kayangan”

  1. Vaya sitio y vaya pinchitos. Estoy de vacaciones pero sigo aquí, aunque sin tiempo de nada. Saludos, hoy voy a los Lagos de Plitvice, maravilla natural de Croacia.

  2. Genín, la belleza natural submarina se ha acabado por ahora. Quedan los vídeos de los viajes y el del día del paseo cutre-nocturno por las aguas ponzoñosas de la bahía de Manila

  3. Croacia, un destino al que le tengo ganas, y para el que no necesito muchos días… mmmm….

  4. Por cierto, esa mesa con comida tiene pinta de limpia, y la comida (al menos en la foto) resulta apetecible, a mí con eso me vale!

  5. Son las Filipinas, no truscoluña o Marruecos. Cocinan siempre con agua embotellada y se toman la presentación de la comida en serio. El pescado era fresco de esa misma mañana y lo cocinaron en un brasero en el barco mientras nos paseaban, junto con otras cosas. Las ensaladas son deliciosas y seguras, algo que por ejemplo en Malasia o Indonesia NI DE COÑA comería por el miedo a la épica y legendaria diarrea.

  6. A mi me encanta el colorido de las mesas, de todo en general, me llamó la atención desde un principio, Filipinas y los filipinos, siempre me han caído bien, no me importaría darme un garbeo, pero nada de nadar entre tiburones, por muy mansos que sean… 🙁
    Seguro que a las ensaladas les pondrá, una gotita de lejia milagrosa que evita los disgustos en forma de cagalera 🙂
    Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *