En busca del arca perdida – Raiders of the Lost Ark

Raiders of the Lost ArkTodos conocemos mi aversión a ver el cine en la tele y como no cambio una sala de cine por nada del mundo y por eso estoy condenado a ver las películas recientes. Cuando me llegó un correo avisándome de una sesión especial para conmemorar los treinta y cinco años del estreno de la primera película de una saga épica, compré mi entrada inmediatamente para ver las tres películas. Hoy regresamos al año 1981 para hablar de Raiders of the Lost Ark, película que en España se tituló En busca del arca perdida.

Un julay trapichea con morralla vieja e intenta chingarse a una pava

Un joven arqueólogo que trabaja de profesor en una universidad se embarca en una aventura para encontrar el Arca mencionada en la biblia y evitar que caiga en manos de los nazis. En su aventura, irá por gran parte del mundo y acabará en Egipto, haciendo todo tipo de carambolas para conseguir el arca antes que el enemigo y al mismo tiempo rescatar a una chama a la que han trincado los nazis.

Increíble. Treinta y pico años más tarde y seguimos con una historia fabulosa, una película de acción épica y una dirección magistral por parte de Steven Spielberg. Ya no se hacen películas así. En primer lugar tenemos un guión que no nos deja descansar y que no engorda el metraje con escenas que no aportan nada. Nos introducen a Indiana Jones mientras busca una reliquia en algún lugar de sudamérica y el malo de la peli se la termina arrebatando y después lo vemos en la universidad, como profesor y fuera de su salsa. Finalmente se pone en ruta, busca a la hembra que lo acompañará en la peli, se encuentra con los amigotes que servirán para mejorar todas y cada una de las escenas y lo que viene a continuación es una montaña rusa de acción y diversión sin fin. Esto es el cine de acción tal y como se debería hacer siempre. Harrison Ford está fabuloso, te enamoras de él a primera vista. se le ve pasándoselo bomba. Hay un montón de momentos en la película que son parte de la historia del cine, escenas que conoces y que han repetido una y otra vez en otras películas. La historia se engrandece con una banda sonora que es básicamente una pequeña obra maestra compuesta por John Williams, toda una joya que crea temas específicos para cada uno de ellos y para esos momentos en los que Indiana Jones resuelve las cosas. La manera en la que se cuenta la historia, la gracia con la que se resuelven las situaciones, la facilidad con la que los espectadores interactuamos con el relato, todo eso se ha perdido en el cine actual, en el que se preocupan más por el continente y se olvidan del contenido. Aquí no nos tratan de machacar con un montón de información sobre la vida y milagros del protagonista, lo conocemos en medio de una aventura y vamos sabiendo de él según lo necesitamos para apreciar la historia. Merece la pena mencionar que Karen Allen estaba fantástica y fue una lástima que después de esto no despuntara más en el cine.

Absolutamente obligatoria para todos. No se puede pertenecer al Clan de los Orcos y no haber visto esta película. Lo mismo se puede decir de los sub-intelectuales, habría que romper las GafaPasta de cualquier de ellos que no la haya visto. Un clásico. Una obra maestra.

2 respuesta a “En busca del arca perdida – Raiders of the Lost Ark”

Comentarios cerrados.