Camino a la Capilla Sixtina en los museos Vaticanos

La principal razón de mi viaje a Roma en diciembre fue para visitar los Museos Vaticanos y ver la Capilla Sixtina antes del anunciado fin del mundo de aquel mes que en realidad no llegó a suceder. Quería hacerlo además con guía y me apunté a una de las visitas que ofrece el Vaticano combinadas con la Basílica de San Pedro. Desde el principio nos avisaron que en el único lugar en el que no nos dejarían hacer fotos es en la Capilla Sixtina y aunque te molesta un poco, vistas las maravillas que hay por el camino tampoco es algo dramático. El enorme pasillo (o galería) que nos va acercando a la famosa capilla es como la cueva del tesoro. En cada sala, en cada pared, en cada techo, en cada suelo hay maravilla tras maravilla tras maravilla que han acaparado los ciervos de un Dios durante dos milenios. El lugar es sencillamente increíble y mereció la pena la visita a Roma para visitar este museo.

3 opiniones en “Camino a la Capilla Sixtina en los museos Vaticanos”

  1. Tienes toda la razón; el camino hacia allí era estupendo. Ya te comenté, en otra entrada, que acabé con dolor de cuello??de tanto mirar arriba y abajo, abajo y arriba??y así sucesivamente (con cámara en mano). Cuando llegué a la Capilla Sixtina, casi agradecí que no se pudieran hacer más fotos; ya tenía la mano dormida.

    Esa foto que dice Jc, está muy bien lograda. De vez en cuando gusta mirarla.

Comentarios cerrados.