Castillo de Sant’Angelo de noche

Hay algo mágico en las fotos hechas de noche. Además de esos extraños colores que toman las imágenes por el tiempo que está expuesto el sensor, resulta curioso como los edificios parecen diferentes. Esta imagen del Castillo de Sant’Angelo la hice mientras paseábamos por el lugar cerca de las once de la noche. Hay que fijarse un poco para ver el detalle del arcángel San Miguel coronando el castillo, en unos colores que lo hacen parecer lo único real de esta imagen. A mi espalda estaba la entrada al Vaticano.