San Miguel Lemon

San Miguel Lemon Flavor

En mi tercer viaje a las Filipinas me limité a tomar la cerveza San Miguel que me gusta y pasé de experimentos, excepto por aquel día en el que vi a una pava pidiendo una San Miguel Lemon y se me ocurrió pedir lo mismo. Cuando me la sirvieron descubrí varias cosas. El porcentaje de alcohol es del tres por ciento. Aquello no es cerveza, es más bien una bebida con gas y sabor a limón que tiene un lejano, pero lejanísimo parentesco con la cerveza. Provocó en mis interioridades el mismo rechazo que la aberración esa mejicana que dicen que lleva tequila. En el lado positivo, decir que al igual que cualquier otro refresco, sirve para calmar la sed con un calor extremo pero poco más, no es, ni será jamás de los jamases cerveza. Había otra con sabor creo que a manzana pero no tuve estómago para tomarla. Se puede equiparar a las claras que tanto gustan en algunos lugares de España, solo que hecha con algún tipo de refresco de limón.

Mythos

Mythos

La que hoy en día es la cerveza griega más popular es la Mythos, prácticamente neonata ya que la crearon en 1997. La compañía pertenece al grupo Carlsberg y yo diría que la cerveza es una variación de la mentada. Refresca y con el calor seguro que es agradable, pero carece de carácter, es una más del montón. Probablemente me la dan a probar en catas a ciegas y ni de cachondeo la distingo. Tiene un porcentaje de alcohol del cinco por ciento. Mi amigo el Rubio me dijo que esta le gustó mucho más que la otra griega pero en mi caso, ambas me parecieron más de lo mismo. Son cervezas de climas cálidos, no te interesa para nada el sabor, solo que estén muy frías. Al ponerla en el vaso apareció un montón de cerveza y antes de parpadear casi toda había desaparecido.

FIX HELLAS

FIX HELLAS

El fin de semana estuve en Atenas y aproveché para probar alguna cerveza griega. Una de ellas fue la FIX HELLAS, una lager con un porcentaje de alcohol del 5 por ciento y una espuma que desaparece tan pronto como se crea. Al parecer la cervecería fue fundada en 1864, tuvo cien años de dominio en el país, desapareció en 1983, fue relanzada en 1995, la nueva compañía se fue al carajo en el 2009 y en el 2010 apareció en su tercera iteración que es la actual y que es producida por una compañía pequeña. La cerveza en sí no tiene nada distintivo en su sabor y es de esas que te deja un regusto raro. Se puede tomar sin problemas y en días de calor seguro que refresca pero no es una que quieras tener siempre en tu nevera, demasiado simple para eso.

Staropramen Premium

Staropramen Premium

Cuando estuve en Budapest, después de una serie sucesiva de cervezas que oscilaban entre mala y peor elegimos saltar de país y pedimos una cerveza checa, la Staropramen Premium y tengo que reconocer que trajo algo de paz a nuestro aterrorizado mundo de malas cervezas. La compañía tiene casi ciento cincuenta años de experiencia y esta es su cerveza principal. Su porcentaje de alcohol es del 5 por ciento, lleva una buena capa de espuma que desaparece al poco tiempo y de sabor es agradable, aunque sin ningún toque significativo y que se recuerde. El sabor cambia de suave a amargo pero sin pasarse. Está bien para refrescar el paladar y no decepciona. Creo que la exportan a varios países con lo que igual hasta se consigue por España.