El pasajero – The Commuter

The CommuterHay películas que en el trailer ya te dan un mal yu-yu, aunque no sepas exactamente la razón. Lo confirmas un poco más cuando el siguiente trailer, unos meses después, trata de contar una historia diferente. Si de la misma película te anticipan dos historias distintas, es que debe haber algo malo y eso es lo que pensaba yo de The Commuter, película que vi el otro día y que en España se ha estrenado esta semana con el título de El pasajero.

El julay del Neeson nos da más de lo mismo

La historia comienza con un julay que trabaja en una oficina y que va todos los días en tren. Lo echan por viejo y cuando vuelve a su casa se monta un pitote en el transporte público por culpa de una pava que le dice que tiene que encontrar a alguien para ganar guita de la buena y al final es una mentira y lo que quieren es finiquitar a ese desconocido. El chamo irá de aquí para allá en el tren, haciendo y deshaciendo como si aquello fuera su casa.

Cuando vamos a ver películas de acción nos tragamos muchas trolas pero es que en esta película se pasan un kilo. El guión es una chorrada que probablemente alguien escribió en una servilleta de bar y claro, para estirarlo hasta ciento cuatro minutos hay que rellenar muchísimo. Toda la parte de introducción del personaje sobra y además, como que nos plantan allí a un amigo y un ex-jefe que hasta el más tonto sabe que tendrán algo que ver más tarde. El comienzo del viaje en el tren fue tan soporífero que me dormí y gracias a los trailers sé que habló con la pelleja que le ofreció el dinero pero es que esa parte es un bodrio. Después, el chamo camina de lado a lado del tren, mirando a la gente y como que a nadie le parece raro que haga de friki. En sucesivas escenas, habrán disparos en el tren, asesinatos, peleas y la gente de los vagones adyacentes como que son sordos y ciegos de nacimiento porque allí nadie ve ni oye nada. Es todo absurdo y peri-patético. Los momentos de polladas se van repitiendo y tenemos uno en el que el chamo se sale del tren y se vuelve a meter en marcha y algunos otros que ya ni recuerdo. Para cuando estamos llegando al final, descubre a los otros pasajeros sus planes y allí todos como super-tranquilos. Acabamos con un mega-accidente del tren del que todos salen ilesos y ni la policía, ni las ambulancias ni la gente que pueda estar por los alrededores como que se preocupan porque un tren descarrile en las afueras de la ciudad. En fin, que Liam Neeson hizo el mismo papel que ha hecho en un montón de películas anteriores y no tuvo ganas ni voluntad de actuar. Es una ración mediocre de más de lo mismo. El resto del elenco debían ser hologramas creados con un Spectrum del año de la gloria porque ninguno dio muestras de saber actuar. Esto lo podemos definir más bien como un telefilm.

Supuestamente es cine para los miembros del Clan de los Orcos pero igual les aburre tanto o más que a mi. Obviamente, está fuera de la órbita de lo que van a ver los sub-intelectuales con GafaPasta. Para ver en la tele cuando la pongan un sábado o domingo por la tarde.

03/10

Tres anuncios en las afueras – Three Billboards Outside Ebbing, Missouri

Three Billboards Outside Ebbing, MissouriDurante las vacaciones navideñas no hacen el pre-estreno sorpresa de los martes así que no me los pierdo cuando me voy a Gran Canaria a pasar la Navidad. Ahora que las clases han comenzado, regresó esa cita de los martes y esta semana arrancó la temporada con una sorpresa, una película que más bien es de filmoteca. Supuse que la mitad de la gente saldría por patas del cine aterrados pero le dieron una oportunidad y los enganchó y allí no se movió nadie. Se trataba de Three Billboards Outside Ebbing, Missouri, película que en España se estrenó este fin de semana con el título de Tres anuncios en las afueras.

Una julay monta un pitote que no veas en una barriada periférica

En un poblacho rural gringo, una madre lleva seis meses esperando a que se resuelva el crimen de su hija, que fui violada y asesinada. Frustada por la falta de progreso, contrata tres carteles a las afueras del poblacho en los que pregunta al Sheriff si se va a dignar hacer algo. Los tres carteles despiertan una auténtica guerra en el villorrio, con todo el mundo tomando partido y las cosas yéndose al garete.

Uno nunca se espera toparse con un peliculón en los pre-estrenos de los martes pero eso fue exactamente lo que sucedió esta semana. La película está gloriosamente narrada, no trata de confundirnos con flashbacks a un pasado no muy lejano ni trata de asfixiarnos con historias secundarias totalmente redundantes. Van al punto y lo hacen de tal manera que en las casi dos horas que dura amamos a esa madre, totalmente imperfecta y seguramente sin razón pero que no permite que nada ni nadie la detenga y hace lo que tiene que hacer. Frances McDormand probablemente sea mi candidata favorita en los Oscars por este papel, está sencillamente perfecta. Absorbe toda nuestra atención y es capaz de transmitir una gama de emociones a los espectadores increíble. No es la única. Caleb Landry Jones, actor que desconocía totalmente y que hace del chamo que le renta los carteles también borda su papel, uno secundario pero que aporta momentos cómicos y crueles que te hacen reír aunque sabes que está mal hacerlo. Sam Rockwell, actor que por lo general me la trae floja aquí es otro de los pivotes y su agente de policía que no sabemos muy bien si es deficiente mental o psicópata es desde ya mismo un clásico. También vale la pena mencionar a Woody Harrelson que hace de jefe de la policía local. Su papel es crucial y consigue sorprendernos en varios momentos de la historia por cosas que averiguamos a través de otros personajes. El director ha bordado la historia, el guión es impecable y la realización fabulosa. Esto es simplemente CINE.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos ya te puedo confirmar que está totalmente fuera de tu alcance por tus obvias limitaciones neuronales. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta y no la vas a ver, procura no ponerte a tiro porque si te pillo te escupo a la cara sin compasión alguna. Si quieres ver una película que te dejará alucinando, esta es la que debes ver.

peliculon

The Disaster Artist

The Disaster ArtistEl domingo de la semana pasada me di un madrugón del quince para ir al cine. A las ocho de la mañana yo ya estaba duchado y comenzando a preparar mis Pannenkoeken y a primerísima hora de la mañana iba al cine, que presuponía vacío, aunque me equivoqué, al final fuimos dos espectadores en la sala. La culpa la tuvo la cadena de cine ya que programaron esta película solo a primera hora o super-tarde y no me mola nada regresar a mi casa después de la una de la mañana, que aquí en el norte por la noche hace un frío del quince y son ocho kilómetros y pico en bicicleta. La película en cuestión se titula The Disaster Artist y al parecer en España se estrenó con el título gringo porque no les dio tiempo a imprimir los posters con el truscoluña no es nación que había sido elegido por la distribuidora.

Un par de julays aprenden el curro de actores en un curso de corte y confección para parados o algo así

Un chamo que quiere ser actor y a ser posible trabajar en las series de Telajinco conoce en el curso en el que está aprendiendo a un friki que no veas, más raro que criminal independentista truscolán y se hacen amigos. Resulta que el otro tiene guita o eso parece y se van a Hollywood pero como la suerte no les sonríe, deciden hacer su propia película, ya que el friki es como millonario. La película se convertirá en la cosa más rara que se ha visto en la historia, al menos hasta que los truscolanes montaron su espectáculo para regresar a la edad de piedra.

Es una lástima que esta película vaya a ser castigada por el puto MiTú y dentro de nada a nadie le interesará los buena que es la historia o el pedazo de papelón que hicieron los actores. Esto es fundamentalmente el relato de una amistad que no se puede explicar y también la constatación de lo lejos que está dispuesta a llegar la gente para lograr sus sueños. La película es una comedia, aunque con un humor agridulce y no hay un momento en el que no estemos fascinados por la sucesión de eventos irreales que tienen lugar. James Franco está épico como el friki rarísimo con un acento enrevesado y una bruma que envuelve a su persona. Su hermano, James Franco, que en la película hace del amigo, también está bien aunque en su caso se limita a cumplir con su papel y no hay nada especial. Seth Rogen está genial como uno de los miembros del equipo de rodaje. Toda la historia es divertidísima y estúpida y los títulos de crédito finales son de esos que hacen que te quedes en el cine.

No creo que mole a los miembros del Clan de los Orcos porque no tienen capacidad neuronal para comprenderla pero esto es cine obligatorio para todos y cada uno de los sub-intelectuales con GafaPasta. Si se hubiera estrenado hace un año, esta sería una de las películas compitiendo por los Oscars pero mucho me temo que la van a ningunear por razones que no tienen nada que ver con la misma.

09/10

Huisvrouwen Bestaan Niet

Huisvrouwen Bestaan NietMi primera película holandesa del año ha sido una comedia de estas que también dicen románticas y que se diseñó y construyó pensando en servir el mercado de las hembras casi en exclusiva, aunque el día que yo la fui a ver éramos cinco machos en la sala y unos sesenta chuminos, algunos más secos que otros y definitivamente, dos de ellos se podían considerar de la categoría de jareas porque las portadoras debían rondar la misma edad que las pirámides de Babilonia. La película se llama Huisvrouwen bestaan niet y nunca jamás se estrenará en España, ni siquiera con el adorable y enternecedor título de truscoluña no es nación.

Tres julays buscan rozamientos sobre su pipa del coño o algo así

Dos hermanas tienen moviditas de todo tipo. Una es una hembra de éxito que quiere que se la endiñen y la preñen pero como que su macho chinga pero está aguado o así y como que no le cuaja. En su trabajo tiene un compañero que le pone los pezones como piedras de hielo pero vamos, que se contiene. A la otra hermana la echan de su curro de periodista barachuza y acaba como de ama de casa y escribiendo por libre con un montón de niños, un marido que parece otro niño y unas movidas tremendas y además, a esa se le ponen los pezones duros con un padre de otro niño del colegio al que directamente le tira los tejos y los tejones. Ambas son así porque su madre tenía el chocho muy ligero, ambas hijas son de padres desconocidos y ella no pierde oportunidad de coger con cualquier nabo que se le ponga a tiro y cuando se entera que está embarazada con sesenta tacos, pues alegría o cosa buena. Con estos inicios, todo lo peor está por suceder.

Para ser una comedia la película es muy floja y básicamente, todo el cachondeo se centra en dos escenas, aunque reconozco que una de ellas es épica ya que la pava que se quiere quedar preñada no consigue que su macho lefe en un bote para llevarlo a analizar y desesperada, un día le come la polla con tan mala suerte que cuando se corre dentro se dejaron el bote en el coche, que no sabe donde está aparcado y va de aquí para allí con la boca cerrada y petada de lefa y se encuentra con todo quisqui que quiere hablar con ella y ya os podéis imaginar lo que pasará. Esa escena es épica pero es que el resto no acompaña y hay mucho relleno. Los maridos son muy flojillos y están ahí de relleno, como los niños y casi que las únicas partes realmente bien hechas es cuando la madre y las dos hijas o estas dos últimas están juntas.

Esto jamás de los jamases se estrenará fuera de los Países Bajos así que nadie se tiene que preocupar por el gran daño cerebral que podría causar a los sub-intelectuales con GafaPasta o a los miembros del Clan de los Orcos.

05/10