Kong: La Isla Calavera – Kong: Skull Island

Kong: Skull IslandHay cosas que no se pueden explicar y lo de revolver en el cajón de los recuerdos para sacar películas viejunas y repetirlas es algo que en muchas ocasiones, como esta, no mola. Lo de el King Kong (que ahora se hace llamar Kong a secas por aquello del perfil social) quizás estaba bien en los años viejunos, allá por el siglo pasado pero señores, que el tiempo ha pasado y eso de un mono grande y cabreado no impresiona, que yo he visto los programas de gritos de Telajinco y ahí sí que se pasa miedo de verdad con esas brujas y maricos gritando sin parar. Por descontado, eso no detuvo a los productores y así llegó a las pantallas Kong: Skull Island, la cual se estrenó en todo el universo al mismo tiempo y en España recibió el título de Kong: La Isla Calavera, que suena más a bar de putas de carretera de extra-radio.

Un grupo de julays van a una isla truscolana y está infestada de gentuza moruna y hasta peor

Cuando los gringos están retirándose de Vietnam, un grupo recibe la orden de una última misión a una isla siempre rodeada por una tormenta y cuando llegan allí, aquello es como el infierno de Rambo, pero con bichos dopados por los rusos o los chinos que los hacen crecer un montón. Después de recibir un vapuleo que no veas, tendrán tres días para cruzar la isla y llegar al punto de encuentro y además, seguir vivos cuando lleguen allí.

Resumiendo, esta es una tontería de efectos especiales y más efectos especiales ambientada en los años setenta para intentar que nos creamos que quedaba un lugar del universo sin conocer. La película tiene una buena dosis de paridas, como lo de bombardear para hacer el mapa de la isla y los personajes son clichés de muchos que ya hemos visto solo que estas copias no llegan a la altura de los originales y nos da igual que vivan o mueran. Aquí todo está pensado para poder hacer más películas con el mono, que carece de carisma y pasa por la pantalla como un efecto especial bastante modosito. Creo haber leído que habrán más películas así que lo han conseguido, ya tienen su franquicia y su protagonista no se les va a revirar por ser un producto de ordenadores. La película tiene una parte central aburridísima, todos sabemos que al final habrá jolgorio, ya pasamos el primero y los actores como que de repente se ponen a hablar y soltar paridas que no me interesaban en absoluto. Particularmente molesto es el obeso que se encuentran en la isla, que si yo llego a ser uno de los soldados, le pego un tiro en el cráneo antes de cortarle la cabeza y sumergirlo en ácido por si sobrevivía. Tuve la suerte de verla en DosDé con lo que me ahorré el suplicio para mis ojitos.

Es tan estúpida que posiblemente sea del agrado de los más básicos de los miembros del Clan de los Orcos. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta y se te antoja ver esto, hay que expulsarte inmediatamente del grupo por infame.

05/10

Logan

LoganCon o sin ganas, lo cierto es que en todos los años de existencia del mejor blog sin premios en castellano hemos ido recibiendo las visitas de las diferentes películas basadas en los X-Men, que son como un grupo de chusma y gentuza dopada con algún pegamento barato y que siempre están haciendo cosas raras. Uno de ellos yo creía que se llamaba Wolverine y ahora resulta que su nombre es el título de la película de hoy. Lo hemos visto envejecer y estropearse todo durante los años, ya que así por nombrar algunas, ha aparecido en X-Men: The Last Stand – X-Men: La decisión final, X-Men Origins: Wolverine – Lobezno, Lobezno inmortal – The Wolverine y en X-Men: Días del futuro pasado – X-Men: Days of Future Past. Al parecer la saga se acaba para él con Logan, que se estrenó en España hace un par de semanas con ese mismito nombre que se traduce al español por truscoluña no es nación.

Los julays mutantes tienen una vejez muy puta

Han pasado años desde las películas anteriores o algo así y ahora Wolverine es un conductor de limusina o similar y trapichea para comprar drogas para el jacoso del calvo, al que tiene metido en un tanque metálico en México y entra y sale del país pese a la indignación del presidente gringo. A cuidado del viejo tiene a otro mutante que es como una maricona fea. De repente aparece una niña mutante que resulta que es hija suya, algo milagroso ya que a él solo le gusta culear y no se puede explicar eso. Acabará metido en una persecución ya que los malos-malísimos quieren pillar a la niña que es suya pero sin haberla follado y para salir del entuerto tendrá que sufrir un rato largo.

Esta es una película de X-Men que no parece serlo. Se dejaron de boberías, de la parafernalia de la serie y de todo lo demás y se centraron en el personaje y en sus movidas. el guión es bastante sólido, seguramente el mejor de toda esta saga y crean una historia muy interesante. Por supuesto, en algún momento tienen que cagarla y eso más o menos surge al final, cuando ponen una batalla de mutantes y soldados y extra-mutantes muy de efectos especiales pero que no pega ni con cola con el resto de la historia. Deberían haber seguido el camino íntimo y no permitir al director que se desatara de esa manera. Pese a ese desliz y si ignoramos lo que vino en ese tramo, Hugh Jackman vuelve por ¿última? vez al papel que lo hizo famoso. A su lado también tenemos a Patrick Stewart también interpretando a su personaje por última vez. Pese al desliz final, un buen final para los personajes de estos chamos.

Seguramente los miembros del Clan de los Orcos comenzarán a aullar en la sala en el mismo instante en el que yo empecé a sentirme incómodo. Dudo mucho que esto sea un plato digno del exquisito paladar de los sub-intelectuales con GafaPasta pero vamos, igual hasta me equivoco.

07/10

Train to Busan – Busanhaeng

BusanhaengCon el asco tan grande que le tengo a los kabezudos-koreanos-de-mielda, independientemente de si son dele norte o del sur, ya que nunca destaqué por mis dotes para distinguir las distintas especies de ratas, resulta curioso y contradictorio que vea cine koreano, algo que solo se explica porque al que programa las películas sorpresa le debe gustar ese cine y en los últimos seis meses nos ha colado dos. La semana en la que fui de vacaciones a Gran Canaria fui a ver Busanhaeng, la cual se estrenó en España en enero con un título en inglés, Train to Busan, ya que al parecer no tenían capacidad intelectual suficiente para traducir esa complicada frase y no todos saben que significa truscoluña no es nación.

Un montón de julays las pasan putas en un tren infestao de chusma y gentuza mora y hasta peor … truscolana-de-mielda

La hija de un pavo quiere ver a su madre como regalo de cumpleaños y obliga al pijo y borde de su padre a llevarla al villorrio en el que vive, para lo que necesitan ir en tren. En el último nano-segundo antes de que se cierren las puertas se mete en el tren una pava que no está muy sana y que resulta ser un zombie que empieza a matar basca allí dentro. Mientras tanto, en el mundo exterior, en la calle, hay una infestación tan grande de zombies y todo se está yendo a la mierda a marchas forzadas. Es la hora de sobrevivir a cualquier precio.

Igual en el país de origen esto se considera cine de terror y la gente hasta se caga por las patas pa’bajo. Aquí, en Europa, esto es una película de cachondeo del más absoluto con zombies. Nos partimos la polla de risa con un guión que básicamente se resume en sobrevive que no es poco y unas interpretaciones pasadísimas más allá de la vergüenza ajena. En las escenas más terrible, cuando todo se está yendo al carajo, paran la acción y alguien dice algo tan estúpido que solo puedes reírte. Las escenas con los zombies también son épicamente de serie Zeta, tan malas que quedan bien. Exceptuando por la introducción de los personajes al principio de la película, el resto es un festival del descojono. No paras de reírte ni con las muertes, ni con las burradas que se les ocurrieron. La película pierde muchísimo el ritmo al final, en donde se les fue totalmente el baifo al cielo y cagaron algo que estaba muy entretenido. Pese a ese pequeño descalabro, terminó con una ovación de los que no salimos del cine cuando descubrimos de qué se trataba y todos nos fuimos a casa con la sensación de haber pasado un buen rato, que es de lo que se trata.

No quiero ni imaginarme como habrá quedado doblada al español pero igual hasta funciona con los miembros del Clan de los Orcos. Absolutamente prohibida para los sub-intelectuales con GafaPasta.

07/10

Loving

LovingPor una casualidad que ni me explico, la última vez que fui a Amsterdam para hacerme una sesión doble, ambas películas eran películas de movidas de los negros en los Estados Unidos, más o menos en la misma época aunque ambas distintas. Una tenía varias nominaciones a los Oscars y la otra, que es la que voy a comentar hoy, solo una, en actriz principal. Se trata de la película Loving y creo que estuvo en España en cartelera a finales de enero con el mismo título y el subtítulo truscoluña no es nación

Un julay se encoña de una negra y las pasa putas para endiñársela

Un chamo que es como medio-acarajotado se encoña de una negra pero en la barriada periférica gringa en la que vive el sexo entre chamos de distintas razas está prohibido y las pasa putas y canutas. Se casa con ella en otro estado y al final tendrá que litigar un güevo para conseguir que lo dejen coger con la chama.

Lo más alucinante de estas películas es que uno piensa que estas cosas sucedían hace cienes y cienes de años y resulta que son historias de los años cincuenta y sesenta, que los americanos en ese tiempo, sobre todo los magos de pueblos del sur, eran más bestias que arados y no les molaba nada la mezcla de colores de pieles. La película es una bonita historia de amor, con un tipo que se enamora de una chama por sus exteriores, que es guapa y eso y quizás hasta por sus interiores y el chamo tiene que luchar contra la pasma, un juez y todos los demás que se empeñan en tratar de romper ese contrato por ser una aberración. La historia está bien contada y si hubiesen usado la tijera y cortado media hora, sería una obra maestra. Sin llegar a aburrir, hay un tramo en el que repiten más de lo mismo con saña y se nota. Los protagonistas están muy bien, sobre todo Ruth Negga, que borda su papel y que se mereció la nominación a mejor actriz en los Oscars. Ella es sin dudarlo lo mejor de la película, nos emociona y nos sorprende una y otra vez.

Esto debe venir con un aviso prohibiendo la entrada en la sala a los miembros del Clan de los Orcos porque no creo que soporten una película así. Por eso mismo, es muy recomendable para los sub-intelectuales con GafaPasta y aquellos que gusten del buen cine.

08/10