Chinmensaje de despedida

Si el día que se repartían las virtudes yo hubiera estado más atento posiblemente habría salido mejor parado pero como sucedía que estaba distraído con pensamientos libidinosos o de alguna otra naturaleza, la virtud del orden no llegó a tocarme y me he de conformar con el asombroso caos en el que vivo. Por eso y por algunas cosas más la saga del Chino salta de tema en tema sin respetar demasiado la secuencia temporal con la que suceden los eventos. Hoy retrocedemos un par de semanas, al instante en el que nuestro héroe firmó el contrato con el que se finiquita su relación con la compañía para la que trabajamos. Unos momentos antes de hacerlo envió un mensaje a TODOS los empleados con uno de sus clásicos acertijos que siempre nos fascinan tanto:

Todos Queridos,

Trabajar para mí placer ser y parecer y con ustedes por siete años últimos estar y ser y compartir. ¡Tan buenos colegas gracias dar y momentos buenos todos tener y atesorar!

Oportunidad para decirles me gustaría aprovechar y adiós y hola ser y estar y siempre de lo mejor todo en el pasado, el presente y en el futuro desear.

Chino El

Aún vibraban los cables de nuestras conexiones de red con semejante declaración de intenciones humanitarias que seguramente contiene un mensaje profundo que estudiaremos en el futuro y que quizás con una máquina Enigma podamos desencriptar cuando nos llegó un nuevo mensaje destinado a todos los empleados:

Queridos Colegas,

La empresa espera y desea que de una vez y por siempre el hijoputa que jiña en los baños y los deja hechos una mierda se pudra en el infierno del que nunca debería haber salido y no vuelva a pasar por nuestra oficina. Les rogamos que se abstengan de usar los baños de la segunda planta hasta que mañana la brigada de limpieza los ataque y los limpie porque susodicho cabrón lo ha vuelto a hacer y el baño está inservible. Le rogamos a los empleados de esa planta que sufran algún tipo de apretón que usen los baños de las otras plantas.

Esperando haberos informado convenientemente,

La Dirección

Abrí corriendo el programa de mensajería interno y le pregunté directamente:

Chino … – dije.

Je je je – me respondió.

Lo has vuelto a hacer, has jiñado en el baño y has dejado el grafitti – confirmé sin lugar a dudas.

Je je je – volvió a responder.

Mira que eres mala persona. Las turcas de la limpieza no se merecen tus cagadas. Si realmente quieres tocarle los huevos a alguien, obra sobre la mesa del despacho de ese al que odias tanto – y no sé por qué, según lo escribí pensé que era muy mala idea el sugerirle algo así porque es capaz de hacerlo.

Chino empresa con enfadado estar y mierda expresar con. Comida Chino especial cenar anoche para hoy regalo grande dejar. Completo triunfo ser y parecer, mensaje recibido estar – Y gracias a las virtudes de la mensajería pude reordenar las palabras para desencriptar la esencia de su idea.

Malo, malo, malo eres. Jamás te volverán a contratar aquí y como sigas tocándoles los huevos, el día que una empresa pida referencias sobre ti se vengarán – le dije, sabiendo que no lo llegaría a entender plenamente.

Importar al Chino no. Mi vida en el capítulo cerrado estar y parecer. ¿Café? – me dijo zanjando la conversación.

Vale, nos vemos en dos minutos en la máquina de café de la primera planta

Acuerdo de. Baño limpio allí estar. Dejar mensaje nuevo quizás. Je je je …

Chincagaleras

En toda multinacional que se precie, el correo interno es algo de lo que se usa y abusa para todo tipo de menesteres. En la sede de nuestra compañía es raro el día en que no recibimos algún correo avisando a los cientos de empleado que alguien se dejó las luces del coche encendida, que otro se encontró unas llaves o que una echa de menos una planta a la que tenía mucho aprecio y que ya no está en su oficina. En ocasiones algún acarajotado responde a todos y de repente y sin saber ni como te ves en una guerra de correos absurda. Uno de los ejemplos más exóticos sucedió el año pasado con una empleada de la oficina de recepción de pedidos. De repente nos mandó un mensaje a todos pidiendo que mandáramos SMS a un número novecientos con su nombre para poder ganar un concurso en el que el premio era una boda en el aeropuerto de Schiphol con luna de miel posterior en algún complejo agitanado del Caribe. El mensaje era patético desde la primera hasta casi la última de sus letras, ya que poco menos que nos imploraba. Lo remataba con un abu, abu, abu que me desconcertó a mí y a todos. Estaba escrito en holandés, así que bajé al despacho de mi amigo el Moreno y le pregunté porque yo solo conozco el a.u.b o aub. Estábamos analizando las carencias gramaticales de la susodicha cuando entra un nuevo correo enviado a todos con una corrección: en lugar de abu, abu, abu es aub, aub, aub. El primer acrónimo no tenemos ni puta idea de lo que significa, el segundo, en este caso quiere decir por favor. Huelga decir que no ganó el concurso y hasta el día en que se acabó su contrato y se marchó la llamamos abu, abu, abu.

Toda esta introducción viene a cuento de otro de esos correos que recibimos no hace mucho y que como siempre, es real como la vida misma. Contaré esta historia partiendo del día anterior. Después de la hora de comer, al volver de caminar a la oficina, yo y el Moreno nos tropezamos con El chino y lo invitamos a tomar un café. Íbamos andando hacia la máquina cuando El chino, sin mirarnos ni decirnos nada, se echa a correr dejándonos en la estacada. Estamos muy acostumbrados a estos prontos así que no le dimos más importancia.

Un par de horas más tarde quedé de nuevo con el hombre para tomar un café y estábamos de tertulia cuando salió corriendo hacia el baño sin decirme nada. Lo esperé durante un rato y al ver que no salía, me marché. Un cuarto de hora más tarde me llegó un mensaje suyo:

Chino malo estar y parecer. Comida sentar mala y chincagaleras tener. Mierda mucha echar y baño ir veces muchas al ? me informó dándome mucha más información de la que yo hubiese querido conocer.

Vaya por Dios. Espero que no te quedes dentro con las luces apagadas ??

Chino problemas con luces saber y entender. Chino teléfono llevar ? me dijo confirmando que a él también se le habían apagado las luces mientras jiñaba en el baño.

Genial. ¿Vuelves a Utrecht conmigo en el tren? – pregunté.

Chino creer no, Chino tren y cagaleras sincronizar y salida de hora saber no ? y no veas lo aliviado que me quedé con la noticia.

Pues nada, que te sea leve y que te pongas bien pronto. Ya hablamos ??

Mañana hasta OK

Me olvidé completamente del asunto y me fui a casa. No me lo encontré en el tren y al día siguiente tampoco fue conmigo. Estando en la oficina, sobre las once de la mañana nos llega uno de esos correos enviados a toda la empresa:

A la atención de TODO el personal,

Nos han informado las limpiadoras que en la segunda planta, en el baño de hombres cercano al montacargas, alguien ha obrado y ha dejado el retrete hecho un asco, tan mal que las señoras turcas de la limpieza se niegan a realizar su trabajo a menos que haya un plus de por medio. Se ruega a la persona que ha cometido semejante tropelía se abstenga de jiñar en la empresa y en el supuesto de hacerlo, que use LA PUTA ESCOBILLA Y LIMPIE SU OBRA CUANDO TERMINE DE CAGAR.

Esperando haberos informado correctamente,

La Dirección

En seguida abrí el programa de mensajería:
CHINO ?? ? y los puntos suspensivos lo decían todo.

[completo silencio, sin respuesta después de casi medio minuto]

CHINO sé que estás ahí ? insistí

[de nuevo no sucedió nada]

CHINO, no me hagas bajar que soy capaz de hacerlo. HAS SIDO T?

?? pasaron unos segundos ?? 

Chino ser no. Negar yo veces mil y una

NO me vengas con cuentos. Tú eras el que ayer se estaba cagando por las patas pa’bajo y todos sabemos la manía que le tienes a los de esa planta y ese lado del edificio. Confírmalo o me voy ya mismo a la máquina de café y lanzo el rumor ?? ? le dije haciendo pausas para que capte la complejidad del mensaje en toda su gloria

Eso hacer tú no. Chino cagar sí allí, Chino venganza buscar. Chino seis hasta las esperar y vacío cuando edificio estar cagar y subir. Legendaria cagada ser y parecer ? confirmó.

Te has pasado. Las turcas no te lo perdonarán en la vida. Procura no darles la espalda que esa gente cultiva terroristas y criminales como yo tulipanes en mi jardín

Je je je ?? Chino siempre por negar

¿Nos tomamos un cafelito? ?? ? pregunté

Minutos en diez. Ir cagar primero a ?? ? respondió.

¡Que te cunda! nos vemos en la máquina del café ??

OK

Chinnoticia

Estoy en la oficina profundamente ocupado trabajándome los güevos para que me sigan creciendo y alcancen ese tamaño de peras maduritas que tanto he deseado desde que era pequeño cuando me llega un correo electrónico de mi amigo El chino en el que el asunto dice: ¿Qué tu café sabes?

Lo abro y lo leo cuidadosamente:

La explosión en la sacrosanta ciudad de Utrecht fue un intento de suicidio

Lunes 27 de octubre 2008

La explosión que escoñó cuatro favelas en la sacrosanta ciudad de Utrecht el sábado y que apalancó a cuatro julays en el hospital de la Virgen del sucio Potorro fue un intento de suicidio que salió mal, según informa la agencia de noticias del Chimpún este lunes.

El hijo-de-la-Gran-Puta de veintidós primaveras que causó la explosión sufre estreñimiento y quemaduras pero el muy cabrón sobrevivió y con suerte en su puta vida saldrá del coma, informa la agencia Chimpún.

Cuando termino de leerlo salgo disparado para la planta baja del complejo de oficinas para tomarme un cafelito con El chino ya que en el asunto del mensaje lo dejaba bien claro. Me lo encuentro esperándome junto a la máquina, pulsando botones aleatoriamente para ver si la consigue engañar y le suelta algunas monedas, ya que pese a trabajar en la empresa durante siete años, el cabrón aún no se cree que el café es gratuito y sigue convencido que si hay orificio para monedas, tiene que haber güita en su interior.

Chino, que no hay dinero en la máquina. Déjala en paz y prográmame un moca especial fuerte con azúcar por la gloria de la Muralla ? le digo para llamar su atención.

Chino saber monedas que aquí existir y vivir y Chino encontrar. ¿Tú noticia leer importante en correo? ? me preguntó.

Sí, no me había enterado. El sábado no estuve en Utrecht. ? le dije mientras saboreaba mi café calentito.

Autobuses seguros ser quizás no más. Reparar debo mi bicicleta. De trabajar cuando acabe, Amsterdam me voy mañana por la mañana así que verte en tren ? me informó

Me quedé callado durante casi un minuto tratando de descifrar la información y captar el concepto que seguro que se me estaba escapando por algún lado. Pese a mi gran desgaste neuronal, no logré sacar nada en claro salvo que se iba a Amsterdam después del trabajo. Decidí seguir indagando en esos vastos océanos que contiene su cabezón.

¿Por qué hablas de autobuses y bicicletas ahora, Chino? No hay relación alguna entre la explosión y los autobuses, al menos no en la noticia ? sondeé con cuidado procurando cubrir todos los tópicos para conseguir al menos una respuesta que se pueda entender.

Suicida bombero terrorista ser y si parecer, practicar en casa para bombas poner y transporte público seguro no ser. Chino trabajo al en bicicleta ir y seguro estar ? me dijo dejándolo todo bien claro.

No crees que estás exagerando un poquito. Era un pobre desgraciado de veintidós tacos que seguro que se intentó matar porque no tenía dieciocho mil trescientos noventa y cinco contactos en el feisbuc y se sentía un ser inferior y poco apreciado por los seres inhumanos y el resto del mundo ? le comenté.

Chino feisbuc no tener y terrorista por eso no ser. Chino quizás mucho reaccionar y cosa mala no ser aunque parecer. Chino en autobús a trabajo ir y si persona con mochila entrar, Chino correr y bajar ? me dijo como si esa fuera la solución definitiva.

Tienes toda la razón del mundo. Eres un pozo de sabiduría infinita. Yo me piro a mi despacho que mi compañera tortillera está en uno de esos días en los que no se le cascan los huevos y no veas la mala leche que se gasta. Nos vemos mañana en el tren ? le dije mientras tiraba el vaso de plástico en el contenedor de reciclaje y procedía a comenzar las maniobras para marcharme.

Hasta mañana entonces ser

Segundo Chinexamen de conducir

Yo no dejo de alucinar con mi amigo el Chino. Es una fuente inagotable de historias. Recordaréis como sufrimos con el Chinexamen y lo mal que lo pasamos cuando no lo aprobó. Después vinieron sus exóticas Chinclases de conducir usando el transporte público y tras casi un mes de silencio, hemos tenido más novedades en este tema que os paso a relatar.

A primeros de abril se cambió el examen práctico de conducir y el vetusto y tradicional estilo de dar ordenes al examinado y evaluar como las ejecuta ha quedado atrás. Ahora el examen es en un recorrido, yendo de un lugar a otro en un tiempo determinado y sin que el examinador intervenga. La persona que se examina puede pararse a preguntar en caso de dudas y puede elegir su propia ruta en tanto en cuanto consiga llegar al lugar dentro de la franja de tiempo permitida. El número de estas rutas es limitado, son unas pocas, aunque bien jodidas porque pasan por lugares de mucho tráfico.

Al Chino le tocó examinarse un sábado por la mañana y pese a que pueda parecer ventajoso, en realidad esos días hay un montón de tráfico en la ciudad por toda la gente que viene de compras. Los exámenes pueden ser rutas que te llevan desde la estación central hasta el edificio de los bomberos o desde el bulevar de las tiendas de muebles hasta la estación norte de la ciudad. Un par de días antes le pregunté al Chino si él se conocía la ubicación de todas las dotaciones de bomberos y me miró como si estuviera chiflado y empezó a bambolear la cabeza con ese movimiento tan característico que hemos aprendido a amar. Me dice:
Estación de bomberos ser y estar en lugar único y Chino conocer y llegar saber ? y se quedó tan ancho.

Pero es que hay más de una. En cada zona de la ciudad hay una dotación, ¿a cuál tienes que ir? ? pregunté

Tú Chino confundir no. Bomberos ser y estar en sitio único y Chino saber y conocer ? creo que está clarísimo que este se cree que aquí también se estila lo del partido único y el tener las cosas en un único sitio como en su país.

OK, tú mismo. Que haya suerte en el examen ? y cambiamos de tema de conversación.

Esta semana me lo encontré en el tren y no me pude contener:

¿Qué tal te fue en el examen?

Examen Chino fallar ? dijo muy bajo de ánimo

¡Qué me dices! Pero si tú estabas preparadísimo y te sabías las rutas al dedillo. ¿Cómo han podido suspenderte?

Chino bueno conductor ser. Chino día el de examen pronto llegar y examinador saludar. Hombre bueno parecer y pronto en coche entrar para examen hacer ? a partir de este momento el diálogo de besugos será entre el Chino, su examinador y si se tercia, su profesor de autoescuela, así que no se confundan. Esto fue lo que sucedió:

Vamos a comenzar el examen señor Chino. Quiero que nos lleve a la estación de tren de Overvecht cruzando al menos en una ocasión el Oudegracht ? le dijo el examinador fijando la ruta del examen ? tendrá cuarenta minutos para hacer el trayecto y total libertad para fijar la ruta.

Oído Chino Cocina y Marchando. Son sesenta y uno euros favor por ? y sonrió con esos dientes negros lavados con gárgarass de refresco de cola todos los días de su vida.

¿Qúe dices, chaval? ¿Qué es eso de sesenta y un euros? ? Le preguntó el examinador

Estación central viaje a Overvecht ser una zona y línea ocho ser y precio sesenta céntimos de billete y un euro tener favor por ? le dijo el Chino antes de recibir un cuesco de su profesor que estaba sentado detrás.

Es un bromista, no le haga caso ? dijo el profesor del Chino. Arrancaron y tras un minuto de amable silencio en el coche, el Chino dice:

Viestraat Lange, parada ser, Viestraat Lange ? y detuvo el coche en medio de la calle, justo delante de una parada de autobús y abrió la puerta del pasajero.

¿Pero qué haces? ¿Tú de qué vas? ? le dijo el examinador, el cual comenzaba a enojarse con tanta cosa rara. El profesor tuvo que intervenir y cerró la puerta del coche. Volvieron a arrancar.

Witevrouwensingel, líneas aquí diez y siete transbordo, Witevrouwensingel ? y volvió a detener el coche frente a una parada de autobús volviendo a abrir la puerta, como si estuviera llevando una guagua y esperara pasajeros.

Una más de estas y le suspendo, ¿me entiende? ? le dijo el examinador. El profesor sudaba copiosamente en el asiento trasero.

Oír y entender Chino. Sí Señor, Señor ? y empleó un tono marcial en su voz. A partir de ese momento conducía en silencio y todo parecía ir bien. Llegaron a un cruce y el Chino señalizó correctamente su maniobra para girar hacia la derecha. Entraron al cruce y el coche siguió de frente pasándoselo y cuando parecía que ya era muy tarde, metió un volantazo terrible y trató de girar el coche como si fuera un autobús. El problema fue que los coches no tienen el mismo tipo de dirección y lo que logró fue enfilar directamente el carril contrario de la calle. Los dos hombres que lo acompañaban comenzaron a chillar al unísono y la persona que venía de frente hacia ellos trató de evitar la colisión. Todos gritaban y el Chino no sabía que hacer porque en las semanas que había observado a los conductores de autobús, ellos hacían las curvas abriendo mucho el vehículo para girar. El examinador pisó con fuerza el freno que lleva en su lado del vehículo y se pudo sentir el ABS tomando control de la situación.

Salga ahora mismo del coche. Está suspendido. Usted es un peligro para la circulación. Por Dios, podíamos haber muerto ? dijo el examinador aún enfurecido y tratando de soltarse el cinturón de seguridad para huir. El profesor del Chino ya había salido del vehículo y los miraba respirando entrecortadamente desde la acera, sabiéndose a salvo de otra posible desgracia.

¿Chino aprobar no? ? Preguntó inocentemente

¡Ni de coña! ? le dijo el examinador zanjando el asunto